Andrés Martínez Ramoneda

Profesional audiovisual y melómano a tiempo completo, cuando no estoy escuchando música… estoy escuchando música. Tengo la enfermedad del musiquero, como afirma el célebre crítico musical Diego A. Manrique: "Uno de los síntomas del musiquero es la recurrencia de canciones, como si tuvieras en la cabeza un jukebox caprichoso".
9 ARTÍCULOS

Artículos

Of Monsters and Men – Fever Dream

Después de cuatro años de silencio, Of Monsters and Men nos traen una tercera referencia de estudio que lleva por título Fever Dream. En...

Two Door Cinema Club – False Alarm

Nueve años han pasado desde que se publicó Tourist History (2010), aquel primer álbum de estudio que llevó a Two Door Cinema Club a...

Alex Lahey – The Best of Luck Club

Parece que Australia vive un idilio con la música de guitarras. En nuestras antípodas se lleva gestando un movimiento importante de artistas devotos de...

Oso Leone – Gallery Love

El respiro de seis años que se han dado los mallorquines Oso Leone desde su segundo trabajo Mokragora (2013), tiene todo el sentido del...

Ibibio Sound Machine – Doko Mien

Las fronteras y los límites no existen para Ibibio Sound Machine. Establecidos en Londres pero imponiendo los sonidos afrobeat más frescos y urbanos de...

Wallows – Nothing Happens

Es bastante común entre los artistas probar suerte en disciplinas culturales que están fuera de su ámbito de actuación. Véase actores o actrices que...

Beirut – Gallipoli

Habiéndose gestado a caballo entre Nueva York y Europa durante los últimos cuatro años, los Beirut de Zach Condon están de regreso con “Gallipoli”,...

J Mascis – Elastic Days

No muchos músicos de una insigne banda pueden vanagloriarse de haber desarrollado una trayectoria en solitario tan sólida al margen de su agrupación habitual...

Holy Bouncer – Holy Bouncer

Los barceloneses Holy Bouncer son una de esas bandas que tienen un objetivo claro en la vida: dejar huella en la música. Y están...
error: ¡Contenido protegido!