Kevin Morby anuncia y detalla Sundowner, su próximo álbum

Ya disponible “Campfire”, un primer adelanto en cuyo videoclip ha participado Katie Crutchfield a.k.a. Waxahatchee

Tan solo un año después de publicar su “elegante, maduro y cautivador” Oh My God, un álbum que en realidad no llegamos a saber si supone una “verdadera búsqueda trascendental del sentido de la vida o no es más que un pretexto para plasmar una mirada retrospectiva al dolor y el caos del pasado reciente”, Kevin Morby nos sorprende anunciando su próximo trabajo en el formato de larga duración.

Una representación del aislamiento, del pasado y de un futuro incierto

Sundowner se publicará al completo el próximo 16 de octubre a través de Dead Oceans. Las canciones surgieron hace algunos años, cuando Morby regresó desde Los Ángeles a una casa vacía en su Kansas City natal. Allí empezó a “componer canciones y reflexionar sobre todo lo que había construido hasta ese momento”. Pasó el invierno prácticamente aislado, aunque la situación cambió cuando Katie Crutchfield a.k.a. Waxahatchee empezó a visitarle, pasando en su casa semanas enteras.

“Su amor fue moldeándose en aquel tranquilo refugio lejos de sus vidas en la carretera”, explica la nota de prensa. “Compartieron multitud de cosas, incluida una mutua melancolía que solía acrecentarse todos los días al atardecer”. Ellos empezaron a definirse a sí mismos como “sundowners”.

Y así es cómo, más o menos, surgió la colección de canciones que ha acabado conformando Sundowner, registrado mayoritariamente con un cuatro pistas Tascam 424: “Compuse todo el disco con los cascos puestos, encorvado encima del Tascam, grabando mi voz y la guitarra, dejándome llevar por la calidez de la cinta, como si hubiera otra versión de mí mismo viviendo ahí dentro, cantándole al yo de aquí fuera”, recuerda Morby. “Estaba hechizado por la magia del cuatro pistas, no solo como un aparato de grabación, también como si fuera un instrumento en sí mismo. Acabó convirtiéndose en el coautor de las canciones”.

Bellas tonalidades crepusculares

Después, para afrontar el proceso de grabación, Morby y el productor Brad Cook eligieron el estudio Sonic Ranch de Texas, y se marcharon allí en enero de 2019 con la intención de grabar el disco lejos de cualquier litoral, en el mismo corazón de América. “Mi objetivo era capturar la cadencia de aquello que descubrí en el cuatro pistas, pero hacerlo en tres dimensiones. Brad me pareció la persona perfecta para llevarlo a cabo”, dice Morby.

Aparte del bajo y algunos teclados tocados por Cook, Morby tocó el resto de los instrumentos en el disco: guitarra solista, melotrón y el arma secreta del disco, un armonio ligeramente desafinado. En la última parte de la grabación, James Krivchenia se unió para grabar batería y percusiones. Morby explica un poco más del disco:

Es una representación del aislamiento. Del pasado. De un futuro incierto. De provisiones. De un presagio. De un ciervo muerto. De un icono. De un hotel rural de Kansas dedicado a Los Ángeles. De hogueras ondulantes, una sirena y una autopista alineadas en el pelo de un conejo. Una representación del agitado sentimiento que produce el cielo rosa anunciando que otro día llega a su fin cuando las luces de las farolas y de las casas se encienden.

Como primer adelanto, Morby ha estrenado “Campfire”, una canción que se ajusta bastante bien a la descripción global del álbum: “un intento de ponerle sonido al atardecer del centro de América, lleno de una profunda belleza, aunque no siempre inmediata”. En el videoclip oficial del tema, rodado en Castle Rock (Kansas) y dirigido por Johnny Eastlund y Dylan Isbell, aparecen solamente Morby y su pareja Katie.

Tracklist Sundowner:

  1. “Valley”
  2. “Brother, Sister”
  3. “Sundowner”
  4. “Campfire”
  5. “Wander”
  6. “Don’t Underestimate Midwest American Sun”
  7. “A Night at the Little Los Angeles”
  8. “Jamie”
  9. “Velvet Highway”
  10. “Provisions”

error: ¡Contenido protegido!