Burger Records echa el cierre tras las diversas acusaciones de abuso sexual

El sello independiente californiano era uno de los más laureados dentro de la escena garage

Durante el pasado fin de semana, un grupo anónimo de mujeres decidieron compartir a través de un perfil en Instagram (Lured_By_Burger_Records) las diversas experiencias de abuso sexual que sufrieron por parte de empleados y músicos asociados al sello Burger Records (algunas, incluso, cuando aún eran menores).

Algunos de esos nombres son The Growlers (su guitarrista ha sido acusado de violar a una joven en dos ocasiones), SWMRS, Cosmonauts o The Buttertones. Por ejemplo, Lydia Night, vocalista de The Regrettes, ha emitido un extenso comunicado detallando su tormentosa relación con Joey Armstrong (batería de SWMRS e hijo de Billie Joe Armstrong de Green Day).

A tenor de dichas acusaciones, la disquera californiana anunciaba su intención de realizar “grandes cambios estructurales” para luchar contra “la cultura de la masculinidad tóxica”. Mientras que el co-fundador y director Lee Rickard dimitía, el también co-fundador Sean Bohrman comunicaba que planeaba retirarse. El sello confirmaba su cambio de nombre a BRGR RCRDS y Jessa Zapor-Gray asumía el rol de presidenta interina. Anoche, sin embargo, Bohrman anunciaba el cierre total y definitivo de la discográfica.

Dicha decisión parece motivada por el abandono final de Jessa Zapor-Gray, quien ha emitido un comunicado explicando los motivos de su decisión. “Mi plan era comenzar rápidamente evaluando si el sello podía salvarse y convertirse en algo mejor, y después entregar una discográfica funcional a una futura administración no relacionada con los fundadores, o, si me daba cuenta de que la reconstrucción no era posible, organizar y preparar el sello para su cierre”, detalla Zapor-Gray. Y continúa:

Cuando me pidieron que asumiera este cargo, creía que valía la pena arriesgarse a tener la oportunidad de asumir un papel en el cambio positivo real y duradero dentro de Burger Records y en la escena de la música indie. Tras una revisión más profunda, he informado a Burger Records que ya no creo que pueda lograr mis objetivos previstos al asumir el papel de liderazgo en el clima actual. Por lo tanto, he decidido alejarme completamente del sello para centrarme en mis otros proyectos.

Bohrman ya ha declarado a diversos medios estadounidenses que el cierre es definitivo y que no tienen ninguna intención de resurgir bajo otra denominación (tampoco como BRGR RCRDS). El mensaje final es más que claro: “That’s all, folks”. Asimismo, los perfiles de Burger Records en Twitter, Facebook e Instagram han sido desactivados.

error: ¡Contenido protegido!