Slow Hollows

Slow Hollows –
Actors

En Actors, los norteamericanos Slow Hollows realizan una vasta exploración de producciones complejas y sin género definido, con doce títulos que combinan diversas sonoridades y cambios rápidos de estilo. Sin embargo el verdadero descubrimiento detrás de Actors es su atento examen de las preocupaciones e incertidumbres de la vida propias de la transición a la madurez.

Muchas bandas toman la experimentación como su modelo a seguir para inspirarse y diseñar un sonido sin barreras de géneros e inmune a las etiquetas. Algunos llegan a dar en la diana y otros acaban sonando a un pastiche barato sin sentido alguno. Por fortuna, los norteamericanos Slow Hollows pertenecen a ese primer grupo. Sus esfuerzos anteriores fueron un claro ejemplo de banda adolescente con aspiraciones a convertirse en la nueva sensación del indie-rock, con un sonido marcadamente guitarrero y una rítmica que lo aupaba. No obstante, su estilo ya navegaba en una coyuntura donde se percibían ramalazos de post-punk, lo-fi indie o dream-pop.

Una evolución lógica y certera

El universo musical de Slow Hollows se compone de astros sonoros que colisionan entre sí y se fusionan para dar lugar a un sonido particular y característico.

A día de hoy, el universo musical de Slow Hollows se compone de astros sonoros que colisionan entre sí y se fusionan para dar lugar a un sonido particular y característico.

Pero esta interesante propuesta no nos pilla desprevenidos si nos fijamos en su frontman, Austin Anderson, quien ha aportado pinceladas guitarrísticas a trabajos de Frank Ocean y Tyler, the Creator.

Y rodeados de todo este hype llega Actors, un tercer larga duración que supone la culminación de un recorrido en el que han moldeado un sonido más maduro y ambicioso.

Fotografía: Ben Tan

La culminación de un sonido más maduro y ambicioso

Una nueva referencia con la que parecen ponerse las pilas para trascender los elogios de “prometedora banda underground” y dar un paso adelante en su trayectoria.

El álbum abre con la homóloga femenina al título del disco, “Actress”, dirigida por un sutil saxo jazzístico que se complementa con un ritmo de percusión y que sirve para fijar la atmósfera general del LP. 

Pero el tercer álbum de los angelinos es más especial desde que su misma secuencia, que no incluye cortes entre pistas, ha sido pensada para ser escuchada como un todo. De este modo pasamos de la introducción de “Actress” al single y punto álgido “You’re Now on Fire”, que sube el tempo y vaga brevemente en el terreno del alt R&B para regresar rápidamente a las coordenadas del indie-pop luminoso.

Otra de las perlas de Actors es la sensual “Heart”, en colaboración con Tyler, the Creator para una mágica producción llena de arreglos nítidos teñidos de alt R&B. Con una lista de canciones muy distinta y una variedad de decisiones de producción, Actors nos lleva de baladas indie con guitarra (“Cowboy”, “Hell”) a pistas de jazz o sintetizador (“Posture” , “Come Back In”) y hasta a ciertos coqueteos con el jungle  (“Young Man”) sin despeinarse.

Un inesperado viaje repleto de matices

Slow Hollows hacen un gran trabajo con sus desvíos sonoros, sumergiéndote en un viaje inesperado a primera escucha y obligándote a repetir varias veces para captar la riqueza de todos sus matices.

Podríamos decir que la pista más intensa del álbum es “Two Seasons”. La melodía de piano es deliciosa, desde sus elecciones sonoras casi religiosas hasta su apasionada narración. Se separa del piano con guitarras distendidas y líneas de bajo relajadas. 

Otra de las piezas que rivaliza con “You’re Now on Fire” como pista culminante del disco es “Blood”, una maravilla de pop sofisticado y fascinante que navega a través de corrientes sónicas de pura fantasía. “Blood” es una demostración de la destreza musical de estos muchachos a una edad tan temprana.

El single “Get Along” tiene este inquietante sonido de repetición una y otra vez que acaba en la fascinante voz para agregar al efecto general y la convierte en otro de los highlights del disco. El ocaso del LP llega conHeart (Reprise)”, una versión simplificada de la canción anteriormente mencionada. Si bien ambas pistas son estelares, la interpretación de repetición es más emocional.

Con Actors, Slow Hollows se elevan a nuevas cotas sonoras mientras diversifican su sonido y lo musculan para crear un LP repleto de belleza y profunda reflexión. Este nuevo lanzamiento confirma que los de Los Ángeles han dejado atrás sus años de juventud y abren una nueva etapa artística que se antoja tan interesante como imprevisible.

error: ¡Contenido protegido!