“Ob-La-Di, Ob-La-Da” de los Beatles es, según la ciencia, la canción pop más perfecta

Seguida muy de cerca por “Invisible Touch” de Genesis y “Hooked on a Feeling” de BJ Thomas

A pesar de lo que pensaba John Lennon, quien llegó a describir “Ob-La-Di, Ob-La-Da” como “música de mierda para abuelas” en palabras del ingeniero Geoff Emerick, esta composición escrita por Paul McCartney durante el auge del reggae en Gran Bretaña y que debe su título al músico nigeriano Jimmy Scott, acaba de ser declarada la canción pop más perfecta de todos los tiempos según un estudio del Instituto Max Planck en Alemania.

La vida sigue…

Para llegar a tal conclusión, los investigadores analizaron 80.000 progresiones de acordes extraídas de unas 700 canciones publicadas entre 1958 y 1991. Utilizando una máquina de aprendizaje automático (estamos en la era del machine learning, sí), cada acorde recibió una nota concreta basada en cuánto de “sorprendente” era comparado con el acorde anterior.

Después, los investigadores introdujeron el ‘factor humano’ al reproducir las mejores secuencias de acordes de 30 canciones a un total de 39 voluntarios, despojadas previamente de las letras y las melodías para hacer que la canción original fuera irreconocible. Se les pidió a los voluntarios que calificaran cuánto de agradable sentían que era cada acorde. El estudio encontró que, cuando los voluntarios estaban relativamente seguros de qué acorde vendría a continuación, disfrutaban de ser sorprendidos al equivocarse. Y ahí es donde, presumiblemente, “Ob-La-Di, Ob-La-Da” sale ganando.

Según The Times, Vincent Cheung (un estudiante de doctorado en el instituto alemán), dijo: “Es fascinante que los seres humanos obtengan placer de una pieza musical simplemente por cómo se ordenan los sonidos en el tiempo. Las canciones que encontramos más agradables logran un buen equilibrio entre nosotros sabiendo lo que sucederá después y sorprendiéndonos con algo que no esperábamos”. La composición de The Beatles es, en ese sentido, la canción pop más cercana a la perfección, seguida muy de cerca por “Invisible Touch” de Genesis y “Hooked on a Feeling” de BJ Thomas.

Es curioso que, además de lo que dijo Lennon por aquel entonces, tanto él como George Harrison y Ringo Starr vetaron que “Ob-La-Di, Ob-La-Da” se publicara como single. Por si eso fuera poco, John no estaba para nada contento y llegó a enfadarse bastante porque McCartney dedicó más tiempo a esta canción que a cualquier otra del White Album (1968).

error: ¡Contenido protegido!