Tame Impala estrenan “It Might Be Time” y detallan el lanzamiento de su nuevo disco

The Slow Rush se publicará, oficialmente, en febrero de 2020

Tame Impala acaba (o acaban, dependiendo de si lo entendemos como una banda con personalidad propia o como el proyecto unipersonal de Kevin Parker) de estrenar “It Might Be Time”, una nueva canción algo menos chiclosa que las anteriormente publicadas este año y la cual estará incluida en su recientemente anunciado The Slow Rush que Parker ha grabado entre Los Ángeles y su estudio casero en Fremantle (Australia). También se ha encargado de la mezcla y producción del registro.

Un estallido dinámico de punzante pop progresivo

Ese su próximo cuarto álbum de estudio, además, ya tiene fecha de publicación definida: 14 de febrero de 2020. Sí, coincidiendo con el Día de San Valentín. La verdad es que, aun sin conocer el resultado final, no habrá mejor cita posible tras cinco años esperando el sucesor de Currents (2015). La nota de prensa detalla:

“It Might Be Time” es tu sombra paranoica pisándote el talón de Aquiles. Es la horrible idea de que tu carisma se ha ido a dar un paseo y puede que no vuelva. Es dudar de ti mismo y preguntarte: “¿Aún lo tengo? ¿Alguna vez lo tuve?”. Tu observador interno paranoide mofándose de tu propia negación, diciéndote que te despiertes y aceptes que tu momento pasó.

Un estallido dinámico de punzante pop progresivo, “It Might Be Time” se construye sobre un ‘groove’ de teclado palpitante e insistente, atravesado por baterías que vienen y van. Toda una bomba psicodélica amenazando con explotar. “It Might Be Time” es un potente adelanto de lo que Tame Impala tiene preparado para 2020.

En The Slow Rush, Parker bucea por las profundidades de los océanos del tiempo. Comparando una vida entera con un rayo, o viendo grandes acontecimientos pasar mientras miras tu teléfono. Es un himno a la creación y a la destrucción, y al eterno ciclo de la vida. Parker contó al New York Times a principios de año: “Muchas de las canciones hablan del paso del tiempo, de ver pasar tu vida como destellos ante tus ojos, ser capaz de ver claramente tu vida desde un determinado punto. He sido barrido por esa noción del paso del tiempo. Hay algo muy embriagador en ello”. La portada del disco fue creada en colaboración con el fotógrafo Neil Krug, y simboliza la humanidad entera devorada por la naturaleza en un abrir y cerrar de ojos.

A pesar de que no se ha revelado el tracklist definitivo, sí sabemos que The Slow Rush abarcará un total de doce canciones, entre las que se incluyen esta “It Might Be Time” y “Borderline”, pero no aquella “Patience” con la que Kevin Parker rompió su silencio hace unos cuantos meses. Cabe destacar que el propio Parker confesó haber querido cambiar demasiadas cosas de esa canción después de publicarla, así que parece que no ha quedado muy contento con su resultado.

error: ¡Contenido protegido!