Whitney: «Con Forever Turned Around buscábamos algo tranquilo y cálido»

Estamos seguros de que cuando termine esta década, uno de los grupos que con más cariño recordaremos de ella será Whitney gracias a esas canciones que tanta paz nos dan. Aprovechando la publicación de su nuevo larga duración, hablamos con Max Kakacek.

Seguramente, somos unos cuantos los que hemos despedido el verano con Forever Turned Around, el esperado segundo disco de Whitney. Julien Ehrlich y Max Kakacek lograron en 2016 no sólo uno de los álbumes debut más destacados de aquel año, sino uno de los mejores discos internacionales en general que tuvimos el placer de escuchar. Su folk adorablemente épico de trompetas y falsetes marcó lo que para mí fue “el verano de Whitney” debido a ese carácter campestre que evocaba los paisajes más soleados del territorio norteamericano y ese positivimo agridulce de miedo y emoción hacia lo desconocido, de despedir relaciones que llevaban años formando parte de tu vida y dar la bienvenida a lo que está por llegar.

En esta ocasión, Whitney han decidido esperar al final de las vacaciones para volver y, a pesar de las ganas que teníamos de repetir aquel verano de 2016, creo que el momento de lanzar Forever Turned Around no podría haber sido más acertado. Al contrario de su debut, esta vez nos encontramos con un disco más pausado y dominado completamente por los medios tempos, en el que la euforia disminuye y la melancolía se acentúa para lograr un trabajo más íntimo que su predecesor. Pero no adelantemos análisis ni opiniones y centrémonos, por el momento, en lo que Max ha querido contarnos acerca de este nuevo trabajo y de su banda.

Han pasado tres años desde la publicación de vuestro álbum debut, pero si mal no recuerdo leí hace tiempo que empezasteis a trabajar en este segundo disco poco después de acabar el primero. ¿Cómo se ha acabado alargando tanto el asunto?

No sé dónde leerías eso, pero realmente no; no empezamos a trabajar en el segundo disco hasta un par de años después del primero. Estuvimos dos años enteros girando, luego regresamos, descansamos un poco y no empezamos a trabajar en el nuevo disco hasta bien entrado 2018. Queríamos pasar todo el tiempo posible de gira con Light Upon the Lake y después nos llevó un par de meses entrar en el mood adecuado para componer y centrarnos en el nuevo álbum.

Light Upon the Lake fue muy bien recibido, pero han pasado tres años y, aunque en realidad no es tanto tiempo, ahora vivimos muy rápido. ¿Teníais miedo de que la gente perdiese interés en vuestra música?

No. [Risas] Quiero decir: era algo que podía ocurrir, pero, como pasábamos tanto tiempo tocando, veíamos a nuestros fans en los conciertos y sentíamos que teníamos una fanbase muy consistente. Desde mi punto de vista, dos o tres años no son mucho tiempo, ya que desde dentro de la banda todo ocurre muy rápido; pasas un tiempo de gira y a la vez vas viendo cómo se desarrolla la relación entre los miembros de la banda. Para nosotros esto es un proyecto con futuro, por lo que tres años no nos parece tanto.

A juzgar por vuestras historias de Instagram, parece que viajáis un montón y pasáis mucho tiempo en el campo. ¿Normalmente escribís vuestras canciones al aire libre?

Depende. Hay canciones como “Valleys (My Love)” que se escribieron (o al menos empezaron a escribirse) en el campo, en Montana. Otras por la zona de Camden East, en Canadá, pero después tenemos piezas como “Song for Ty” o “Giving Up” que nacieron en la ciudad. No importa mucho dónde estemos, si nos viene una idea la escribimos.

Fotografía: Olivia Bee

No sois ese tipo de artistas que necesitan estar siempre en un lugar concreto a la hora de escribir o de lo contrario se bloquean.

No, para nada. Diría más bien lo contrario: creo que parte de nuestro proceso a la hora de componer tiene que ver con estar en muchos sitios, desde Chicago hasta Portugal, Ottawa, California… Julien y yo hemos viajado por todas partes y nos gusta ese continuo cambio de escenario conforme vamos avanzando.

Hay muchos músicos e instrumentos en vuestras canciones. ¿Cómo funciona vuestro proceso de grabación? ¿Grabáis todos juntos tocando en directo o uno por uno?

Esto también depende de la canción, tratamos cada una como mejor creemos que se ajusta. “Rhododendron”, por ejemplo, la grabamos todos juntos sin overdubs, al igual que “A Friend of Mine” también la hicimos más o menos en directo con la batería, el bajo y los teclados, y después añadimos overdubs. Estoy intentando pensar una que fuese distinta… “Valleys” la grabamos pista por pista: primero batería, luego bajo. Ya te digo, hacemos un poco lo que sentimos que viene mejor a cada una.

¿Y los arreglos os vienen sobre la marcha o trabajáis cada uno por separado?

Muchas veces son algo bastante colaborativo, sobre todo entre los teclados y las guitarras. Siempre empezamos con acordes básicos y vamos modificando cosas, aunque alguna vez también se nos ocurre algo más tarde.

Por cierto, ¿cuál es tu canción favorita del disco?

Depende del día. En directo me gusta mucho tocar “Forever Turned Around”, aunque ahora también hemos empezado a incluir “My Life Alone” y me gusta mucho. Si estás dando un buen concierto, las canciones que estás tocando esa noche o que mejor crees que están saliendo se convierten en tus favoritas, pero es algo que cambia continuamente.

Los dos álbumes que habéis publicado hasta la fecha duran poco más de media hora. ¿Hay algún motivo en concreto por el que preferís no hacer discos más extensos?

Creo que tanto a Julien como a mí nos gustan los discos de diez canciones. O sea, tiene que ver más con el número de canciones que con la duración en sí misma; muchos de los discos que más nos gustan tienen diez canciones y queríamos mantenernos un poco fieles a eso. Creo que decir lo que necesitas decir de la forma más eficiente es una de las cosas más importantes.

La verdad es que yo agradezco los discos breves porque me resulta complicado encontrar una hora y media para escuchar un álbum largo del tirón. [Risas]

Sí, eso es verdad. Yo creo que, en ese sentido, sí intentamos hacer algo bastante compacto, pero quién sabe si en el futuro nos aventuraremos hacia un disco realmente largo… No nos cerramos tampoco a ese tipo de cambios y a lo mejor alguna vez nos apetece afrontar ese reto de hacer canciones de ocho minutos con muchas partes, breaks y demás.

Fotografía: Sandy Kim

La mayoría de vuestras canciones están muy relacionadas con vuestras propias experiencias personales o inspiradas en ellas. ¿Creéis que es algo indispensable para vosotros a la hora de escribir?

Cuando pasas mucho tiempo de gira todo se acaba volviendo un poco mecánico. Entonces, cuando acabas y vuelves a retomar tu vida fuera de los conciertos necesitas recuperar un poco tu identidad; volver a tener una vida más doméstica durante un tiempo, asentar lo vivido en la carretera durante esos años, estar en casa, experimentar buenos y malos momentos… Ese tipo de cosas.

Forever Turned Around está compuesto mayoritariamente por medios tiempos, mientras que Light Upon the Lake tenía más variedad en cuanto al ritmo de las canciones. ¿Buscabais esa unidad y coherencia sonora o fue algo que simplemente ocurrió?

Simplemente ocurrió. Veíamos muchas posibilidades de exploración y experimentación en los medios tiempos, y quizás también como reacción a lo que hemos vivido durante estos últimos años buscábamos algo que se sintiese tranquilo y cálido en lugar de algo más agitado. Creo que esa energía que tenían algunas canciones de Light Upon the Lake esta vez se ha reservado más para el directo, ya que hay canciones en Forever Turned Around que suenan más enérgicas. Cuando estábamos grabando queríamos que sonase más dulce y relajado, y en directo hacer algo más movido porque es muy divertido.

Desde la publicación de Light Upong the Lake ha habido un montón de agitación política en todo el mundo y muchos artistas han hablado de ello. ¿Sentís que es una obligación del artista hablar de ese tipo de cosas o pensáis que también tiene que haber espacio para otros temas?

No creo que ningún artista tenga que sentirse obligado a hablar de nada en particular. Creo que la parte más positiva de crear algo es que puedes hacer lo que tú quieras y si quieres evitar o hablar acerca de un tema puedes hacerlo. Personalmente, creo que la política durante estos últimos años ha perjudicado a muchas minorías y ahí es donde tiene que haber un espacio, entre esas personas que viven marginadas y necesitan apoyo y hacerse oír. Creo que en este disco sí se refleja un poco esa confusión y frustración que nos ha dominado a la mayoría estos últimos años, pero la verdad es que de momento tampoco hemos intentado rellenar ese “vacío” en nuestras letras porque nos gustan las canciones con mensajes políticos muy universales, que hablan a varias generaciones y hacer eso es casi imposible. [Risas]

«La energía que tenían algunas canciones de Light Upon the Lake esta vez se ha reservado más para el directo»

De cara al futuro, ¿te gustaría probar sonidos completamente distintos a los de estos dos discos?

Sí, aunque todavía no sé cómo. El disco acaba de salir, así que de momento vamos a ir de gira y luego ya veremos cómo nos las apañamos. Queríamos explorar más ese sonido orgánico que conseguimos en el primer álbum e ir tan lejos con ello como pudiésemos, pero creo que ahora que lo hemos dominado intentaremos experimentar más en el futuro.

Vuestra música es bastante íntima. ¿Os gusta más tocar en festivales o en salas pequeñas?

Si te digo la verdad, el Primavera Sound es uno de mis festivales favoritos de todos los tiempos, pero nada es absoluto. Hay momentos increíbles en festivales y los hay también en salas. La parte íntima de las salas pequeñas es muy bonita, pero la diversión de los festivales también es muy gratificante. Al final, lo que nos gusta es hacer música y, para eso, cualquier sitio nos viene bien.

¿Tenéis planeado visitar España pronto?

Creo que sí. Vamos a ir por Europa en noviembre, no te sé decir de memoria a dónde, pero creo que es muy posible que vayamos por allí este año o el que viene. Ojalá toquemos en el Primavera, cruzo los dedos por ello.

error: ¡Contenido protegido!