“Quiéreme” y “Si Me Quiero” es el romántico nuevo doble single de Confeti de Odio

“Si me quiero, ¿por qué lloro en el metro?”

Tras coquetear con los sonidos urbanos en “Hasta Romper el Móvil” y versionar a Teen Suicide en “Hechizo”, Confeti de Odio vuelve con un doble single en el que defiende “el amor romántico, devoto y hasta el final”. Porque, indudablemente, es “el único capaz de ponernos los pelos de punta con sus letras y admitir que, en tiempos de sexo duro y no-me-acuerdo-de-ti, aún existe un corazoncito que, como la planta de Little Horror Shop, está en la trastienda, esperando a ser alimentado”. Brillante.

El último romántico de su generación

Ambas canciones, “Quiéreme” y “Si Me Quiero”, están compuestas por Lucas y grabadas por Juan Pedrayes (Carolina Durante, Axolotes Mexicanos), quien además se ha encargado de la producción junto a Carlos René. Éste, a su vez, ha trabajado las mezclas y la masterización. La nota de prensa remitida por Snap! Clap! Club explica el concepto del single:

La primera parte de este single, “Quiéreme”, construye una canción que debería sonar en todas las pedidas de manos, fiestas de compromiso, bodas indies y divorcios arrepentidos de aquí a los próximos cuarenta años.

Pero todo tiene un giro y también este vídeo. Cuando se apagan las luces y los GIFs dejan de girar, Lucas sigue solo. Con una guitarra sencilla arranca “Si Me Quiero” y las dudas comienzan a surgir. “He apuntado diez razones por las que yo valgo, parecen muchas pero luchan contra cien de lo contrario”. La bestia ha vuelto, la puerta se abre, el corazón devora a Lucas, todo está perdido.

Nuestra segunda canción recupera la parte triste, depre-pop, que ha hecho característica la música de Confeti de Odio y por la que gana más y más adeptos en las redes cada día. Amor y tristeza. “Es más difícil mentime a mí mismo, dormirme sin que lluevan sentimientos negativos. No disfruto con el sexo, no lo entiendo”. Entran los coros para alumbrar semejante ataque de sinceridad.

El hilarante y estupendo videoclip oficial del single, disponible bajo estas líneas, está dirigido por Alberto de Santos para la productora Tabaco (responsable del vídeo de “Milhouse” de Cupido). En él, tratan de “dar una vuelta a las plataformas de vídeos pornográficos y los pop-ups de matrimonios turbios ofreciendo, en cambio, chicos tristes, elixires para corazones abandonados, matrimonios por amor o bukakes de abrazos”.

error: ¡Contenido protegido!