Cinco momentazos del Festival Gigante 2019

El festival manchego reunió grandes nombres del circuito alternativo nacional

El Festival Gigante es casi un recién llegado a esto de las citas festivaleras, pero se está convirtiendo en una de las referencias en la zona de Castilla La Mancha por derecho propio. Concretamente en Guadalajara, donde ha celebrado su sexta edición reuniendo a lo mejor del circuito alternativo nacional al contar con artistas como Rayden, Zahara, Rozalén, Sidecars, Second o Ladilla Rusa en el Estadio Fuente de la Niña de la ciudad manchega.

Un cartel bien ecléctico, con cerca de cincuenta artistas y bandas repartidas en tres días para disfrutar de lo mejor del panorama indie nacional. En definitiva: un año muy especial en el que el Festival Gigante se hace aún más grande. Repasamos lo mejor que nos ha dejado esta su sexta edición.

Una estrella reivindicativa

Poco se puede decir de Zahara que no se haya dicho ya. La artista lleva de gira prácticamente desde que publicó su último disco, Astronauta (2018), y este verano ha tocado en la mayoría de festivales del país, con solventes actuaciones llenas de un público que ya corea sus nuevas canciones.

Su electrónico directo, la puesta en escena de los temas (algunos con coreografía) y la gran banda que lleva detrás, capitaneada por Martí Perarnau (MUCHO) a los teclados, coros y demás arreglos, fueron razones suficientes para nombrarla como la reina del festival. Eso y, claro, su recadito a Albert Rivera en el tema que cierra su directo: “Hoy la Bestia Cena en Casa”.

Fotografía: Bikus

La verbenita

Pero si hay una banda que fue capaz de poner a bailar al público del Festival Gigante 2019 y de convertir el escenario en una verbenita, esa fue Los Vinagres. El trío canario ya nos sorprendió el año pasado con su primer disco, Los Volcanes, en el que sacaron a relucir sin tapujos su vena más salsera en cada uno de sus rabiosos cortes de rock and roll.

Un concierto que divirtió a todo el mundo, con una puesta en escena sencilla, pero con canciones que animaban a moverse (“La Verbenita”, “Aunque llueva” o “Chibichanga”).

Fotografía: Bikus

El petardeo de Ladilla Rusa

A veces también apetece dejarse llevar en los festivales y disfrutar de canciones creadas sin complejos, con el único objetivo de pasarlo bien. Y ese parece ser el leitmotiv de Ladilla Rusa.

Un dúo que mezcla letras inverosímiles con potentes bases electrónicas e influencias del flamenco setentero de Las Grecas o Los Chichos. Un gustazo disfrutar de su petardeo con temazos como “KITT y los coches del pasado” o su mitiquérrima “Macaulay Culkin”.

El pop-rock en español sigue vivo

La banda liderada por el hermano de Leiva ha ocupado muy bien el hueco que dejó Pereza en nuestras vidas y ahora están a la vanguardia del pop-rock nacional. Tanto que fueron, junto a Zahara, quienes más público congregaron durante su actuación. 

Temas como “Fan de Ti”, “Fuego Cruzado”, “Cremalleras” o “Amasijo de Huesos”, dedicada precisamente a su brother, hicieron vibrar al respetable. Un concierto milimetrado al que, quizá, le faltó algo de duración, pero que cumplió las expectativas de todos los fans.

La fiesta para los que no querían ir a dormir

Por último, no podía faltar mencionar a Radio Arrebato DJs, la emisora responsable de muchos míticos festivales de Guadalajara que estuvieron pinchando variadas sesiones de pop, rock, soul, dance, techno (y lo que se terciara) en el Escenario Vibra Mahou, que fue el punto de encuentro más evidente para los amantes de la música electrónica y el baile desde la apertura de puertas hasta el cierre.

error: ¡Contenido protegido!