El joven Julien Chang detalla la publicación de Jules, su álbum debut

En él, Chang “fusiona melodías pop infecciosas y psych-rock experimental con improvisaciones progresivas de jazz y sofisticadas construcciones clásicas”

El asunto con los álbumes debut es, en los tiempos que corren, bastante complicado. Si se genera mucho hype alrededor, ante el cual los medios online solemos sucumbir, existe una gran probabilidad de que acabe decepcionando tanto al público como a la crítica. En cambio, si se opta por no hacer demasiado ruido, puede ocurrir que ni tan siquiera se goce de un mínimo de repercusión y, por consiguiente, ‘publicidad’. En el caso del jovencísimo Julien Chang no lo tenemos muy claro, y tal vez por eso sea incluso más llamativo.

Incertidumbre y experimentación

Nativo de Baltimore, actualmente se encuentra estudiando en la universidad, pero comenzó a llamar la atención de sus amigos y compañeros cuando decidió empezar a lanzar canciones durante su último año de instituto. Ahora se prepara para publicar Jules, su primer álbum de estudio, el cual editarán desde la discográfica independiente Transgressive Records el próximo 11 de octubre. Él explica:

El disco cobró vida a través de la incertidumbre y la experimentación, al igual que casi todo lo demás en la vida durante el verano antes del último año de instituto. Incluso en las últimas semanas de grabación no sabía qué tipo de álbum sería, pero creo que ese fue el punto de lograrlo: seguir mi inspiración indiscriminadamente y en cualquier medida.

Se trata de un registro auto-producido, grabado e interpretado por él mismo casi en su totalidad. En él, Julien “fusiona melodías pop infecciosas y psych-rock experimental con improvisaciones progresivas de jazz y sofisticadas construcciones clásicas” mientras abarca múltiples instrumentos a la vez.

Múltiples influencias para encontrar un sonido propio

Como decíamos, a veces la expectación y citar influencias muy grandes puede jugar una mala pasada. Durante este 2019 ya nos ha pasado alguna que otra vez, pero Julien Chang quiere lograr un producto ambicioso y, a la vez, coherente. Publicó “Of the Past”, el primer single, a mediados del pasado mes de julio, donde se mencionan influencias de Blood Orange e incluso Prince en el apartado instrumental, mientras que su voz trata de situarse en una división similar a Kevin Parker de Tame Impala. ¿Algo de Omar Apollo también? Chang dice que:

“Of the Past” es una canción para bailar. Saqué la mayoría de sonidos de un viejo sintetizador Microkorg que mi padre guardaba en una pequeña colección personal. Tenía un amigo del instituto que tocaba el piano de jazz y acabó participando [en “Of the Past”] porque un día nos quedamos hasta tarde después de clase y tenía un micrófono. Todo salió de manera orgánica, casi de casualidad.

Sin embargo, eso no es todo. El de Baltimore acaba de compartir un extenso segundo adelanto titulado “Butterflies from Monaco” (dura casi seis minutos), el cual es “coloreado por las texturas terrosas del blues y la música de raíces americana”. Se inspira, obviamente, en el concepto del efecto mariposa, mientras que su discográfica menciona nombres como Fleet Foxes o Grizzly Bear, además de otros más clásicos como los Beach Boys y The Beatles. Casi nada, ¿verdad?

Tracklist Jules:

  1. “Deep Green”
  2. “Of the Past”
  3. “Two Voices”
  4. “Moving Parts”
  5. “Candy Cane Rainbow”
  6. “Dogologue”
  7. “Memory Loss”
  8. “Somerville (Demo)”
  9. “Butterflies from Monaco”
  10. “A Day or Two”

error: ¡Contenido protegido!