Ty Segall: «Si sintiera que ya he escrito mis mejores canciones, habría dejado de componer hace mucho tiempo»

A punto de cerrar una década de lo más productiva, Ty Segall llega con First Taste debajo del brazo, consciente del camino recorrido pero huyendo de la tentación de quedar encadenado a su pasado.

El título del nuevo álbum de Ty Segall (First Taste) nos ha puesto a todos un poco nostálgicos. First Taste… ¿Recordáis a qué os supo Ty Segall la primera vez que lo escuchasteis? Ha llovido más de lo que parece desde aquellos primerísimos años de esta década: el trap no había llegado aún a la Península, el Parlamento tenía mayorías absolutas y parecía que el garage volvía a molar otra vez. De entre todas esas guitarras rascadas con virulencia, pronto destacó la figura de un rubio al que la etiqueta garage-rock se le iba a quedar realmente corta. Hoy Ty Segall es una realidad más que consagrada dentro del rock independiente, un artista con una influencia enorme que él mismo se empeña en relativizar: “sólo soy un fan de la música que disfruta haciendo música”, nos dice. Han pasado los años y podría decirse que de aquella efervescente ola de garage del siglo XXI hoy apenas pueden contarse tres o cuatro nombres que sigan en pie realizando trabajos realmente relevantes. Uno de esos nombres es el de Ty Segall, que, siguiendo su tradicional modo de producción estajanovista, no ha dejado de retarse a sí mismo año sí y año también luchando por derribar las paredes de su propio cuadro compositivo.

En fin, que la ocasión nos venía al pelo para volver a hablar, una vez más, de la vida, obra y milagros de nuestro eterno rey del underground, Ty Segall. Y como al final siempre acabamos repitiendo las mismas frases entusiastas, hemos pensado que sería mucho más interesante coger el teléfono y dejar que sea el propio Ty quien nos hable de su música y de lo que él quiera contarnos. Así que (y no sabéis la de tiempo que llevamos deseando poder escribir esta frase), hoy, en El Quinto Beatle, hablamos con el artista californiano Ty Garrett Segall:

Supongo que ya estarás harto de escuchar eso de que no paras de hacer discos y eres demasiado prolífico, es como un gran cliché en la prensa musical. No obstante, quería empezar la entrevista con esta pregunta: ¿qué es lo que te mueve a seguir componiendo música hoy en día después de tantos años y álbumes?

Mmm… Bueno, supongo que tiene que ver con el hecho de que no creo que haya terminado de probar y experimentar con distintos tipos de música y de crear distintos tipos de canciones. Si sintiera que ya he escrito mis mejores canciones, habría dejado de componer hace mucho tiempo. Aún tengo muchas ideas en mi cabeza que quiero probar y eso es lo que me inspira a hacer cosas nuevas; eso y, sencillamente, el día a día.

Desde que empezaste con el garage lo-fi, tu música ha ido adquiriendo matices y complejidad. En este último álbum podemos encontrar instrumentos como el buzuki o el koto, además de que el saxofón de Cronin está perfectamente integrado… ¿Cómo se dio esta evolución?

Lo cierto es que ha sido algo más natural que premeditado. Pero, para First Taste, decidí huir de la guitarra, al menos a la hora de componer las canciones. Me sentía estancado, ya estaba aburrido de ella y la verdad es que aún me siento un poco así; ahora mismo no me veo componiendo nada con la guitarra. Así que busqué nuevas maneras de componer y una de ellas era dar con instrumentos que no sabía tocar. Nada de componer con el bajo o la batería, ni la guitarra, traté de hacer música  desde el buzuki, el koto e instrumentos por el estilo…

«Para First Taste, decidí huir de la guitarra, al menos a la hora de componer las canciones. Me sentía estancado»

First Taste es un álbum más críptico e introspectivo, con una extraña coherencia interna. ¿Lo concebiste como un álbum conceptual?

No, no es para nada un álbum conceptual, pero estoy de acuerdo en que hay cosas distintas en este álbum que se ensamblan de una u otra manera, que las letras son muy diferentes… Pero no, no me planteé la composición de First Taste como un álbum conceptual.

Está claro que éste no va a ser el primer álbum de Ty Segall para mucha gente. Después de tantos trabajos, ¿por qué decidiste llamar a éste First Taste?

Bueno, el título no está pensado para ser literalmente ‘la primera impresión de Ty Segall’ o ‘el primer álbum’, ni nada por el estilo. El nombre del título tiene un sentido más bien literario y figurado que esconde un significado algo más profundo y oculto. Pero no quiero desvelarlo, nunca me ha gustado explicarme demasiado, prefiero que los oyentes lo descubran por sí mismos o se lo imaginen… 

Fotografía: Denée Segall

¿Y crees que First Taste podría ser un buen first taste para quien no conozca a Ty Segall?

[Ríe] Por supuesto. Aunque es diferente… Es un álbum completamente distinto a todo lo que he hecho hasta ahora, en mi opinión, pero sí, creo que sería una buena primera impresión.

Alguien en Reddit describió este álbum como ‘un hijo fruto del amor entre Emotional Mugger y Manipulator’. ¿Estás de acuerdo?

No sé, ¿tú qué opinas? [dirigiéndose a su esposa, que debe estar al otro lado de la habitación] Dice que si First Taste podría ser el hijo de Manipulator y Emotional Mugger… [A Denée parece que le convence la idea].

[Ríe] Bueno, yo no tengo muy claro lo de Manipulator, pero sí veo cierta semejanza con Emotional Mugger. Supongo que sería como una especie de cachorrito de Emotional Mugger… No sé. Creo que Mugger es la madre, pero no sé quién podría ser el padre de esta criatura…

Otro de los aspectos destacados de este álbum es el desarrollo instrumental, un terreno en el que parece que cada vez te mueves más a gusto, especialmente en tus directos. ¿Has pensado alguna vez en hacer un álbum completamente instrumental?

Sí, y de hecho estoy trabajando poco a poco en uno. Me gustaría hacer una especie de banda sonora falsa para una película. Es algo que tengo en mente, ¿sabes? No sé si a alguien le gustará, a lo mejor sólo me gusta a mí; pero sí, estoy tramando algo al respecto, aunque no tengo ninguna prisa.

En la canción “I Sing Them”, dices: “No pierdo el tiempo cantando las rimas de otros. Cantaré mi canción aunque no haya nadie, prefiero ser yo mismo a entonar tus melodías”. Como fan, creo que una de tus virtudes es sorprender al oyente con cada decisión que tomas. Sin embargo, aunque todos los álbumes sean diferentes, siempre suenan a Ty Segall. ¿Crees que, como músico, es importante tener un estilo personal?

Sí, desde luego. Hay muchas bandas que tienen un sonido genial, buenas canciones… Lo hacen todo prácticamente perfecto, pero no son especialmente únicas, sino más bien como una colección de antiguos éxitos, y eso está bien, pero creo que yo tengo mi propia personalidad, ¿entiendes? Y creo que eso tiene mucho que ver con la voz del grupo, la manera de cantar, porque los instrumentos, aunque aportan un estilo u otro a la música, tienden a parecerse mucho unos a otros entre los distintos grupos, pero la voz es el único instrumento inherente y propio de cada uno…

«Hay muchas bandas que tienen un sonido genial, buenas canciones… Lo hacen todo prácticamente perfecto, pero no son especialmente únicas, sino más bien como una colección de antiguos éxitos, y eso está bien, pero creo que yo tengo mi propia personalidad»

Me han preguntado muchas veces cuál es el mejor álbum para empezar a escuchar a Ty Segall. ¿Qué responderías tú?

No puedo responder a eso, no sé. No sería imparcial. Ahora mismo te diría que First Taste es mi álbum favorito. Pero no soy yo quien debería responder…

En ocasiones tus letras pueden parecer muy crípticas y metafóricas. Normalmente, la gente se fija más en las guitarras, el fuzz, la melodía… ¿Cómo de importante es la letra cuando compones un nuevo tema?

Tiene un papel importante, desde luego. Me gustan todos los tipos de letras: ya sean letras con un sentido poético o con un significado muy obvio o canciones de amor, canciones con letras que te presentan una escena surrealista y extraña o incluso canciones cuyas letras asocian palabras de manera más libre y cuyo objetivo es simplemente provocar una sensación o un sentimiento que ni siquiera tiene un significado concreto. Me encanta todo eso. Supongo que la importancia de la letra en sí depende del tipo de canción que quiera hacer. A veces incluso saco letras para mis canciones de una simple llamada telefónica, lo que demuestra que puedes dar significado a algo que, en principio, no lo tiene. Es como una idea que está en constante crecimiento, ¿sabes?

Fotografía: Denée Segall

Se rumorea que dentro de poco empezarás a grabar el siguiente álbum con Fuzz. ¿Puedes decirnos algo al respecto?

No puedo contarte nada, no sería justo. Sin comentarios…

Me encantan tus canciones más potentes, pero podría decirse que me enamoré de Sleeper y es, aún hoy, un álbum que escucho bastante a menudo. ¿Has pensado en volver a lanzar un álbum que vaya por esa línea folkie/acústica?

Sí, la verdad es que sí. Pero creo que aún no es el momento. Sleeper surgió en un momento muy concreto de mi vida y la verdad es que, mientras lo componía, sentía como si no tuviera control del tipo de canciones que estaba haciendo, simplemente aparecieron y no he sentido eso mismo con la guitarra acústica otra vez. Sí que tengo un montón de canciones con la guitarra acústica que podría tocar y reunir en un disco, pero no es lo mismo. Quiero hacer otra vez lo que hice en Sleeper, y eso depende del momento en el que ocurra. Pero sí, tengo muchas ganas.

Hace tiempo leí que tenías en mente experimentar con el hip-hop. ¿Crees que tendremos que esperar mucho para escuchar un álbum hip-hop de Ty Segall?

No sé si algún día haré o grabaré un álbum de hip hop, porque yo saldría cantando en él, y bueno… [ríe]. En todo caso sería algo completamente distinto. En aquella ocasión quise decir que tengo entre mis objetivos seguir explorando en esa dirección que se aleja un poco del rock tradicional, incorporando elementos menos convencionales…

He oído que John Dwyer (Oh Sees) y tú sois buenos amigos. Hace unos años publicasteis un split en el que cada uno versionabais la canción del otro y hace poco te hemos visto trabajando en la grabación y mezcla de Orc. Como ya sabrás, muchos de tus fans son también seguidores de Thee Oh Sees. ¿Crees que alguna vez sacaréis un álbum juntos u otro tipo de colaboración?

Más que un amigo, John es como mi hermano mayor. Nunca hemos hablado de sacar un álbum juntos, simplemente nos hemos apoyado el uno al otro en lo nuestro, pero, si alguna vez lo hacemos, sería la leche. Ahora mismo me temo que los dos estamos muy ocupados, pero, algún día, cuando nos hayamos relajado un poco, puede ser, suena muy bien… 

Parece que Denée supone una fuerza creativa muy potente para ti. ¿Cómo os conocisteis?

Es una historia muy larga. Pero el resumen es que nos conocimos por medio de un amigo que teníamos en común; se supone que yo debía ayudarla a conseguir un trabajo en San Francisco, pero yo acababa de dejarlo así que no fui de gran ayuda. Después la invité a comer algo y, bueno, el resto es historia… 

¿Eres consciente del impacto que tú y otros grupos de tu generación habéis tenido en bandas garajeras de una generación inmediatamente posterior alrededor del mundo, como por ejemplo aquí, en España?

Creo que no. Escucho cosas así a menudo, pero no me parece que ejerza una fuerte influencia en la gente. Es decir, no consigo escucharme a mí mismo o algo parecido por ahí… ¿Tal vez como una especie de versión distorsionada de mi grupo? No sé. Sí que veo que Thee Oh Sees tienen influencia enorme sobre un montón de gente y hay muchos grupos que intentan sonar como ellos, por ejemplo. 

«Tengo entre mis objetivos seguir explorando en esa dirección que se aleja un poco del rock tradicional, incorporando elementos menos convencionales»

Durante los últimos años, hemos podido verte de gira por España en distintos festivales y conciertos. ¿Prefieres tocar en festivales o conciertos más pequeños?

Sin duda prefiero salas de concierto o clubes, sitios más pequeños, me parece más divertido y conectas más con el público. También me gustan mucho los festivales y he pasado grandes momentos tocando en ellos. Aún me acuerdo de cuando toqué con los Muggers en el Primavera Sound, fue una locura. Yo estaba cómo: “¿Qué coño está pasando?”. Fue una locura. Pero aun así creo que prefiero tocar en espacios más reducidos.

Entonces, ¿tendremos oportunidad de verte pronto en alguna sala española con la Freedom Band o algún otro grupo?

Sí, estamos pensando en volver a Europa cuando terminemos esta especie de mini gira en Estados Unidos. Queremos hacer una gira por toda Europa y una de las paradas será España, pero aún no tenemos una fecha fija, quizá este próximo invierno. Todavía no tenemos nada cerrado, puede que sea dentro de cuatro meses o ya el año que viene… Estamos trabajando en ello ahora.

Entrevista traducida por Isabel Sanz Gil-Cepeda.

error: ¡Contenido protegido!