Oh Sees utilizan un banco de imágenes para ilustrar su nueva “Heartworm”

Tercer adelanto de Face Stabber, su próximo disco



Los Oh Sees suben la apuesta de cara a su nuevo álbum de estudio. Si en primer lugar nos mostraron la vigorosa, mutable y prácticamente inabarcable “Henchlock” para después moverse por coordenadas más ‘familiares’ en “Poisoned Stones”, hoy John Dwyer y compañía exhiben su faceta más abrasiva y directa a través de una de las pocas canciones del sucesor de Smote Reverser (2018) que duran menos de dos minutos.

Un atentado existencial contemporáneo

“Heartworm” es un buen gancho de derechas directo al mentón, cuyo videoclip resulta incluso más imprescindible. El director Joel Kyack encaja el sonido de la banda con una sucesión de imágenes random extraídas de bancos de imágenes, incluyendo compañeros de trabajo que se llevan sorprendentemente bien, despegues hacia el espacio, perrillos cariñosos, besos, camareros sirviendo bebidas en vasos, estornudos, flores, gente saltando en paracaídas… Todo es tan aleatorio que fascina. En palabras de Kyack:

La estructura rítmica simple, visceral e implacable de la canción me inspiró a organizar los archivos de vídeo en pequeños grupos temáticos: estornudos, golpes, brazos robóticos, etc., evitando la narrativa en favor de una simplicidad formal.

La calidad comercial particular de gran parte del material de archivo, junto con el estilo en que se presenta, evoca el atentado existencial contemporáneo sugerido por las letras de John Dwyer.

Face Stabber se publica al completo el próximo 16 de agosto a través de –como siempre– Castle Face Records. No nos cansaremos de repetir su descripción: “hip-hop de Soundcloud invertido, una lejana némesis del country contemporáneo y del vomitivo y flácido pop algorítmico”. Excitante.

error: ¡Contenido protegido!