Despiadado, pesimista y honesto. Así describe Robert Smith el nuevo disco de The Cure

“Quiero hacer algo que exprese el lado más oscuro de lo que he experimentado en los últimos años, pero de una manera que involucre a la gente”

The Cure siguen otorgando especial protagonismo a las canciones de Disintegration (1989) en los conciertos de su nueva gira. Pese a todo y tras aquellos shows conmemorativos, la pregunta más importante y evidente es: ¿cuándo podremos escuchar algo de su nuevo material de estudio? Pues resulta que tardaremos algo más de lo previsto, ya que el sucesor de 4:13 Dream (2008) se retrasa y no está acabado a estas alturas de la película.

Una única sesión más por delante

Pero que no cunda el pánico, ya que Robert Smith ha asegurado en una nueva entrevista que sería “extremadamente amargo” no publicar lo que será su decimocuarto álbum de estudio antes de acabar 2019. Según sus propias palabras y más específicamente:

Aunque, realmente, el concepto de lo que va a ser [el disco] no ha cambiado, es posible que sí tenga que modificar algunas partes. Es como si me hubiera echado un poco para atrás porque pensaba que ya estaríamos en la fase de mezcla cuando acabáramos la gira de festivales, pero en realidad volveremos a grabar tres o cuatro canciones cuando toquemos en Glasgow en agosto.

Me siento decidido a publicarlo en 2019 y sería extremadamente amargo si no lo hiciéramos. En algún momento tendré que decir “así se queda”, o de lo contrario seguiremos grabando como lo hicimos en el pasado. Y nunca mejora. Tenemos una sesión más por delante y habremos terminado.

Robert Smith también detalla que este nuevo disco, descrito en su momento como algo “muy oscuro e increíblemente intenso”,  ha ido cambiando con el paso del tiempo y las sesiones. “Estuvimos tres semanas en los estudios Rockfield de Gales a principios de año para intentar capturar algo del genuino pesimismo de las tierras galesas”, asegura el frontman de The Cure. “Sin embargo, hizo sol todo el tiempo. […] Sólo llovió una vez en tres semanas, lo cual creo que es un récord nacional para Gales”, añade.

Más cercano a Pornography que a Disintegration

El británico vuelve a especificar que tienen casi una veintena de canciones finiquitadas, en su mayoría “tristonas y pesadas”. Si por él fuera, publicarían dos discos ‘hermanos’ casi seguidos: uno más downbeat, pesado y triste, y otro más upbeat y animado. A pesar de ello, no tiene nada claro lo segundo. Más concretamente, Robert Smith habla acerca del paso del tiempo y sobre lo que ha podido cambiar él personalmente desde la publicación de 4:13 Dream. ¿Se reflejará eso en las nuevas letras? Él cree que no:

No creo que [yo] haya cambiado mucho. El núcleo de quien soy es el mismo. Al igual que todos, tengo días mejores y días peores. Creo que, en general, soy una persona más equilibrada que hace diez años. He experimentado, en gran medida, el lado más oscuro de la vida.

Antes escribía sobre cosas que creía entender. Ahora sé que las entiendo. Las letras que he estado escribiendo para este álbum, para mí, personalmente, son más verdaderas. Son más honestas. Probablemente, por eso el álbum en sí es un poco más pesimista y melancólico. Siento que quiero hacer algo que exprese el lado más oscuro de lo que he experimentado en los últimos años, pero de una manera que involucre a la gente. Algunos de nuestros álbumes, como Pornography y Disintegration, son despiadados. Equilibré Disintegration con algunas canciones como “Lullaby” y “Lovesong”, pero creo que este álbum es más como Pornography porque no tiene ninguna de esas canciones que aligeran el estado de ánimo.

Por último, vuelve a incidir en esa idea de que gustará a los fans más acérrimos de The Cure, pero no a los que vienen simplemente por los caramelitos pop: “Creo que alejará a cualquier tipo de audiencia pop que todavía tengamos”, asegura. Para acabar, explora la posibilidad de que éste fuera el último álbum de The Cure: “¿Qué hacemos si nos quedan en el tintero siete buenas canciones? Cuando quiera que termine, será una decisión honesta. No hay enredos de la discográfica. Sólo lo estamos haciendo nosotros. Nadie está tirando de la cuerda”.

error: ¡Contenido protegido!