Alternativas a los grandes nombres del Mad Cool Festival 2019

A menos de una semana para que vuelva a abrir puertas, estas son nuestras recomendaciones al margen de los cabezas de cartel del festival madrileño



Uno de los factores que más suelen darse en festivales potentes como el Mad Cool es el de tirarse de los pelos al mirar el cartel con retrospectiva y darse cuenta de que perdiste la oportunidad de pasarte a ver a artistas que ahora te encantan pero que en su día obviabas completamente. Muchas veces es difícil aventurar qué bandas terminarán pegando el salto, y más aún cuando ya tienen cierto bagaje a sus espaldas; por ello, siempre resulta útil realizar un sondeo previo atendiendo especialmente a la letra pequeña, ya que siempre encontraremos joyas que merecen la pena tanto o más que los grandes nombres, especialmente en un evento de carácter internacional.

Miles Kane

El precoz guitarrista británico se presenta en el festival camuflado bajo los grandes en el cartel, pero con una sólida carrera como solista y el cariño de un público que le sigue desde su hermanamiento con Alex Turner en los Arctic Monkeys y The Last Shadow Puppets. No existe duda al respecto del espectáculo que ofrecerá, con un repertorio enérgico de puro rock bien apuntalada con su último buen álbum, Coup De Grace (2018).

The Cat Empire

Los australianos vuelven a uno de los países donde más empatía logran con su público, y con nuevo disco bajo el brazo. Confluencia de géneros como el ska, el reggae o el funk pondrán patas arriba al festival en su primer día, precediendo a Rosalía y Bring Me The Horizon con un espectáculo que seguro que no tiene nada que envidiarles.

Tash Sultana

Virtuosa multinstrumentista, siempre es un placer verla desplegar su descomunal talento sobre los escenarios. Con poco más de veinte años saltó a la fama gracias a YouTube, lo que le ha llevado a desarrollar su carrera, culminando en el lanzamiento de su primer álbum de estudio el pasado año. Otro nombre australiano (junto a The Cat Empire, Wolfmother y Rolling Blackouts C.F.) que se suma al Mad Cool Festival 2019 para aportar eclecticismo y sacarnos del arquetipo de banda de rock convencional.

Parquet Courts

Un grupo altamente prolífico (acumula siete producciones en sus casi nueve años de existencia) que, sin embargo, difícilmente pasará de la mitad inferior de los carteles. No obstante, para los melómanos y curiosos varios siempre será un acierto pasarse por su escenario. Vienen alargando la estela de la gira de su último trabajo, Wide Awake!, disco que cosechó muy buenas críticas y posiciona a la banda de art-punk como una de las opciones más frescas y agradables de ver en el festival madrileño.

Jorja Smith

La personalísima nueva diva británica del R&B se dejará caer de nuevo por Madrid con las canciones de su brutal Lost & Found. Su música y actitud rezuman una madurez espectacular a sus veintidós años, y no sería descabellado aventurar un futuro que la termine ubicando en el Olimpo del género. Además, ha sabido dar forma a un concepto que la hace única, combinando con acierto soul, jazz e incluso pasajes de hip-hop. Imperdible.

black midi

Un grupo en boca de todos actualmente. Han pasado casi del instituto a los escenarios, y nos dejaron con la boca abierta en su actuación para KEXP el año pasado, dejando claro que no son una banda adolescente al uso. Una música compleja, no apta para todo el mundo pero que evidencia un virtuosismo y total control de sus herramientas (mucho ojo con ese batería), y recuerdan sin lugar a dudas a King Gizard & The Lizard Wizard. Merece la pena darle una escucha a su Schlagenheim y pasarse por su concierto en el Mad Cool, pese a renunciar a parte del de The National o Smashing Pumpkins.

Cat Power

Sentir a Chan Marshall en directo es un regalo. La veterana cantautora de Atlanta viene con su último disco, Wanderer, bajo el brazo, pero su mayor atractivo es el bagaje de temas inmortales como “Sea of Love”, “The Greatest” o “Metal Heart”, así como la vehemencia y magnetismo que desprende su defensa de las mismas en directo. Sin duda, una de las mejores opciones en los primeros compases del sábado.

Rolling Blackouts Coastal Fever

Los australianos abren la jornada del viernes, lo cual supone una muy buena oportunidad para disfrutar del adictivo ritmo pop-rock de estos chavales sin perdernos a ninguno de los grandes. Tras varios años de esfuerzos, en 2018 consiguieron poner en circulación su álbum debut, Hope Downs, un disco que entra solo desde la primera escucha y está contribuyendo a expandir la rica y heterogénea escena independiente australiana. Un concierto para disfrutar y combatir el calor, como una buena cerveza fría.

error: ¡Contenido protegido!