Los conciertos imprescindibles del Mad Cool Festival 2019

Queda un mes para el regreso de uno de los festivales que, pese a las críticas, se ha establecido como uno de los más potentes de nuestro país



Viene siendo habitual que la primera mitad del año pase como una ráfaga de viento, absorbidos por la rutina y atentos a las continuas novedades discográficas. Se disuelve el tiempo mientras uno empieza a hacer cábalas sobre la composición de los distintos carteles, qué combinación de artistas encajará en cada uno y con qué propuestas.

El Mad Cool Festival 2019 ha cerrado un line-up que, si bien ofrece gran eclecticismo y el contrastado renombre acorde a su precio, ha suscitado cierto descontento en parte de sus fieles. La primera clave ha sido la sucesión de confirmaciones. Atendiendo al resto del circuito habitual, lo que se ha terminado encontrando han sido más decepciones que sorpresas, sin ningún golpe de efecto final, con cambios de cabezas de cartel y algún que otro artista saltando de día. Otro factor que no ha sentado bien ha sido la denominada ‘Fiesta de Bienvenida’, anunciada a posteriori y añadiendo otro día más al festival al margen del abono, relegando a varios artistas potentes a una jornada previa.

No obstante, y a la espera aún de ver cómo encaja todo en los horarios, estas son las citas imprescindibles si vas a pasarte por allí:

The Cure

Historia viva de la música, con una carrera colosal a sus espaldas y una personalidad única, The Cure se presentan como la punta de lanza de esta edición. Robert Smith y los suyos cuentan con la ventaja del amor incondicional de sus seguidores, que seguramente colapsarán Valdebebas el sábado igual que ocurrió el año pasado con Pearl Jam.

A la espera de la salida de su nuevo disco, del que sabemos que será bastante denso, lo que se ha podido ver esta gira han sido conciertos de más de dos horas, en las que han casado con bastante clase sus temas más icónicos (que no son pocos). Como plus, Disintegration, el que muchos reconocen como su mejor trabajo, está de aniversario, y forma el grueso de sus setlist. Sin duda será uno de los momentos más mágicos que viva el festival cuando “Plainsong” lo envuelva todo y nos sumerja en dos horas de rock gótico.

The National

Una de las bandas más asentadas del planeta, de indiscutible talento y una seriedad digna de alabar a la hora de abordar su desarrollo sonoro y conceptual. Su trabajo ha ido virando hacia la introspección con los años, cediendo espacio a pasajes más ambientales y reflexivos pero conservando esa fuerza procedente del binomio que forman las percusiones con la voz de Matt Berninger.

Su último disco, I Am Easy to Find, ahonda en lo más profundo de las relaciones de pareja, aportando unos cuantos temas de gran belleza que serán un deleite para los oídos en directo, y seguro no acapararán una actuación que, inequívocamente, tendrá sacudidas de energía.

The Smashing Pumpkins

Otros históricos que están de vuelta, y con la formación original (casi) a la cabeza. Incombustibles y en estado de gracia, ponen la nota nostálgica y rebelde entre los grandes atractivos, junto a Prophets of Rage. Una banda que atesora también una ingente legión de seguidores, que con toda probabilidad se encargarán de que el suyo sea uno de los shows más multitudinarios. Su último trabajo, editado el año pasado, no aporta nada reseñable a un bagaje histórico que les sostiene como una de las bandas más icónicas de los noventa.

Vampire Weekend

Muchas ganas de ver a estos muchachos, que han dilatado en exceso su vuelta a los escenarios, aunque la espera haya merecido la pena. Father of the Bride es fresco y agradable, y con muy buena pinta de cara a unos directos en los cuales se echó en falta algo más de energía durante su última gira allá por 2013. Está por ver si en esta ocasión ponen patas arriba el Mad Cool o terminan durmiendo al personal, pero si hay que apostar aquí jugamos por lo primero.

Iggy Pop

Salvaje, irreverente, iconoclasta y anfibio, cualquier adjetivo se queda corto para describir a este portento del rock and roll, este histórico de la música alternativa y pionero del punk-rock con The Stooges. James Newell Osterberg ha hecho todo lo inimaginable para ser coronado en los altares de los más grandes, junto a leyendas como David Bowie o Lou Reed. Entre sus últimos trabajos destacan los realizados junto a Josh Homme (Kyuss, Queens of the Stone Age), a bordo del proyecto Post Pop Depression, y su colaboración con el clásico del techno Underworld. Además, recientemente ha girado junto a la banda francesa de rock alternativo The Limiñanas.

Sólo cabe esperar que no defraude y se decante por ofrecer un recital de sus más celebrados himnos, entre los que destacan el coreado “The Passenger”, “Lust For Life” o “China Girl”. Si todavía no has entrado en su fiebre alquímica de temazos, es imperdonable que acudas sin re-escuchar sus trabajos con The Stooges, desde su debut homónimo hasta Funhouse (1970), sin olvidar aquel monumental llamado Raw Power (1973).

Bon Iver

Justin Vernon se presenta como el único cabeza de cartel del jueves, aupado por una carrera muy interesante y llena de matices. Viene, como siempre, no exento de polémica, tras varias actuaciones decepcionantes junto a Aaron Dressner a los mandos de Big Red Machine, y con el protagonismo de su último disco 22, A Million (2016), que rompió con su vertiente habitual y dividió a crítica y público.

Desde luego, no va a ser un concierto arquetípico de festival, pero será un privilegio poder ver en directo a uno de los músicos más fascinantes del globo. Además, quizás presente parte de su nuevo material.

Rosalía

Aunque se ha decidido que encabece la polémica ‘Fiesta de Bienvenida’, lo cierto es que forma parte del cartel, erigiéndose como uno de los principales atractivos, una artista en boca de todos actualmente. Al margen de meternos en harina al respecto de su, desproporcionada o no, dimensión mediática, es evidente que su despliegue en el escenario es de una calidad incuestionable, así como el disco que la está llevando por escenarios de todo el mundo. Mucho hype con esta actuación.

Sharon Van Etten

Con cinco trabajos lanzados hasta la fecha, la compositora natural de Nueva Jersey puede presumir de haberse ganado la madurez artística después de todos estos años sobre los escenarios. Una carrera en la que no ha dejado de reinventarse, hasta conquistar todas nuestras almas con el más reciente Remind Me Tomorrow, una colección desgarrada de canciones (por donde destilan influencias tan dispares como Suicide, Portishead, Xiu Xiu o Arcade Fire) escrita desde lo más profundo del alma y que podremos degustar en directo durante este Mad Cool 2019. Sharon Van Etten está llamada a ser una de las mayores divas de la historia de la música con el paso de los años.

The 1975

La banda de pop alternativo de la que todo el mundo habla. Después de haber conquistado la escena anglosajona con su A Brief Inquiry Into Online Relationships, ahora prometen una segunda parte más introspectiva con Notes on a Conditional Form, para el cual la expectación es máxima (teniendo en cuenta que la fecha acordada para su publicación era mayo de 2019) ¿Tocarán alguna canción inédita en el Mad Cool 2019? Estamos ante una oportunidad histórica para verles en directo, ya que posiblemente nunca haya tanto hype por parte del público más mainstream, como del más alternativo. Eso es, básicamente, lo que les hace grandes: unir ambos puntos del espectro. Una banda que seguramente esté llamada a ocupar un lugar parecido en el que ya se encuentran ahora mismo otras como R.E.M., U2 o Arcade Fire.

Lauryn Hill

Un clásico del mundo del soul, el R&B y del hip-hop, Lauryn Hill es ampliamente reconocida por The Miseducation of Lauryn Hill, el cual supuso un éxito rotundo en los últimos momentos del siglo XX. Gracias a él, estableció su personalidad musical al margen de su antigua banda, los Fugees, con quienes saltó al estrellato al poner de moda una versión de “Killing Me Softly with His Song”, compuesta en 1971 por Charles Fox y Norman Gimbel. Ahora, años después, se ha convertido en todo un icono femenino de la música urbana y defenderá sobre el escenario del Mad Cool 2019 su trayectoria de la única manera que ella sabe: combativa, altiva y pasional.

error: ¡Contenido protegido!