Go Cactus: «Hemos apostado por una psicodelia menos abstracta, que se apoya más en los estribillos»

Go Cactus es directo. Go Cactus es intentar transmitir el sonido de las grabaciones en sala, pero multiplicando su potencia.

Si tuviera que hacer una lista de grupos revelación procedentes de la Costa Mediterránea sería imprescindible incluir en ella al trío mallorquín Go Cactus. Los protagonistas de nuestra entrevista de hoy han logrado que su psicodelia vuele desde tierras insulares hasta Barcelona, y por el camino se han ganado el corazón de un gran número de fans que han ayudado a formar una buena base para continuar un proyecto que empieza a brillar con luz propia.

Go Cactus son un jovencísimo grupo formado por los hermanos Pau y Joan Gual junto a su primo Joan Amengual. Juntos trasladan una pasión incontrolable por la psicodelia más pura y ciertas influencias anglosajonas. Tras su formación, en 2017 publicaron un EP debut titulado Hi, We Are Cactus, un trabajo auto-financiado y donde apostaron por canciones complejas y alejadas de los sonidos más mainstream del género.

Con su primer trabajo en el mercado, el trío balear emprendió una gira de presentación que les ha llevado a diversos puntos de la geografía española y de Estados Unidos, lugares donde la psicodelia está muy viva y donde comprendieron que el feedback del público es fundamental. Go Cactus es directo. Go Cactus es intentar transmitir el sonido de las grabaciones en sala, pero multiplicando su potencia.

Por eso, la publicación de su segundo media duración (Just for Tonight) supone un claro guiño a ese fandom que acude fin de semana tras fin de semana a cada sala, apostando por canciones más bailables y un estilo que, aunque se puede enmarcar dentro del mismo género, trata de enganchar a cada vez más público por medio de letras desenfrenadas.

Go Cactus afrontan su nueva gira con un currículum más que notable, tras haber conquistado a algún que otro productor norteamericano y después de haber sido incluidos por la plataforma Youtube Music en la lista ‘Ones to Watch’ junto a otras formaciones como Carolina Durante. Paso a paso se dirigen hacia un debut en el formato de larga duración que tratará de consolidar el buen hacer de estos tres jóvenes músicos.

Habladme de vuestros inicios.

Pau: Empezamos mi hermano Joan y yo a tocar en casa gracias a una guitarra que nos regaló nuestro padre. Se empieza con versiones, versiones y más versiones hasta que  creas un estilo propio. Fue entonces cuando empezamos a contar con nuestro primo, Joan.

Joan Amengual: Sí, ellos empezaron a coquetear con la psicodelia y al no encontrar bajista me ofrecieron colgarme el bajo, aunque no había utilizado uno en mi vida. Y la verdad es que, aunque mi instrumento base era la guitarra, me gustó muchísimo.

Pau: Es positivo que todo quede en familia, porque así dices siempre las cosas como son y la confianza es mayor.

Os estrenasteis con Hi, We Are Cactus, toda una carta de presentación para un público lejos de nuestras fronteras, ¿no creéis?

Joan Gual: No te creas. Nuestra obsesión era lanzar el trabajo fuera como fuera y, de hecho, fuimos nosotros mismos quienes pagamos todos los costes de la grabación en Palma de Mallorca. Es verdad que puede parecer una declaración de intenciones, pero por aquel entonces nuestro único objetivo era simplemente tener una base sobre la que construir el desarrollo del grupo.

Pau: Era la excusa perfecta para empezar a dar conciertos, aunque fueran pequeños.

Entonces, ¿aquel primer EP fue grabado al completo por vosotros? ¿Qué expectativas os generó?

Joan G.: Todo empezó gracias a una campaña de crowdfunding que realizamos, y con lo que conseguimos nos fuimos con Paco Loco a grabar. Una vez ahí, se lo enseñamos todo a nuestro Pink Tiramisú, que más que una discográfica es una distribuidora que coloca el producto en tiendas, y les gustamos. A partir de ahí fue todo más sencillo y empezamos a ser más visibles.

Hi, We Are Cactus es un festival de guitarras alocadas y potentes. ¿Creéis que cuajan estos sonidos con el público español?

Pau: Es cierto que esta música no suena mucho por aquí. Tú ves la mayoría de artículos periodísticos y la gente habla sobre todo de géneros como el reggaetón o el trap, ya sea para deshacerse en elogios o para criticarlos. Nosotros teníamos claro lo que significa apostar por un sonido tan psicodélico, pero no queremos rivalizar con ese tipo de música. Simplemente jugamos en otra liga para un público totalmente diferente que, aunque es más minoritario, también está más especializado.

Joan G.: La cuestión es que Go Cactus surgió de forma natural. Una música sin estribillos y con guitarras potentes que habrá a gente que le parezca horrible, pero que durante estos meses nos ha hecho ver que también hay mucho público de sala que está encantado de escucharnos. Y nos debemos a ellos.

La gira por Estados Unidos os ha ido muy bien. ¿Qué se respira en el ambiente musical de allí? ¿Cambia todo mucho?

Todos: Increíble. Los garitos de Nueva York son como los de las películas. [Risas]

Pau: Estados Unidos sigue teniendo un punto místico y mágico para todas las bandas de rock, en especial para la psicodelia, y es uno de los sitios donde las salas se llenan muy fácilmente. Para nosotros llenar salas allí es algo increíble. Tienen mucha cultura de música en directo y de pubs, y eso quizá sea lo que más les diferencia de nosotros.

Joan A.: Además, allí pudimos conocer a un sinfín de grupos con los que compartimos unas experiencias increíbles y gracias a quienes hemos aprendido muchísimo.

Joan G.: Los conciertos de sala son la columna vertebral de la música estadounidense, mientras que aquí se vive más de los festivales.

«Apostar por un sonido tan psicodélico supone que jugamos en otra liga, para un público totalmente diferente. Aunque es más minoritario, también está más especializado»

En Nueva York se fijó en vosotros el músico y productor Matt Verta-Ray, y os permitió grabar en su estudio. ¿Se puede desvelar el qué exactamente?

Joan A.: Él se lo ofreció a nuestro manager y fuimos encantados a su estudio. Era algo increíble. Un estudio en un sótano donde todo era analógico y muy retro. Ahí grabamos tres canciones la mañana antes de irnos al aeropuerto y en cuatro horas tuvimos todo listo. Es un productor que ha trabajado con muchísima gente que nos gusta.

Joan G.: Esto nos abre un montón de puertas allí. Todo empezó porque su mujer también es española y él quería contar con un grupo español para tenerlo entre sus grabaciones. Es maravilloso.

Habéis publicado hace poco Just for Tonight, vuestro segundo trabajo. ¿Qué novedades aporta este EP con respecto al anterior?

Pau: Hemos apostado por una psicodelia más lírica y menos abstracta, que se apoya más en los estribillos. Eso, como te decía antes, no es algo que abundase en nuestro debut. Creo que de esta forma apostamos por un formato más bailable para el directo, porque los estribillos de nuestro primer EP eran simplemente riffs.

Fotografía: Press

O sea, que habéis apostado por una psicodelia más ‘terrenal’ y sencilla para que el público pueda disfrutar más, ¿no? ¿Es difícil transmitir lo que se quiere con un género como este?

Joan A.: Nuestro primer álbum fue muy subjetivo y desde luego poco convencional. Entonces, creo que en Just for Tonight hemos querido salir un pelín de nuestra capsula de ideas y apostar por el show y el feedback con el público.

Joan G.: Queremos que el directo sea lo más parecido al disco y por ello hemos tratado de meter menos cosas. Aunque las canciones se hagan menos complejas instrumentalmente, queremos que el público salga de cada bolo con la sensación de que se le ha ofrecido aquello que esperaba escuchar. Aquello que le había gustado previamente.

¿Qué queréis transmitir al público con Just for Tonight?

Pau: Hablamos de situaciones que le pasan a todo el mundo. Nuestras canciones hablan sobre noches largas de fiesta, chicas, relaciones de amistad, desengaños y todas esas cosas.

Joan G.: Hay veces que no tiramos de experiencias propias y tan sólo las imaginamos. Solemos apostar por letras sencillas porque el inglés no es nuestro idioma materno y creemos que es la mejor forma de transmitir de forma directa conceptos clave como los que te hemos contado. La psicodelia si no se canta en inglés pierde su esencia.

¿Con qué temas os quedaríais del disco? ¿Tenéis alguna idea para los singles?

Pau: Esto es muy complicado. Tengo especial cariño al que da nombre al EP, o sea “Just for Tonight”. Esa canción, aunque sea solamente por el tiempo que la hemos dedicado, se lo merece. Es single y hemos hecho un vídeo con ella.

Con el paso de estos años, ¿en que creéis que habéis mejorado? ¿Qué os diríais a vosotros mismos hace tres años?

Joan A.: Hemos mejorado en el aspecto de poder plasmar en la música todo aquello que se nos pasa por la cabeza de una forma más ágil. El nivel de compenetración entre nosotros es cada vez más alto y natural, y cuando una idea se asoma por la cabeza de alguno de nosotros, rápidamente llega al resto. Imagino que es cuestión de práctica, pero antes tardábamos mucho más en poner en común una idea.

¿Tenéis en mente apostar por el formato de larga duración o creéis que hoy en día vale más la pena planificar una buena gira?

Pau: Nos apetece mucho sacar un LP porque tenemos infinidad de temas que aún no hemos grabado. Date cuenta de que, durante bastante tiempo, hasta la publicación de Just for Tonight, sólo teníamos 11 minutos de música publicados y con eso no puedes dar conciertos.

Joan A.: Un álbum es algo muy serio. Cuando grabas un trabajo de esas dimensiones la gente que está detrás de ti está apostando fuertemente por tu música y tu forma de trabajar. Entonces, tiene que ser algo muy premeditado por nuestra parte para que la inversión que se haga no caiga en saco roto. Ahora mismo estamos en esa fase de premeditación y esperamos que dentro de poco tengamos una idea final para nuestro futuro LP.

Joan G.: Si no apostamos desde un principio por el LP fue por el dinero. Ahora que tenemos una base de gente que nos escucha, que hemos recibido sensaciones positivas y que tenemos material de sobra, es el momento de dar un paso más hacia delante.

«Los conciertos de sala son la columna vertebral de la música estadounidense, mientras que aquí se vive más de los festivales»

Me habláis de dinero… ¿Es rentable para vuestros bolsillos sacar EPs o LPs?

Pau: Si nos ceñimos estrictamente al trabajo en sí, no. Pero son la excusa que necesitas para dar conciertos en salas o en festivales. Por eso, la clave del artista del siglo XXI está en bordar los directos y por eso hemos apostado por perfeccionarlos. El EP es la carta de presentación, nuestro currículum vitae, pero de donde sacamos rentabilidad es de nuestro trabajo frente al público.

¿Alguna anécdota de vuestros conciertos?

Pau: La mejor de las anécdotas fue la que tuvimos con Franz Ferdinand en el concierto que dimos en La Riviera. Los Franz Ferdinand son muy simpáticos y estuvimos hablando con ellos gran parte de la noche y apoyándonos. Además, nos regalaron una nevera llena de birras. [Risas] Esa experiencia fue brutal porque gustamos mucho al público.

error: ¡Contenido protegido!