Niño de Elche sorprende con «El Muermo», intimidante y selvático primer adelanto de su nuevo disco

"Todo héroe y toda heroína no son más que muertos vivientes. A veces, cuando hace calor, el sudor frío nos refresca"

Sabemos que “Colombiana”, el nuevo trabajo de Niño de Elche, será un disco muy diferente a sus últimas producciones, incluso futurista. Desde este preciso instante debemos entender que esta vez no se trata de arqueología, ya que es más bien un álbum «de anticipación”. El texto que elaboró Pedro G. Romero fue, incluso, más explícito: «Se atisba aquí el flamenco que viene”. Hoy disponemos de una segunda parte que continúa desgranando el sucesor de nuestro segundo mejor disco nacional de 2018:

“Colombiana” es el nombre de la nueva producción de Niño de Elche. No existía un título para esta apuesta a principios de 2018 cuando Paco Contreras Molina, siempre fiel a su espíritu rompedor, curioso y anárquico, contactó al bogotano Eblis Álvarez proponiéndole fungir como productor e instrumentista de un disco aún nebuloso, del que no había ninguna certidumbre más allá de dar una vuelta de tuerca a las búsquedas del de Elche, colindantes con el activismo en «Voces del Extremo” (2015), paródicas y libertinas en “Antología del Cante Flamenco Heterodoxo” (2018), últimas aventuras a su nombre que fueron apareciendo mientras imponía su rúbrica de ex flamenco descastado en bandas itinerantes como Exquirla y RaVerdial.

El mono del desencanto en una cultura yonqui

«El síndrome de abstinencia”. Así describe el propio Francisco Contreras «El Muermo”, un sorprendente e intimidante primer single/adelanto que abandona la propuesta de Antología del Cante Flamenco Heterodoxo” para, en manos de la cruda y salvaje producción de Eblis Álvarez (Meridian Brothers), reformular un texto que el artista ilicitano confiesa haber descubierto gracias a su amigo y poeta David Castillo. Su base, asimismo, procede de una publicación original del fallecido poeta y performer catalán Jordi Pope.

El mono del desencanto. David Castillo soplaba así la letanía de Jordi Pope: “El muermo es negro y muy feo”. Síndrome de abstinencia. La nuestra es una cultura yonqui. Los miedos infantiles, los terrores nocturnos y la insoportable realidad. Ante el miedo algunos cantan o silban una canción, otros recurren al caballo y echan a correr. Pesadilla que es nightmare, la belleza mortal de una yegua cabalgada por un elfo en la noche. Todo héroe y toda heroína no son más que muertos vivientes. A veces, cuando hace calor, el sudor frío nos refresca. Jordi Pope, parecería que en éxtasis, revolcado por el suelo, gritando de dolor: ¿dónde estás mamá?

Niño de Elche ha explicado que su nuevo álbum de estudio versará sobre «las drogas, las especias, la esclavitud o la economía del mercado”, entre otras temáticas. Dicho esto, resulta más fácil situar «El Muermo” como primera pista de “Colombiana”.

error: ¡Contenido protegido!