Titus Andronicus regresan con “An Obelisk”, nuevo disco producido por Bob Mould

Ya disponible “(I Blame) Society”, su primer single/adelanto





Ciertamente, Titus Andronicus no lo tenían nada fácil con “A Productive Cough” (2018). Los de Patrick Stickles editaron el pasado año su disco más extraño y menos directo, sin perder pese a ello la capacidad de hacernos empatizar hasta la médula. La verdad es que la tarea de igualar (superar era prácticamente imposible) el majestuoso The Most Lamentable Tragedy” (2015) se antojaba francamente complicada y no hubo manera. Pese a todo, la formación oriunda de Nueva Jersey vuelve antes de lo esperado con lo que será su sexto álbum de estudio.

Su disco más inmediato, intenso y sin adornos

Y regresan con bastantes sorpresas y novedades. La primera y más notoria de todas es que, en esta ocasión, Titus Andronicus han contado con el legendario Bob Mould (Hüsker Dü, Sugar) como productor. Esta reunión trans-generacional ha derivado en su disco «más inmediato, intenso y sin adornos” hasta la fecha. Grabado durante seis días sin parar en el famoso estudio Electrical Audio de Steve Albini en Chicago, “An Obelisk” presenta el sonido de Titus Andronicus en su forma más irreductible. Se publica el próximo 21 de junio a través de Merge Records, discográfica desde la que nos explican que:

“An Obelisk” funciona como una especie de pieza complementaria para el “A Productive Cough” del año pasado. En conjunto, estos dos registros presentan una vista panorámica de los intereses musicales de Titus Andronicus. Si “A Productive Cough” dejó a los oyentes preguntándose qué había pasado con todas las canciones rápidas, “An Obelisk” ofrece la respuesta: están aquí. Mientras que “A Productive Cough” se combinó con cada instrumento y arreglo disponible, un producto de estudio y una demostración de su capacidad para hacer ‘magia’, “An Obelisk” está construido por y para el directo, el reflejo más fiel y verdadero de Titus Andronicus en vivo.

Construido por y para el directo, el reflejo más fiel y verdadero de la banda

Además de ser el trabajo más inmediato e intenso de Titus Andronicus (¿vuelta a los orígenes?), también será el más breve: diez canciones para un total de treinta y ocho minutos de duración. Así, “An Obelisk” muestra todas las artimañas de un álbum de punk clásico. No obstante, Stickles dice que es más que un mero álbum de punk:

La ideología ‘punk’ cree en la superioridad de nuestra propia autoridad interior y la degradación de la autoridad exterior, que reconocemos que es arbitraria, una herramienta por la cual muchos están sometidos a unos pocos. Mientras que el ‘punk-rocker común’ se tomará esto como una licencia para orinar en la calle y generalmente perseguirá un estilo de vida lleno de hedonismo nihilista, el ‘verdadero punk’ reconocerá el precio de esta libertad. “An Obelisk” cuenta la historia de un individuo en particular, alguien tal vez como tú, pero ciertamente muy parecido a mí, sacudiéndose los bolsillos para tratar de pagar esa factura.

Dirigido por su habitual colaborador Ray Concepcion, el vídeo del primer single/adelanto, “(I Blame) Society”, da vida a algunos de los mejores versos que han salido de la pluma envenenada de Patrick Stickles, dejando espacio suficiente para mostrar la majestuosidad de dos de los obeliscos más notables de Estados Unidos: una de las Agujas de Cleopatra en la ciudad de Nueva York y el Monumento a Washington.

Tracklist “An Obelisk”:

  1. “Just Like Ringing a Bell”
  2. “Troubleman Unlimited”
  3. “(I Blame) Society”
  4. “My Body and Me”
  5. “Hey Ma”
  6. “Beneath the Boot”
  7. “On the Street”
  8. “Within the Gravitron”
  9. “The Lion Inside”
  10. “Tumult Around the World”

error: ¡Contenido protegido!