Los tiempos cambian y lo hacen para todas las personas y en todos los ámbitos de la vida. Y eso significa que aspectos del día a día tan importantes para millones de personas como son el amor y la música no quedan exentos de esta revolución liderada por conceptos como la instantaneidad o la hiperconectividad. El grupo que protagoniza nuestra entrevista de hoy tiene por bandera intentar hablar de algo que nos define como especie y que siempre ha estado ligado a nuestro pop, pero adaptándose al punto de vista de una generación que ya ha nacido conectada al mundo.

CARIÑO es un grupo formado por tres chicas –María, Paola y Alicia– que, a través de su rítmico y pegadizo electro-pop, ha sabido conquistar en un primer momento a los usuarios habituales de Bandcamp y después a los responsables de la discográfica Elefant Records. En apenas un año han emprendido un proyecto ambicioso, materializándose con la publicación de su primer trabajo de larga duración –titulado “Movidas”– este mismo mes de noviembre. El trío musical ha sabido canalizar sus dotes líricas y compositivas a través de canciones que hablan del amor en todas sus formas y que plasman los sentimientos más íntimos de mucha gente de su generación.

Con su primer mini álbum recién estrenado, hemos tenido la oportunidad de charlar con las protagonistas de esta aventura que les llevará a recorrer todo el país a partir del uno de diciembre.

Sois un grupo muy joven, de apenas un año de vida. ¿Cómo se gestó la idea de formar CARIÑO?

María: Yo era y soy una gran aficionada a escribir poesía y siempre tuve el gusanillo de poder escribir poemas. La manera más habitual de dar forma a esos poemas hoy en día es crear canciones. Tuve la suerte de contar con Paola y descubrir que, desde el principio, sus melodías y forma de tocar casaban a la perfección con lo que yo escribía. Paola había tenido más experiencia que yo en el mundo musical y había estado en varios proyectos antes de CARIÑO. Alicia fue la última en entrar.

Tengo entendido que os conocisteis gracias a una resonada aplicación para encontrar pareja. Estas webs están cambiando por completo la forma de conocer y relacionarse con la gente. ¿Los grupos de música se ven afectados por igual?

Paola: Por supuesto. Ahora se consume todo de una forma muy rápida. Tanto el amor como la música. En nuestro campo, los grupos se tiraban meses en el estudio y se producían más CDs. Ahora todo va por streaming y cada poco tiempo salen canciones nuevas y sueltas que, por lo general y a la larga, tienen menos peso. Pero lo que cuenta es que se consuma al instante. Creo que hay un paralelismo entre el amor y la música del siglo XXI.

El disco recoge básicamente todo aquello que hemos ido creando y mostrando durante estos meses de conciertos y ensayos.

Creo que tenéis muy definida la dualidad de María para las letras y Paola para la música. ¿Alguna de las dos partes cobra mayor importancia en las canciones de CARIÑO?

Paola: Nah, es importante todo. María aporta unas letras impresionantes, yo puedo dar a la canción unos riffs de guitarra buenos, Alicia pone su parte con los coros y las melodías sonoras y Martín consigue unas producciones que hacen sonar a CARIÑO como CARIÑO. Sin cualquiera de estos elementos no seríamos la misma banda de música.

María: Cuando Martín nos produjo la primera canción ya vimos que ese era nuestro sonido y era lo que verdaderamente nos encandilaba. Obviamente, estamos más contentas con algunas letras que con otras. Pensamos que alguna canción se podría mejorar en los puntos X o Y, pero en general la suma de todas nosotras es lo que más nos gusta y a lo que más importancia damos.

2018 ha sido vuestra eclosión musical al publicar dos singles y “Pop Para La Bajona”, que sinceramente no sé si lo concebisteis como un trabajo independiente en un principio o siempre habéis tenido la idea de que fuera un adelanto del LP.

Paola: Realmente es complicado porque todo nos llegó muy rápido. Subimos las canciones a Bandcamp y al cabo de un par de días estábamos ya con conversaciones con nuestra actual discográfica, Elefant. Tras firmar con ellos, decidimos que por la tirada que estaba teniendo subiríamos a Spotify “Pop Para La Bajona” sin plantearnos lo del disco. Sin embargo, una vez la idea del LP tomó forma quisimos incluir las canciones de “Pop Para La Bajona”. Bandcamp es un soporte muy bueno para los grupos que vienen nuevos, pero tiene un gran inconveniente: en la calle no puedes escuchar nada a no ser que hayas descargado previamente la canción.

Vuestro disco “Movidas” está recién salido del horno y listo para ser disfrutado. ¿Qué nos podéis contar sobre él?

María: ¡Tenemos aquí dos cajas llenas de ellos! [Risas]

Paola: El disco recoge básicamente todo aquello que hemos ido creando y mostrando durante estos meses de conciertos y ensayos.

María: Sólo podemos decir que esperamos que la gente se sienta identificada. Las expectativas que tenemos van por la línea de que este disco guste a las personas que ya nos seguían antes y que, con un poco de suerte, alguien más se nos una a este maravilloso camino que hemos emprendido juntas.

El amor y la sexualidad son dos de las principales temáticas de “Movidas”. ¿Por qué creéis que a día de hoy sigue costando tanto hablar sobre el amor en la vida en general? Parece que la música es una de esas pocas vías de escape donde hablar sobre el tema, ¿no?

María: Sí, porque cuando hablas sobre amor te tachan de demasiado intensa. Es como un tema tabú. Yo cuando escribía poesía no la compartía con mis amigos, y ahora a través de las canciones es cuando la estoy empezando a compartir. Parece que si es a través de una canción está justificado que compartas tus sentimientos, pero de otra forma es más complicado o está peor visto. Imagínate decirle a alguien importante que le quieres más que a nada y que es más importe para ti que las estrellas y la Luna. Quedarías como una ñoña. Pero, en cambio, con una canción lo bordas.

Paola: Recuerdo que de pequeña una vez en el coche le pregunté a mi padre por qué todas las canciones de los Beatles hablaban sobre amor. Me parecía muy curioso, pero es la única vía de hablar y que las otras personas se identifiquen con sentimientos que no pueden expresar por sí mismos.

María: En las canciones se expresa aquello de lo que no se puede hablar.

Eso hasta ahora, ¿no? No sé yo si todos los grupos estarían de acuerdo con eso…

María: Bueno, ahí te voy a dar la razón. Hay que tener mucho cuidado con cada frase que sueltas. Muchas veces ni te planteas lo que dices y hoy mismo nos ha sucedido algo incómodo con un titular. A ti se te ocurre decir algo y ahora parece que siempre hay un colectivo o sector al que hieres. La gente es demasiado crítica.

Paola: Tienes que medir todo lo que dices. Nosotras tenemos el ejemplo de la canción “Bisexual”. Ha sido muy gracioso cómo ha habido diferentes titulares y modos de ver la canción.

María: Nos han llamado hasta homófobas en las redes sociales. Cuando la canción va precisamente de todo lo contrario.

Fotografía: Alejandra Zero
Fotografía: Promo
Fotografía: Promo
¿Creéis que toda esta corriente de crítica masiva de los llamados haters en las redes sociales va a ir en aumento?

Paola: Por supuesto. Date cuenta de que si antes querías decir algo tenía que ser a la cara, y como te ibas a enfrentar a la otra persona tenías que tener una base buena para quejarte. Ahora, desde tu casa y con un perfil oculto, puedes poner a parir a quien te dé la gana y cuando te dé la gana. Y la gente como nosotras tenemos que aprender a gestionar que una persona que no te conoce de nada te ponga a parir porque sí. Yo apoyo a la gente que dice lo que piensa siempre que sea de forma crítica, razonable y constructiva.

María: Yo conozco mil grupos que no me gustan, pero eso no quiere decir que los pongamos verdes. España es un país de envidia y en cuanto un grupo de música o un artista crece un poco, siempre hay críticas. Ahí tenéis si no el ejemplo de Rosalía.

Acaba de llegar Alicia, así que creo que la siguiente cuestión tiene que ir dirigida a ella. Me habéis hablado de “Bisexual”, una canción que claramente trata sobre el amor dentro del colectivo LGTBI. ¿Este amor se respeta o creéis que sigue chirriando a una parte importante de la sociedad?

Alicia: Todas las formas de amor que no sean convencionales ni heteronormativas siguen sufriendo una discriminación o rechazo en la sociedad, aunque es cierto que en los últimos años ha habido un avance en cuanto a la tolerancia de este amor. Pese a que todavía siguen existiendo casos, ya es más complicado encontrar a alguien que en público y a la ligera menosprecie o insulte a estas personas. El siguiente paso es la aceptación.

María: Queda mucha lucha, pero afortunadamente cada día hay mas visibilidad. En el entorno musical tenemos un ambiente más abierto en este tema, pero los políticos o deportistas lo tienen más difícil. En nuestro mundo lo que falta por mejorar, y de verdad, es el respeto a las mujeres.

Pues no sois las primeras que me lo dicen. ¿Habéis tenido algún problema por ser un grupo compuesto íntegramente por mujeres?

Paola: Hemos tenido experiencias muy tristes que es increíble que en pleno 2018 sigan pasando. Es muy fuerte que se nos menosprecie por ser mujeres a pesar de que tenemos aptitudes correctas para tocar un instrumento. No nos pueden decir que por tener un órgano sexual diferente al de los hombres deberíamos hacer otro tipo de música.

Alicia: Sobre todo fue al principio. Cuando tuvieron tanto tirón las canciones, la gente asociaba nuestro éxito a que éramos un grupo íntegramente compuesto por chicas y decían que como ‘está de moda’ el feminismo triunfábamos por eso. No se fijaban en que las canciones fueran buenas o no. Sólo en eso.

Sé que odiaréis está pregunta, pero, ¿qué banda es la que sentís como vuestra mayor influencia?

Alicia: Es complicado pero yo diría que Los Punsetes quizá sea el grupo que más nos gusta seguir a todas. Son increíbles. El sonido nos sale solo y a veces a la gente le recordamos a grupos que ni conocemos. Básicamente nos gusta todo lo que tenga que ver con el pop, pero escuchamos de todo.

Al principio la gente asociaba nuestro éxito a que éramos un grupo íntegramente compuesto por chicas y decían que como ‘está de moda’ el feminismo triunfábamos por eso.

Pop, pero con una clara base electrónica…

María: Sí, electro-pop clásico. Ahí se nota mucho la influencia de Martín en la posproducción. Él es un gran amante del género electrónico y, por supuesto, siempre deja su sello. Lo importante es que la gente baile y se lo pase bien, porque sabemos que no somos grandes cantantes.

Antes de que marchéis a la prueba de sonido… ¿Qué próximas fechas tenéis?

María: Hemos tenido un concierto en la Riviera de Madrid y otro en Málaga estos días. El 17 de noviembre iremos a Pamplona [NdA: la entrevista se realizó en una fecha previa] y a partir de ahí empezaremos con la presentación de “Movidas”. Madrid el 1 y 2 de diciembre son las fechas de inicio.