A principios de este mes de octubre Sharon Van Etten presentó formalmente “Remind Me Tomorrow”, su primer álbum de estudio en cinco años (concretamente desde “Are We There” de 2014). En este elepé “Van Etten se desvía hacia los estados de ánimo oscuros y tenues que han iluminado los límites de su música y los persigue con toda su fuerza” para hablar sobre “la vida cuando postergas el pequeño e inevitable mantenimiento en favor de algo más presente”. El primer single, “Comeback Kid”, ya tiene su correspondiente videoclip oficial. Se ha grabado en Nueva York con el director Jonathan William Turner, quien explica:

Los elementos visuales están sacados del archivo personal de fotos y vídeos de Sharon mientras la narrativa de la canción mira hacia su pasado. Los elementos se reactivan después por una corriente oculta de animaciones abstractas. Estas secuencias también se utilizan para enmarcar y oscurecer su performance, lo que sugiere esa identidad fracturada de alguien que mira su pasado, pero también se enfrenta al futuro con confianza. Sharon es a la vez audiencia y proyeccionista de sus recuerdos.

El niño, el adulto, el hermano, el amigo, el vecino

Por su parte, Sharon Van Etten comenta cómo las letras de la canción y sus recuerdos han influenciado en definitiva la idea de Turner para el videoclip:

A medida que se desarrollaban las letras de “Comeback Kid” me di cuenta de que hablaba desde muchas perspectivas: el niño, el adulto, el hermano, el amigo, el vecino. Imaginé un proyector que me inundaba de recuerdos, sin saber si eran míos o de otra persona, confrontada por la desorientación del tiempo y la perspectiva. Jonathan William Turner me ayudó a transmitir estas luchas sobre el ‘yo’, el perdón y la vida en el momento actual.