Este viernes 2 de noviembre por fin se publica “El Mal Querer”, el segundo álbum de Rosalía. Seguramente estamos ante uno de los lanzamientos nacionales con más hype de los últimos años debido a la exposición recibida internacionalmente en los últimos meses y también gracias a dos magníficos adelantos como son “Malamente” y “Pienso en tu mirá” (que la cantaora catalana ha presentado en la televisión británica aquí y aquí, respectivamente). No obstante, a pocos días del lanzamiento oficial, Rosalía nos acaba de entregar un tercer –y último– anticipo del sucesor de “Los Ángeles” (2017).

Un estilo que ya es el suyo, marchamo de buen hacer y amor al arte

Di mi nombre” se corresponde con el octavo capítulo (Éxtasis) de la historia que narra “El Mal Querer” e incluye las colaboraciones de Las Negris, Los Mellis y Laura Boschetti. Según ha explicado la propia Rosalía en las redes sociales, es “una canción hecha en base a las melodías tradicionales de tangos de la Repompa de Málaga”, mientras que su videoclip está dirigido por Henry Scholfield y se inspira en ‘La Maja’ de Goya. Por su parte, la nota de prensa detalla que:

Si la Repompa, que nos dejó hace ahora seis décadas con veintiún añitos cumplidos, escuchase hoy a Rosalía recreando sus clásicos tangos, seguro que estaría encantada de ver cómo una joven artista del siglo XXI rinde honores a su memoria con una versión tan personal cómo respetuosa con la tradición.

Rosalía vuelve como una maja vestida de blanco, cantando el “yali” de la cantaora malagueña con un estilo que ya es el suyo, marchamo de buen hacer y amor al arte. Rosalía está abriendo el repertorio del cante, generalmente reservado a una afición como la del flamenco, a miles de nuevos aficionados que de su mano comienzan a amar de verdad un género tan rico como universal.