Fotografía: Promo

El pasado mes de marzo Deerhunter anunciaron su nueva alineación en directo (actualmente los miembros formales son Bradford Cox, Lockett Pundt, Moses Archuleta, Josh McKay y Javier Morales) y también que se encontraban trabando en nueva música, lo que podría dar lugar al sucesor del notable “Fading Frontier” de 2015. A día de hoy ya es todo oficial y podemos confirmar que su octavo larga duración, titulado de forma bastante desesperanzadora “Why Hasn’t Everything Already Disappeared?”, se pondrá a la venta el próximo 18 de enero de 2019 a través de 4AD. Se ha grabado entre Marfa, Tejas, Los Ángeles y Atlanta, y cuenta con producción de Cate Le Bon, Ben H. Allen III, Ben Etter y los propios Deerhunter. Con todo, su título no se muestra pesimista sin motivo alguno, ya que según explica la nota de prensa:

¿Cómo describirías un álbum fuera de su tiempo, preocupado por la desaparición de la cultura, la humanidad, la naturaleza, la lógica y la emoción? ¿Por qué hacer este disco en una era en que la atención se ha reducido a casi nada, y la experiencia de hacer música se ha reducido aún más a los algoritmos y la aparición en listas de reproducción prefabricadas? ¿Por qué levantarse por la mañana? ¿Por qué no ha desaparecido todo ya?

Deerhunter han hecho un álbum de ciencia ficción sobre el presente. ¿Es necesario ahora? ¿Es relevante? Quizás sólo para una pequeña audiencia. El dadaísmo fue una reacción a los horrores de la guerra. El punk fue una reacción a los lentos y vacíos años setenta. El hip-hop fue una cultura musical liberada que desafió las nociones presentadas al por mayor sobre la experiencia afroamericana. ¿Cuál es la reacción de la música popular de hoy en día?

Un álbum de ciencia ficción sobre el presente

Las diez nuevas canciones de Deerhunter parecen recorrer la mente de Bradford Cox, atemorizado y horrorizado por la posible desaparición de “la cultura, la humanidad, la naturaleza, la lógica y la emoción”, tal y como hemos podido leer más arriba. Así entendemos que la música popular de hoy en día (o su mayoría) no tiene sentido ni fin, no funciona como una reacción a ninguno de los males que pueblan nuestro planeta en pleno siglo XXI:

El octavo LP de Deerhunter se olvida de las preguntas y inventa respuestas no relacionadas. Se levanta, camina, se graba a sí mismo en varios puntos geográficos estratégicos de América del Norte. Llega a casa, se reestructura y vuelve a la cama para evitar las malas noticias.

Desde la apertura del clavecín y las notas de piano en “Death in Midsummer” es imposible decir de dónde procede el disco. ¿Es “No One’s Sleeping” un descarte de una sesión de grabación de los Kinks en 1977 en Berlín con la producción de Eno? No. Eso es nostalgia. Y si hay algo que Deerhunter están dejando claro es que se han cansado de ese concepto tóxico.

En vez de eso, lo que hacen es reinventar su enfoque con respecto a los micrófonos, la batería, el clavecín, los sonidos electromecánicos y sintéticos de los teclados. Las guitarras que queden son de cromo puro, conectadas directamente a la mesa de mezclas sin amplificador ni calor vintage.

Preocupados por “la desaparición de la cultura, la humanidad, la naturaleza, la lógica y la emoción”

Como primer adelanto podemos escuchar “Death in Midsummer”, aparentemente inspirada en una fotografía de la Revolución rusa de 1917 y que incorpora a Cate Le Bon tocando el clavecín. Musicalmente estamos ante una pieza ciertamente cálida y acogedora, aunque su letra recoge, por el contrario, la esencia temática del disco y de su propio título con versos como “Your friends have died, and in their lives, they just fade away / Some worked the hills / Some worked in factories / Worked their lives away / And in time you will see your own life fade away”. El videoclip oficial ha sido dirigido por Alan Smithee.

A lo largo del tracklist que adjuntamos a continuación también aparecen Tim Presley (White Fence) tocando la guitarra en “Futurism”, mientras que Ben H. Allen III colabora en ‘Plains y Ian Horrocks toca el contrabajo en “Nocturne”. Además, la referenciada “No One’s Sleeping” versa sobre el asesinato en 2016 de la parlamentaria de Reino Unido Jo Cox tras recibir varios disparos de un neonazi.

Tracklist “Why Hasn’t Everything Already Disappeared?”:

  1. “Death in Midsummer”
  2. “No One’s Sleeping”
  3. “Greenpoint Gothic”
  4. “Element”
  5. “What Happens to People?”
  6. “Détournement”
  7. “Futurism”
  8. “Tarnung”
  9. “Plains”
  10. “Nocturne”