Fotografía: Laura Ouch

El barcelonés Pimp Flaco, uno de los exponentes más reconocidos de la música urbana estatal, nos presentaba en las redes sociales un enigmático proyecto bajo el nombre de Cupido. La que sería –según el anuncio– “tu nueva boy band favorita” (hola, BROCKHAMPTON) se descubrió finalmente la semana pasada, y nace de la unión del propio Pimp Flaco con el grupo madrileño (de origen canario) Solo Astra. ¿Sorprende este matrimonio? Sí y no. No era ningún secreto dentro del circuito nacional que tanto Pimp Flaco como su colega Kinder Malo habían actuado en algún concierto con Solo Astra, pero un proyecto serio y con perspectivas de debutar en el formato de larga duración es algo que no esperábamos para nada.

Un romance artístico que, desde el exterior, podría parecer que lleva años de travesía por lo bien que casan los universos creativos de ambos. Pero que justo arranca este año porque el chisporroteo bedroom pop de Cupido no podría ser más 2018, el año en el que decenas de jóvenes de todo el mundo decidieron convertir en género musical sus arritmias cardíacas y desvelos de dormitorio.

La ternura de las últimas canciones de Pimp Flaco, a veces casi naif, se muestra junto a Solo Astra en todo su esplendor

No obstante, pese a situarse dentro de la ‘música urbana’ y a veces considerarle ‘trapero’ (no entremos ahora a discutir si eso existe o no), Pimp Flaco siempre ha tenido cierto gusto por el pop, del mismo modo que Solo Astra ya nos confesaron durante nuestra entrevista del año pasado que estaban muy metidos en el rap norteamericano e incluso más recientemente han sido francamente claros: “Las nuevas tendencias se están solapando”. Así las cosas, la nota de prensa explica:

¿Pimp Flaco dedicándose ahora a la baladita rosa? No es tan extraño. Él es el artista urbano de nuestro país que más fuertemente ha abrazado el pop. Y la ternura, a veces casi naif, que impregnaba sus últimas composiciones se muestra ahora y junto a Solo Astra en todo su esplendor.

Pop de corazón roto que, paradójicamente, también rompe corazones

¿Y qué ha surgido en concreto de esta unión a día de hoy? Pues algo bastante diferente a lo que podría venirse a nuestra cabeza cuando hablamos de ‘boy band’, dado que Cupido se acercan más bien a un bedroom pop en la línea de Boy Pablo, Cuco o incluso Clairo. Al menos, eso es lo que sacamos en claro escuchando su primera canción, “No Sabes Mentir”, cantada íntegramente por un Pimp Flaco nutrido con una gran ración de autotune (sin que eso implique saturación para el oyente o haga perder a la pieza su chispazo psicodélico). Pop sin filtros ni corsés con estribillos más que pegadizos:

Palpitaciones y temblores inexplicables, cosquilleo interno y risa floja, excitación e hiperventilación… No te alarmes, todos estos síntomas son normales al escuchar “No Sabes Mentir”, la primera flecha que Cupido han decidido lanzar a modo de carta de presentación. La explicación es sencilla, obvia y tan vieja como el tiempo: te acabas de enamorar de una canción… de la que es imposible no enamorarse.

“No Sabes Mentir” es el primero de varios avances de su álbum debut que prometen desde la discográfica Hermanx, un nuevo sello de la familia Primavera Sound (El Segell, Hermanx y Nitsa Traxx) más enfocado al universo de la música urbana y “todos los nuevos géneros cercanos al latido callejero que son parte del presente de la música”.