Dellafuente anunciaba a finales de agosto en sus redes sociales unas últimas fechas en directo con las que prometía despedirse de los escenarios “por un tiempo”. No sabemos si el granadino se ha metido de lleno a trabajar en el sucesor de “Ansia Viva” (2016), un futuro registro a todas luces vital para la trayectoria artística de Dellafuente ya que será su ‘debut’ para Sony Music (con todas las miradas que atraerá si miramos de reojo a lo que ha sucedido con el “Ídolo” (2017) de su colega C. Tangana), pero hoy está de vuelta con un nuevo tema titulado “Cowboy”. Llega producido por LOWLIGHT y cuenta con la colaboración de la estrella (al menos en lo que a reproducciones de sus canciones se refiere) del trap argentino Cazzu. La nota de prensa detalla:

“Cowboy” reivindica al Dellafuente más duro y directo. Una enérgica combinación de sintes, autotune y cajas 808 con el inconfundible sello sonoro del dúo gallego LOWLIGHT, al que también se añade el talento vocal de Cazzu, una de las nuevas líderes del trap latino. Y es que, con sus más de dos millones de seguidores en redes como Instagram y hits como “Killa”, “Maldade$” o el recién editado “N.A.V.E.” acumulando millones de reproducciones en YouTube, esta argentina se ha convertido ya en uno de los principales referentes de la imparable explosión de música urbana que vive su país en estos momentos.

Un nuevo y adictivo himno callejero

De este modo Dellafuente vuelve a hacer gala de la versatilidad que impregna su propuesta. En los últimos meses ha sido capaz de ingeniárselas para dar forma a la introspectiva y genialidad de “13/18”, pero también nos ha entregado un hit veraniego en clave de reggaetón, flamenquito, rumba y feria que nos acerca a su tierra y ahora esta pieza más dura, oscura, directa y despojada de casi cualquier artificio y arreglo para someterse a bases crudas aunque quizás su letra repita excesivamente el título de la canción.

En la parte visual, Dano es esta vez el encargado de dejar la impronta del colectivo madrileño Ziontifik (uno de los más influyentes y respetados del hip-hop español reciente) como director del videoclip que acompaña al track. Bajo su mando, Cazzu, LOWLIGHT y Dellafuente se transforman en personajes de un western futurista, repleto de guiños a la estética del Oeste americano y la cultura urbana. Su cuidada planificación, junto a la precisa dirección de fotografía de Javier Díaz, saca el máximo partido a la rotunda expresividad del Espai Verd de Valencia (obra de Antonio Cortés y uno de los edificios más representativos de la arquitectura brutalista en nuestro país) cuyo hormigón y singular geometría termina por convertirse en un protagonista más de esta historia.