Entrevistar a un grupo como Mogwai, en cuya música no abundan las voces y cuando las hay son múltiples y etéreas, es acercarte a una faceta desconocida de una banda que por otro lado crees conocer bien si la has escuchado lo suficiente. La manera en la que habla Stuart Braithwaite, su guitarrista y miembro fundador, sin embargo, se parece bastante a la música que ellos tocan. Líder de una de las bandas más grandes de su género, se alegra genuinamente cuando le digo que a mi madre, desconocedora de ellos, se le quedó grabada la música de Les Revenants, cuya banda sonora compusieron ellos.

Pausado, amable, profundo, expansivo y con frecuencia algo deshilvanado, con frases a medias que se quedan en su cabeza. Todo ello puede aplicarse tanto al post-rock pionero y vanguardista de la formación escocesa, como a la manera de responder preguntas de Stuart.

Every Country’s Sun” fue publicado hace aproximadamente un año. Habiendo pasado este tiempo, ¿qué pensáis del disco en retrospectiva?

Seguimos muy contentos con él. Ha sido uno de nuestros discos favoritos para girar, y aún tocamos muchas de sus canciones en directo. Fue muy divertido hacerlo, y creo que salió todo realmente bien.

Pese a que se da en un contexto social y político complicado, veo “Every Country’s Sun” como un disco más ligero, más feliz que vuestros anteriores trabajos.

No sé, es difícil de explicar. Nosotros simplemente hacemos la música, pero quizás refleja el disfrutar estando juntos y componiendo. Se graba la música y eso simplemente surge. Es más un escape de todo lo horrible que pasa en el mundo que otra cosa.

El mainstream es sin duda más prudente que antes.

He leído que algunos de los nombres de las canciones los poníais a raíz de bromas internas a menudo relacionadas con Dominique estando borracho. ¿El título de este álbum va por ahí o tiene un significado especial?

Para mí sí. Tiene un mensaje socialista, internacionalista. Pero sí, vino de un amigo nuestro que no sabía que el Sol es una estrella, y pensaba que cada país, España, Escocia…, tiene un Sol diferente, por eso se llama así. Así que era divertido pero también funciona a dos niveles, porque tiene esa profundidad no pretendida.

¿Qué lugar ocupa en vuestra carrera este álbum? Quiero decir, cuando estás empezando haces discos para lograr algo, demostrar que eres una banda fuerte, en continuo crecimiento. ¿Y ahora?

Pienso que es muy importante, porque si tu banda se ha dejado ir durante mucho tiempo, si ya no haces buenos discos, te conviertes en una banda que antes era buena. Y no quieres estar en una banda que solía ser buena, ¡quieres estar en una banda que es buena! [Risas] Que la gente siga interesada y el simple hecho de seguir haciendo buena música es un verdadero desafío, así que por eso es un disco muy importante para nosotros.

Me da la impresión de que cuando vosotros empezabais era un buen momento para la música de guitarras y el rock, con un montón de bandas… Hoy en día es diferente, hay otros géneros como el rap que parecen ser más emergentes y atractivos para la gente joven. ¿Crees que para una banda que empezase ahora con música ‘complicada’ como la vuestra sería posible llegar hasta donde vosotros lo habéis hecho?

Sí, sí que lo creo. Pienso que es bueno que haya música variada en festivales y que la gente se interese en esa variedad de la música. No hay nada peor que ver banda tras bandas que son lo mismo, así que me parece bien. Creo que si la música es buena no importa qué estilo sea. Cuando nosotros empezamos había hip-hop alucinante, se podría decir que fue de las épocas más doradas, con Nas, Mobb Deep, Wu-Tang Clan… pero por entonces esta gente no tocaba en festivales apenas. Así que ahora quizás simplemente se esté equilibrando.

Fotografía: Antony Crook
Otra idea relacionada y que has mencionado en el pasado es la relevancia de la música. ¿Te preocupa la forma en la que la gente escucha música actualmente? Por ejemplo, vuestras canciones más reproducidas en Spotify en lugar de todo el disco de una sentada.

La verdad es que ya flipo con que haya gente que escuche el disco entero, así que con que escuchen algo me vale. [Risas] ¿Sabes lo que pienso? Que es genial cómo de fácil es para la gente escuchar música. Quiero decir, cuando yo era joven, un adolescente, era difícil encontrar música a no ser que vivieses en una gran ciudad. Quizás tenías uno o dos programas de radio en los que podías escuchar música rara, pero ahora cualquiera con un móvil puede oír cualquier cosa, y eso me parece bastante guay. Puede que los periodos de atención sean más cortos pero probablemente eso sea sólo porque hay tanta variedad de música que escuchar.

Hace un tiempo dijiste algo así como que “la música que más sientes es la dramática y un poco pesada”. ¿Se os ha pasado por la cabeza grabar un disco de puro metal o algo parecido?

No sé si por pesada quería decir eso, siendo sincero [Risas]. Probablemente lo decía en el sentido del ambiente. Quiero decir, me encantan Back Sabbath, pero no vamos a hacer un disco de metal mejor que ellos, así que… [Risas]

¿Ni por las risas?

Quizá por las risas…

¿Qué nos puedes decir de la banda sonora de Kin, que es vuestro último proyecto?

Es una película de ciencia ficción, de Hollywood, así que es diferente de todas las que hemos hecho anteriormente. Estamos muy felices con la música, y pensamos también que es una buena película. Va a ser interesante ver cómo la gente siente que nuestra música encaja con ese tipo de película y estoy entusiasmado por ver cómo sale y por que la gente oiga la música que hemos hecho.

¿Cómo es el proceso de aceptar y grabar una banda sonora como ésta?

Es bastante complicado, diferente obviamente de hacer un álbum nuestro. Tienes que trabajar con los directores, escribiendo la música y viendo qué estilo quieren. A veces puede ser un poco complicado con su manera de hablar de la música, porque es muy distinta. Pero sí, es divertido y es realmente guay cuando se junta. Luego me entusiasma ir al cine y acordarme de cuando estábamos en el estudio tocando nuestras guitarras, con violines o lo que sea…

¿Por qué crees que vuestra música en particular tiene un estilo tan apropiado para documentales? Habéis hecho un montón.

No sé, supongo que es bastante atmosférica y también dispersa, minimalista, y eso funciona bien para darle a la historia espacio para respirar un poco.

¿Sentís que estas bandas sonoras os han dado algún tipo de feedback? ¿Os han influido en vuestros trabajos posteriores, trabajando en el estudio en un álbum e incorporándole elementos cinemáticos?

Sí. Una cosa que pasa con las bandas sonoras es que siempre tienen que hacerse bastante rápidamente, porque las películas se hacen en muy poco tiempo. Así que probablemente allí aprendemos cosas, por tener que hacerlo tan rápidamente, que luego acabamos usando en nuestros propios álbumes. Es simplemente un proceso de aprender nuevas formas de hacer música.

Personalmente admiro el hecho de que siendo una banda muy grande os habéis mantenido bastante fieles a la ética DIY con vuestro propio sello, vuestro propio estudio…

Creo que simplemente tenemos suerte, ¿sabes? Fue un gran paso ir de estar en una discográfica a sacar nuestros propios discos, y que simplemente tuvimos gente buena trabajando con nosotros, y conseguimos sacarlo adelante. De hecho es más fácil hacer tus propios discos y grabar y trabajar en tu propio estudio, en muchos sentidos. Todo es tener los recursos para montarlo. Así que sí, hemos sido afortunados pero definitivamente ha merecido la pena.

¿Qué consejo le darías a alguien que comenzase una banda ahora?

Simplemente haz tanta música como sea posible, toca tantos conciertos como puedas, sigue tus propios instintos.

Creo que si la música es buena no importa qué estilo sea.

¿Tienes la sensación de que en nuestros días se hace música menos arriesgada o, por lo menos, la que alcanza los puestos altos de las listas?

Sí, el mainstream sin duda es más prudente que antes. Si miras los setenta o los sesenta, cuando los Stooges o la Velvet Underground estaban en las grandes discográficas, no te puedes imaginar eso ocurriendo ahora. Pero eso no significa que no haya bandas geniales por ahí, quizás sólo tengas que buscarlas un poco más arduamente.

¿Qué película o documental de vuestra carrera crees que encajaba especialmente bien con vuestra música?

Quizás Atomic, creo que el estado de ánimo de la película se ajustaba muy bien a nuestra música, así que no tuvimos que cambiar en absoluto. Creo que funcionó muy bien.

¿Qué documental, película o serie has visto y has pensado: “me habría encantado hacer la banda sonora de esto”?

Hmm… Me encantó la última película de Blade Runner. La música en ella era genial en cualquier caso, pero ese rollo muy atmosférico y de ciencia ficción… Sí, era genial. Pero quiero decir que la música en ella ya era buenísima, así que no creo que lo hubiésemos hecho mejor, sólo que hubiera sido muy divertido hacerlo.

De todos vuestros discos o canciones, si tuviera que enseñarle uno a mi madre para decirle: “esto es lo que Mogwai toca”, ¿cuál sería?

Probablemente el más nuevo: “Every Country’s Sun”. Pienso que nos representa mejor que ningún otro.

¿En serio? Yo lo consideraba un álbum un poco más extraño que lo que solíais hacer…

Bueno, cualquiera de ellos, están todos bien. [Risas].