Fotografía: Greg Williams

Dentro de pocas semanas, concretamente el 26 de octubre, desde XL Recordings pondrán a la venta “Suspiria (Music for the Luca Guadagnino Film)”. Como todos sabemos, hablamos de la banda sonora que ha compuesto Thom Yorke de Radiohead para el remake de Suspiria dirigido por Luca Guadagnino. En su momento Thom explicó que se ha inspirado en el trabajo de Vangelis para la BSO de Blade Runner y la nota de prensa promete que a lo largo de sus veinticinco cortes (separados en dos discos) encontraremos una “mezcla de canciones instrumentales, piezas intersticiales e interludios y canciones más tradicionales cantadas por Thom”. Recientemente el británico ha expresado su opinión acerca de la película y el reto que ha supuesto elaborar una banda sonora a la altura:

Era uno de esos momentos de tu vida en los que quieres huir, pero sabes que lo lamentarás si lo haces. Vi la película original varias veces y me encantó porque era de esa época, con una banda sonora increíblemente intensa. Obviamente [los compositores de la banda sonora de 1977] Goblin y Dario trabajaron increíblemente cerca cuando la idearon juntos.

Hay una forma de repetición en la música que puede hipnotizar. Seguía diciéndome a mí mismo que era una manera de elaborar hechizos. Así que cuando estaba trabajando en mi estudio estaba haciendo hechizos. Sé que suena realmente estúpido, pero así es como lo pensaba.

Dentro de esas composiciones más arquetípicas (en lo que se refiere al líder de Radiohead) encontramos “Suspirium” (primer single del álbum), “Unmade” y la nueva “Has Ended”, una pieza a todas luces fantasmagórica y envuelta en una atmósfera casi psicodélica gracias a ese estupendo sitar. El destacado trabajo a la batería corre a cargo de nada menos que Noah Yorke, el hijo mayor de Thom que ahora tiene 16 años.