Fotografía: Joan Solana

Aunque ellos mismos lo confirmaron y han ido detallándolo brevemente a través de sus redes sociales, hoy por fin tenemos algo más de información estructurada acerca de lo que será el cuarto álbum de estudio de Miss Caffeina. El cuarteto ya está metido de lleno en la grabación del sucesor de “Detroit”, un disco rupturista musicalmente hablando con lo que venían ofreciendo y que también nos permitió inspeccionar una maduración en las letras del grupo, convirtiéndose en uno de nuestros mejores discos nacionales de 2016. No obstante, tendremos que esperar (según nos cuentan desde su discográfica Warner Music) hasta el invierno de 2019 para poder escuchar el nuevo trabajo de Alberto Jiménez y compañía. Suponemos, por supuesto, que esto se refiere a principios del próximo año (cuando se cumplirán tres de la publicación de su última referencia hasta la fecha).

“Nuestra visión, desde dentro, del intento de desmarcarnos de muchas dinámicas absurdas de nuestra sociedad”

Además de haber incorporado a Joan Solana para los teclados y el piano, Miss Caffeina explican que están trabajado de nuevo con el productor Max Dingel en el estudio Music Lan de Avinyonet de Puigventós (Girona), tratando de llevar un paso más allá la forma en que trabajaron para confeccionar “Detroit”. Jams, fuertes ideas para los arreglos y jugar con una gran cantidad de instrumentos. En palabras de la banda:

Este disco contiene nuestra visión, desde dentro, del intento de desmarcarnos de muchas dinámicas absurdas de nuestra sociedad. Esta intención se refleja en la forma de hacer canciones y en las historias que contienen.

En el plano creativo, teniendo claro que nos apetecía seguir investigando el camino que abrimos con “Detroit”, hemos intentado dar un salto en cuanto a cómo afrontar la composición y la producción de las canciones.

Trazar un vértice y encontrar nuevos pulsos creativos

Alberto ha trabajado sus demos con Sergio Delgado (SED, El Buen Hijo, etc.) para buscar nuevos planteamientos en la forma de encarar las canciones, mientras Sergio (teclados, guitarra, sintetizador) se marcó el reto de acumular ideas para desarrollarlas en un periodo muy corto de tiempo (dos meses) para evitar pensar las cosas demasiado y así apostar por ideas más intuitivas. Pero esto no es todo, ya que quiso involucrar a Elvira Sastre y Javier Vidal (Mr. Marshall) para escribir las letras.

¿Y de qué hablarán las letras? Nuevamente, gracias a lo que cuenta el grupo, podemos imaginar temáticas hasta cierto punto pesimistas acerca de nuestra sociedad en este momento del siglo XXI, rodeados de tecnología, redes y pantallas que en demasiadas ocasiones actúan como barreras invisibles en nuestra relación con el entorno, con el resto de la sociedad e incluso con nosotros mismos. Pero, del mismo modo, podemos adivinar un fondo esperanzador sobre el asunto:

Las canciones hablan de forma frontal de cómo se ve este naufragio cuando paras un segundo a sacar la cabeza, de ganar perspectiva sobre el lugar donde creciste y de cómo las pantallas nos roban la mirada hacia el exterior y nos olvidamos de nosotros mismos. También de echar de menos cuando estás perdido en esta marabunta y de las cosas que hacen que la vida sepa mejor.

View this post on Instagram

Día 13. #disco4

A post shared by Miss Caffeina (@misscaffeinaoficial) on

View this post on Instagram

Día 163684826 #disco4

A post shared by Miss Caffeina (@misscaffeinaoficial) on