El BIME Live 2018 vuelve a Barakaldo presentando lo mejor de la actualidad musical internacional en un cartel repleto de heterogeneidad del que podremos disfrutar durante dos días (26 y 27 de octubre). Una cita indispensable para todo melómano que se precie donde ni más ni menos que dos pesos pesados de la electrónica de los últimos ¿20 años? como son Aphex Twin y Jon Hopkins se dan cita junto a representativos del indie tanto noventero (Slowdive, Stephen Malkmus, Sun Kil Moon) como del nuevo siglo (Editors, Kurt Vile, John Maus, Damien Jurado, MGMT, José González y Unknown Mortal Orchestra, entre otros) formando una constelación de artistas muy reconocidos a un precio bastante razonable teniendo en cuenta cómo se mueve el mercado de las entradas de esta índole.

El País Vasco sigue liderando el panorama de festivales en relación calidad/precio, y con el BIME Live no iba a ser otra historia. El festival parece estar en su pleno apogeo y es de agradecer ver un evento con tanto criterio en su selección de artistas crecer en su alcance y diversificarse. Con unas instalaciones tan propicias como son las del BEC, alto diseño y funcionalidad sonora se unirán en dos sesiones en las que disfrutaremos tanto de un cartel de grandes artistas por el día como de una fiesta electrónica nocturna llamada ‘Gaua’, donde artistas del género como Daniel Avery, Nina Kraviz o Kornél Kovács cerrarán uno de los eventos musicales más logrados en su producción al que podemos asistir en España.

Ya desde la anterior edición el BIME Live nos presentaba un roster repleto de nombres conocidos (Royal Blood, Ride, The Prodigy, Franz Ferdinand) como no tan conocidos pero apreciados en el culto (Einstürzende Neubauten, Bill Callahan, Orbital), siempre mezclando lo mejor de la electrónica actual y pasada con nuevos nombres emergentes del indie de los últimos años. Esto hace que en esta edición el listón esté bastante alto y aun así se hayan propuesto superarlo con artistas de la talla de los que hablaré a continuación. De todas formas, yo ya tengo mi asistencia asegurada para comprobarlo, ¿y tú? ¿Te atreves a vivir la experiencia BIME?

Aphex Twin

Aphex Twin es sin duda uno de los artistas de electrónica más enigmáticos de la historia. Pionero del ambient techno desde principios de los noventa, nos ha sorprendido con su originalidad, su técnica y sobre todo su cuidado del sonido: los bleeps, los blops y los beats asincopados son marca de la casa, convirtiendo su electrónica en algo más que entretenimiento musical; en un género de auténtico culto. El IDM (Intelligent Dance Music) es su mayor creación, un movimiento por y para la reflexión, un masaje mental electrónico que álbum tras álbum ha ido explorando en todas sus facetas.

La pregunta es: ¿cómo un artista tan importante para el desarrollo de la electrónica moderna ha conseguido mantenerse en el underground? Dentro de sus posibilidades, Aphex Twin ha estado oculto durante nada más y nada menos que trece años, el tiempo que pasó desde “drukQs” (2001) hasta su último LP de estudio “Syro” (2014), lanzando canciones sueltas por SoundCloud, midiendo así el alcance que podían tener sus fans hacia su música, mixtapes y demos varias con distintos alias y manteniendo siempre un aura de auténtico misterio hacia su persona. Este año, en el EP “Collapse” continúa con el estilo presentado en “Syro” a través de un corta duración bastante asequible para quien quiera adentrarse en su sonido. El caso es que Aphex Twin es toda una rareza en directo, no sabemos cuándo volverá a España otra vez o si volverá y, por lo tanto, se convierte en una cita indispensable y de las más reseñables de este BIME Live 2018.

Slowdive

Uno de los comebacks más sonados de 2017. Slowdive son ya una leyenda del dream-pop, de esa escena shoegaze de los noventa junto a My Bloody Valentine y Ride, entre otros, que tanto nos hicieron soñar despiertos en su recorrido. Con “Slowdive” (2017) volvieron veintidós años después de aquel “Pygmalion” de 1995, año en el cual decidieron parar su carrera, para demostrar que a pesar de los años siguen en forma y mantienen su esencia como banda; la delicadeza melódica, las capas de armonías de guitarra llenas de esa sensibilidad pop lánguida que han llevado con pulcritud al estudio tantas pero no suficientes veces como los fans hubiéramos querido… Slowdive están aquí y ahora, no sabemos hasta cuando y en este festival tendremos otra de esas raras oportunidades de ver en España a una banda tan mítica de la que podremos disfrutar tanto con sus mejores éxitos como con los exquisitos sonidos presentados en su último larga duración. Otro imprescindible más de este BIME 2018.

MGMT

Probablemente este BIME reúne a bandas en sus regresos más lúcidos y argumentados. No todas las formaciones pueden volver al estudio después de tantos años con una razón de peso y encima mejorando su sonido y su composición como lo han hecho MGMT este año. Con “Little Dark Age” (2018) los míticos MGMT de “Kids” y “Electric Feel” dejan de lado ese aspecto one-hit wonder conscientes de crear un disco compacto con canciones originales y exploraciones en el synth-pop ochentero de la manera más psicodélica posible y sin perder un ápice de su esencia. Quizá dejando de lado el aspecto más pegadizo de su música en pos de sonar verdaderos, trascendentales y para nada plagios de ellos mismos como ocurre en muchos de estos comebacks que parecen moverse más por dinero que por avanzar en lo musical. Estamos de enhorabuena porque en el BIME Live 2018 podremos disfrutar tanto de sus grandes éxitos como de esta nueva faceta experimental que nos hará sentir y vibrar al ritmo de uno de los grandes grupos indies de los dos mil que para nada parecen perder la forma diez años después.

Jon Hopkins

Qué decir de Jon Hopkins. Ambient, house, techno, IDM… Pocos palos de la electrónica alternativa son los que le faltan al bueno de Hopkins por tocar en su larga trayectoria. Convertido en el hijo pródigo del gran Eno, con “Immunity” (2013) se coronó en el podio de un género emergente como el microhouse, mezclas de techno y minimalismo con toques de ambient que hicieron las delicias de los fans con una electrónica vanguardista e ideada para su escucha meditativa pero a la vez pudiendo ser propia de pistas de baile y estar presente en boiler rooms por todo el mundo. Su estilo fusiona una clásica moderna con la electrónica más rítmica y rica en matices, y su “Singularity” de este año está entre lo mejor de este estilo. Una producción millonaria que crece con las escuchas a medida que vamos redescubriendo texturas ocultas entre beats tan camaleónicos como pulsantes. Quizá este “Singularity” suponga su salida al gran mercado marcando un hito, un antes y después en la electrónica más alternativa dándose la mano con las grandes pistas en las que sin duda nos hará bailar tanto corporal como cerebralmente. Uno de los grandes abanderados de la electrónica mundial que no dudo dejará gratas sensaciones en esta edición del BIME.

Stephen Malkmus & the Jicks

Para fans y no tan fans de Pavement Malkmus es un icono incontestable del indie-rock lo-fi noventero. Un tío guay del que enamorarse a través de sus canciones, desde el country más frágil hasta los guitarreos ruidosos sin control que han ido adornando toda su larga trayectoria desde que dejara su banda para encarrilarse en solitario. Con “Sparkle Hard” (2018) vuelve al ruedo con un sentimiento de nostalgia, una madurez lograda álbum tras álbum que no evita esas salidas de tono tan propias de su adolescencia musical para dar un vuelco más art rockero, más adulto, como si se tratase de un Lou Reed contemporáneo. Malkmus y los suyos están listos para revivir esos noventas llenos de buenas canciones (tanto de ayer como de hoy) en esta edición del festival vasco que parece querer tocarnos la fibra a todos los fanáticos de esa época dorada de la música underground.

Kurt Vile & The Violators

Kurt Vile es un punto y aparte en el ámbito de los cantautores folk rock actuales. Único como él solo, sabe impregnar de su personalidad a cada una de sus canciones, generar momentos de su vida y transmitirlos con tanta espontaneidad que es imposible no sacarnos una sonrisa en cada fraseo, en cada punteo de su guitarra. Kurt Vile es libre, soñador y vive en un mundo al que nos gustaría entrar. En concreto al desordenado salón de su casa y escucharle en silencio mientras nos mira y sonríe, porque él siempre sonríe hasta en los peores momentos. Su último trabajo, una colaboración con Courtney Barnett titulada “Lotta Sea Lice” (2017), deja joyas folkeras a su paso demostrando una gran complicidad en una pareja que parece estar hecha uno para el otro de principio a fin. Indie-folk de andar por casa de la mano del ‘nieto’ desgreñado de Bob Dylan que, junto a su grupo de tour ‘The Violators’, nos visitarán en este BIME Live en un momento álgido de su carrera, lo cual podremos apreciar sin duda sobre el escenario. Incluso quizás podamos catar algún adelanto de su anunciado séptimo álbum de estudio “Bottle It In”, lo que sería una gran exclusiva para todos sus fans.

Damien Jurado

Damien Jurado es un cantautor indie que comenzó su carrera en la música allá por los noventa con sus primeros cassettes lo-fi  y ha ido progresando con el tiempo hacia un estilo más refinado, cercano al art-pop con toques de música de cámara como demuestra en su último y para mí mejor trabajo “The Horizon Just Laughed” (2018). La historia de Damien es la de un artista encontrando su espacio y su zona de confort disco tras disco con exploraciones sonoras sin miedo a ser imperfectas, siempre con su tono de voz confidencial y tan relajante como tumbarte en tu sillón favorito. La voz de Damien te mece a través de los arreglos de sus canciones y te conduce a ensoñaciones profundas, sensaciones que más quisieran otros artistas del género lograr. La historia de Damien continúa hoy día y cada vez es más aclamado y reconocido por otros artistas como inspiración; sus visiones introspectivas entran en nuestros oídos y nos acarician como una experiencia conmovedora. Damien Jurado es la representación del indie más soft y pausado que podremos vivir en directo en esta edición del festival, otro de esos artistas que no pueden perderse de vista y que seguro nos hará un hueco de paz y serenidad en este gran cartel.

José González

Un hombre y su guitarra. Solos, nada más. José González es la representación de ese folk intimista que, lejano a todo el caos de la ciudad y la sobreproducción que rodea a la industria musical, lleva hacia delante una filosofía que pone en práctica con temple y sosiego. Con tres LPs a sus espaldas, “Veneer” (2003), “In Our Nature” (2007) y “Vestiges & Claws” (2015), José González demuestra que menos es más y que uno sólo debe entrar en el estudio de grabación cuando está realmente inspirado y preparado para ello. Este sueco ha conquistado nuestros corazones desde las primeras notas del single “Heartbeats”, a partir del cual se ha ganado un nombre y un rincón en la escena independiente internacional, donde a pesar de los años se sigue manteniendo como una apuesta segura en directo. Y otra vez solo, con su guitarra, vendrá a este BIME Live 2018 para deleitarnos con la sensibilidad de los particulares latidos de su corazón.

Unknown Mortal Orchestra

Unknown Mortal Orchestra es un grupo de pop psicodélico formado en 2010 por el dúo Ruban Nielson (vocales y guitarra) y Jacob Portrait (bajo) que ha ido creciendo en miembros y en producción a lo largo de sus cuatro álbumes de estudio. Desde los aclamados homónimos “I” (2011) y “II” (2013) han ido dejando perlas en forma de pegadizas canciones siempre caracterizadas por guitarras y arreglos igual de suaves que la voz de Ruban, con ese toque soul limpio y cristalino que los hace sonar siempre tan frescos como la primera vez que los escuchas. Con “Sex & Food” (2018), su último disco de estudio, han ido un paso más allá hacia terrenos de una psicodelia discotequera con ritmos garajeros que hace las delicias de cualquier amante del género. Un experimento indie-retro cuyo colorido y lisérgico directo hará entrar en trance a más de uno. Otro must de este BIME Live 2018 lleno de sorpresas allá donde mires en su cartel.

Sun Kil Moon

Sun Kil Moon, o mejor dicho el proyecto en solitario de Mark Kozelek, no podía faltar en esta selección de grandes nombres del indie-folk para cerrar una velada perfecta. Polémico, siempre trasgresor y a la vez sentimental, la voz del ex-Red House Painters será gratamente recibida en el festival. ¿Con qué nos sorprenderá esta vez? Mark Kozelek es un experto en resultar impredecible en directo y en hacer versiones distintas de todos sus temas, y su discurso lleno de comedia negra con ese toque de ternura característica de la personalidad de Kozelek nos contará historias sobre su vida o nos dará su opinión sobre cualquier tema que se le ocurra sin dejar a nadie indiferente. Así es Sun Kil Moon, un artista capaz de hacer canciones folk-pop perfectas a la vez que salirse de lo establecido de manera experimental y absurda. Lo que sí es cierto es que su voz nos enganchará una vez más en esta edición del BIME y se nos hace la boca agua. Kozelek, te esperamos con ganas.