Fotografía: Alistair Taylor-Young

Wilder Mind” marcó un antes y un después para Mumford & Sons. Abanderados de un folk dulce, accesible y parcialmente modernizado para el nuevo siglo con sus dos primeras obras, “Sigh No More” (2009) y “Babel” (2012), los de Marcus Mumford apostaron en 2015 por una senda eléctrica que tampoco les sentó mal del todo aunque carecía de alguna peculiaridad sonora que nos remitiese directamente a Mumford & Sons. Tres años después el conjunto británico está de vuelta anunciando lo que será su cuarto álbum de estudio: “Delta” se ha grabado en los Church Road Studios londinenses junto al reputado productor Paul Epworth (The Horrors, Adele, Jorja Smith, Glass Animals) y se publicará el próximo 16 de noviembre a través de Gentlemen of the Road y Glassnote Records. No obstante, la banda ha explicado que actualmente todavía están dando los últimos retoques al sucesor de “Wilder Mind” y esperan finalizar el trabajo este mismo fin de semana.

Un registro de diferentes tonos, colores y texturas

Por otro lado, sabemos que “Delta” contará con un total de catorce canciones, aunque Mumford & Sons no han querido desvelar el tracklist completo y nos tenemos que conformar con la carátula del álbum, que puedes ver al final de la noticia. Asimismo, la llegada de este disco coincide con el décimo aniversario de la formación de la banda, por lo que, según la nota de prensa:

“Delta” es un disco de diferentes matices, colores y texturas. También es el marcador de la primera década desde la formación de Mumford & Sons y de la dinámica de estar o no en la carretera. Es una colección conmovedora de canciones, quizás más íntimas y expansivas que nunca, tanto en las letras como en la música. También su escucha es dulce, introspectiva y reflexiva, pero marinada con la dinámica de sus canciones, con atractivo del tamaño de estadios. Parece que resultará un trabajo definitorio de su carrera.

Mientras que en “Wilder Mind” se acercaban a un sonido eléctrico y arrollador, que parecía compuesto para sonar en los escenarios principales de grandes festivales, “Delta” añade a esa potencia una dosis de intimidad y júbilo que se ha convertido en marca de la casa.

Entretanto, Winston Marshall ha explicado durante una entrevista con Annie Mac en su programa de la BBC Radio 1 que:

Creo que al principio [de la grabación del álbum] nos enamoramos de los viejos instrumentos que no tocamos en “Wilder Mind” como las acústicas y los instrumentos más folkies, pero éramos conscientes sobre cómo podemos hacer que estos instrumentos no suenen igual que aquellos que nos abrieron un mundo completamente nuevo entonces.

“Delta” añade a esa potencia una dosis de intimidad y júbilo que se ha convertido en marca de la casa

A raíz de estas declaraciones podemos formar una opinión más o menos sólida acerca del primer single y adelanto del largo. “Guiding Light” parece fundir la vena eléctrica de “Wilder Mind” con algunas de las características más genuinas de sus dos primeros trabajos, por lo que tal vez hablemos de, parcialmente, un back to basics. Es más, ¿hay un banjo en la mezcla o simplemente es una guitarra punteada para engañar a nuestros oídos? Marcus Mumford detalla:

Fue un poco bestial ir probando y grabar. Fue un trabajo realmente duro. Lo probamos de muchas maneras diferentes… Esta [canción] nos llevó su tiempo. La escribimos hace un año, pero nos llevó un tiempo llegar a coger el punto que queríamos y ahora estamos contentos con el resultado.