Fotografía: Susan Moss

Este viernes 21 de septiembre, con motivo del equinoccio otoñal, Richard Reed Parry de Arcade Fire publica el primero de sus dos nuevos álbumes de estudio que anunció a finales del pasado mes de julio. Para este proyecto, que llega cuatro años después de aquel “Music for Heart and Breath” (2014), el músico canadiense ha unido fuerzas con la disquera estadounidense ANTI-. Asimismo, Parry ha explicado que las siete canciones de “Quiet River of Dust Vol. 1” llevan cocinándose una década, concretamente desde el final de la primera gira de Arcade Fire por Japón en 2008. Los bosques y la naturaleza del país nipón han influenciado en gran medida esta doble obra, algo que comprobamos con los primeros adelantos “Sai No Kawara (River of Death)” y “On the Ground”, después con el folk revitalizador de “Song of Wood” y ahora con “I Was In the World (Was the World In Me?)”. Sobre esta composición, él mismo explica:

Es una canción sobre los elementos y nuestros cuerpos inextricablemente entrelazados. Acerca de ser humano y experimentar un momento de comunión con la naturaleza que es tan directo y poderoso que perdemos el sentido de dónde terminamos nosotros mismos y dónde empieza el mundo que nos rodea. Un momento simultáneamente maravilloso y aterrador de ‘perderte a ti mismo’: nadar en un río, darte cuenta de que la misma sensación táctil hermosa que estás teniendo en el agua es, de alguna manera, una versión viva de lo que puedes experimentar en el momento de morir, ya que las moléculas de tu cuerpo se fusionan realmente con las moléculas del mundo que te rodea… Nos convertimos en cenizas, somos arrojados al mar, absorbidos por las nubes, llovemos sobre la tierra y en los ríos… A medida que giramos y giramos, volvemos.

Este último adelanto se ha promocionado con un vídeo en directo a cargo de Joe Barker en el que vemos a Richard Reed Parry interpretando la pieza en medio de la naturaleza. También se encuentra disponible a través de las principales plataformas de streaming.