Lana Del Rey parece haberse puesto las pilas rápidamente tras el despropósito que fue, a todas luces, “Lust For Life” (2017). Si aquel “Honeymoon” (2015) nos mostró una leve mejoría respecto al tampoco nada destacable “Ultraviolence” (2014), el último larga duración de la artista neoyorquina hasta la fecha se reveló como un registro en general artificial, sobreproducido, incoherente y desganado, como si hubiese sido realizado en base a estudios de mercado antes que por una verdadera voluntad creativa. Sin embargo, su reciente single “Mariners Apartment Complex” es justamente lo que Lana Del Rey necesitaba y lo que el pop necesitaba de ella: una evolución hacia algo más sincero y honesto, una renovación en su tono que no le haga perder personalidad pero sí le devuelva brío que hacía tiempo que parecía haber perdido. ¿Nos ha hecho Lana Del Rey recuperar la fe y la esperanza en su propuesta? Más o menos sí, por lo que recibimos con bastantes ganas el anuncio de su próximo álbum de estudio, titulado “Norman Fucking Rockwell”.

El sucesor de “Lust For Life” llegará en 2019

“Norman Fucking Rockwell” (sí, el título mola mogollón) no tiene fecha de lanzamiento por el momento, pero como podemos imaginar su título se refiere al célebre fotógrafo y pintor estadounidense conocido por sus “imágenes costumbristas llenas de ironía y humor”. Lo que sí sabemos es que llegará, según lo previsto, en algún punto de 2019 (seguramente a principios). Lana ha charlado con Zane Lowe en su programa de Beats 1 en Apple Music para promocionar el anuncio del disco, donde ha explicado el origen del título y que por ahora tiene once canciones, entre otras cosas:

Trabajando con Jack [Antonoff] estaba un poco más relajada porque él era muy gracioso. Así que la canción que da título al álbum se llama “Norman Fucking Rockwell” y trata sobre este tipo que es un genio y él cree que es la hostia, lo sabe y no va a parar de decirlo. Muy a menudo terminé con estos tipos creativos o lo que sea, y ya sabes, ellos hablan y hablan sobre ellos mismos todo el rato, y yo digo: “Sí, sí”. Pero también tiene un poco de mérito. Son realmente buenos. Me gusta tanto la canción principal que pensé: “Está bien, definitivamente quiero que el disco también se llame así”.

En la canción “Venice Bitch” hay una pequeña referencia a Norman Rockwell, que no tenía por qué estar allí. No recuerdo si lo puse ahí intencionadamente sólo para lanzar ese mensaje un poco más fuerte. Ni siquiera puedo recordar lo que estaba pensando, pero creo que cuando escribía esta canción era una versión más feliz del amor. Algo así como: “Yo estoy de gira, tú escribes. Lo hacemos funcionar”. También sabes que me encantan las referencias a pintores porque, a veces, cuando escribes tratas de dar vida a estas ideas, también soy muy visual. Entonces sí, no sé. Sé que es un título alocado, pero ese es sólo el título del disco.

“Es el final del verano y algunas personas sólo quieren conducir durante diez minutos y perderse en guitarras eléctricas”

Lana Del Rey parece darnos a entender que Jack Antonoff, nombre detrás de obras recientes tan reputadas como “Melodrama” de Lorde o “MASSEDUCTION” de St. Vincent, ha sido el encargado de producir “Norman Fucking Rockwell” al completo. Del mismo modo, la pieza a la que hace referencia, “Venice Bitch”, funciona como segundo adelanto y single del LP. Y seguramente sea una de las composiciones más atípicas y sorprendentes de la artista, primero dada su duración (casi diez minutos) y después por su estructura (cargada de guitarras y arreglos de cuerda que en un punto desembocan en improvisaciones melódicas). La propia Lana explica cómo en su discográfica no veían con buenos ojos publicar una canción así como single:

Se lo puse a mis mánagers y dije: “Sí, creo que éste es el single que quiero lanzar”. Y dijeron: “Son diez minutos de duración. ¿Nos estás tomando el pelo? Se llama ‘Venice Bitch’”. En plan: “¿Por qué nos haces esto? ¿No puedes hacer una canción pop normal de tres minutos?”. Y yo estaba como: “Bueno, es el final del verano y algunas personas sólo quieren conducir durante diez minutos y perderse en guitarras eléctricas”.

Lana Del Rey también ha explicado que tiene la intención de publicar un poemario, titulado “Violet Bent Backwards Over the Grass”, antes de la salida del disco.