Fotografía: Press

The Libertines planeaban lanzar el sucesor de “Anthems for Doomed Youth” (2015), tercer álbum de estudio que abrió una nueva etapa para el conjunto británico, en algún punto de este verano. A pesar de que hoy por hoy sabemos que su cuarto larga duración no llegará hasta 2019, lo cierto es que The Libertines sí están trabajando en nuevo material en el estudio que ellos mismos han habilitado en sus denominados ‘The Albion Rooms’ de Londres. Al respecto, Carl Barât ha charlado recientemente con Scotts Menswear, ofreciendo algún que otro detalle sobre el estado actual de la banda después de trabajar intensamente para abrir las puertas de su hotel mientras continúan de gira presentando el mencionado “Anthems for Doomed Youth”:

Tiendo a encerrarme en mi pequeño búnker ya que puedo ser vago, y no puedo trabajar bajo la presión de pensar que necesito escribir un puto hit. Tengo muchas ideas para este álbum, y tengo que hablar sobre ellas con los chicos.

Pete & Carl ❤️ 📸 @benmcquaide #ynotfestival2018

A post shared by Y Not Festival (@ynotfestival) on

Gary Powell: “Nuestro último álbum fue bastante convencional en cuanto al enfoque de tempos y música. No se sintió tan especial como los primeros”

Por otro lado, el pasado mes de julio el baterista Gary Powell concedió una entrevista a Clash Magazine para hablar sobre el proyecto hotelero de la banda, su último LP y la correspondiente gira y también sobre ese futuro álbum de estudio, dándonos a entender que, si bien no supondrá una gran revolución, sí quieren intentar exprimir las posibilidades de su propuesta y llevarla más allá de lo que consiguieron en “Anthems for Doomed Youth”:

Lo último que intentaríamos hacer en el mundo sería reinventar la rueda. Tenemos nuestra propia identidad y nos apegaremos a ella tanto como podamos. Es lo que nos hizo ser lo que somos. Pero, una vez dicho esto, tenemos la oportunidad de investigar y encontrar nuevos enfoques de lo que hacemos.

Tengo mi propio estudio y estoy bastante interesado en hacer música electrónica, y aunque no estoy diciendo que vayamos necesariamente a tirar por la música electrónica, ciertamente hay elementos que pueden agregarse a The Libertines. También estaría bien comenzar a jugar con tempos interesantes. Nuestro último álbum fue bastante convencional en cuanto al enfoque de tempos y música. Si desnudas la música y quitas las letras, literalmente podría haber sido cualquiera tocando. No se sintió tan especial como los primeros [discos].

Casi al final, el periodista Liam Turner preguntó a Powell si llegaría antes la apertura del hotel o su nuevo álbum, y éste dejó bien claro que no deberíamos esperar la publicación del nuevo álbum pronto, ya que al haber estado tan concentrados en ese proyecto su creatividad se vio anulada y tienen que regresar al estudio, concentrarse y “crear algo que sea realmente especial”.