El pasado viernes Blood Orange publicó su cuarto álbum de estudio “Negro Swan”, el cual hemos definido como su trabajo más arriesgado hasta la fecha. Es un disco grande y sin complejos, resultado de un proceso de introspección realizado desde la intimidad y en clave psicodélica, adentrándose sin renunciar a su esencia G-funk, pop y sintética en los terrenos del avant-pop, del lo-fi, del bedroom pop y del jazz neoyorquino. Uno de los temas más destacados del conjunto, “Saint” (incursión de Prince en el acid jazz con forma de pieza cortante y atmosférica que encierra en sí misma toda la oscura densidad del disco), cierra la –al menos primera– trilogía de videoclips del disco (primero se lanzaron los de “Charcoal Baby” y “Jewelry”). El clip es bastante minimalista y está protagonizado por el propio Dev Hynes interpretando la canción en una habitación mientras gente (Indya Moore, Kai the Black Angel, Ana Kraš…) observa. Ha sido dirigido por él mismo y, además, en una reciente entrevista ha confirmado que durante las sesiones de “Negro Swan” compuso otro álbum completo:

Nunca entro en una habitación y hago otro álbum. Soy yo viviendo mi vida y luego dentro de ella se hace un álbum. Por lo general, hay un momento en los últimos dos meses en que cambia y de repente puedo ver qué va a pasar o cómo se va a armar.

Hay un poco más de brillo y se siente un poco más esculpido. El otro es más nihilista y agresivo. Por lo general, hay un álbum que no he publicado cada dos años.

Puedes ver el videoclip de “Saint” a continuación.