El año pasado cerramos la correspondiente edición del Sonorama Ribera con una magnífica crónica en la que explicamos que lo que sucedió en Aranda de Duero marcaba un antes y un después para el festival independiente por excelencia de la música española. Trescientos sesenta y cinco días más tarde estamos en el después de ese punto de inflexión marcado por un récord de asistencia histórico conmemorando el vigésimo aniversario del evento y un cartel más que bien seleccionado.

El Sonorama Ribera 2018 se enfrenta a sí mismo: ¿de ahora en adelante van a intentar continuar o volver por la vía independiente musical o se lanzarán al modelo de festival masivo que tantos beneficios y críticas provoca? El festival castellano se ha inclinado, un año más, por apuestas seguras dentro del panorama indie y rockero nacional que con facilidad llenarán los escenarios, aunque también ha llamado a la puerta de algún que otro artista internacional que sorprendentemente se ha dejado caer por la meseta norte. Estas son nuestras propuestas imprescindibles.

Liam Gallagher

Este año la apuesta fuerte a nivel internacional en un festival eminentemente nacional es el pequeño de los Gallagher. Para entender la progresión del ex vocalista de Oasis durante el último año no hay más que observar cómo su proyecto en solitario ha pasado de ser tercera línea en la mayoría de festivales a cabeza de cartel. “As You Were” es, de lejos, su mejor trabajo desde el final de Oasis y ha copado las listas británicas durante semanas pese a ser un elepé donde no ha existido apenas riesgo, convirtiéndose en uno de los álbumes más vendidos de los últimos veinte años en formato vinilo. ¿Qué esperar del concierto? Será digno de ver cómo se desenvuelve el pequeño de los Gallagher lejos de los hooligans británicos que inundan la costa valenciana. En Castilla el publico es diferente, pero sin duda disfrutaremos del arrojo clásico de Liam y una distribución a partes iguales entre los clásicos de Oasis y sus nuevas canciones.

Bunbury

El zaragozano será el plato fuerte nacional para la vigésimo primera edición del Sonorama Ribera. Un concierto en el que los asistentes podrán disfrutar tanto de sus clásicos más conocidos y coreados como de las canciones de su notabilísimo último álbum de estudio “Expectativas” (2017). Un LP que, sin lugar a dudas, adquirirá mucho protagonismo durante el show que encabeza la noche del jueves y que se ha presentado al mundo como el propio mundo orwelliano de Bunbury heredero de “1984”. Canciones con una carga política inconfundible que retratan a la perfección muchos de los asuntos que rodean a la sociedad española y global contemporánea. Bunbury es sinónimo de atemporalidad y éxito garantizado, ya sea con su antigua banda o en solitario. ¿Se necesita algo más?

Xoel López

El cantautor de La Coruña tiene una nueva cita con el Sonorama Ribera apenas un año después de que encandilase al público con sus canciones tribales durante la vigésima edición. Una apuesta segura para los amantes de la música española que invita a bailar y a seguir de fiesta. Protagonizará uno de los espectáculos más seguidos la noche del viernes junto al del mencionado Bunbury. Pero hay que tener algo muy en cuenta respecto a su concierto de 2017, y es que esta vez el gallego defenderá su tercer disco en solitario, “Sueños y Pan”. Este larga duración ha supuesto el cierre de una trilogía donde Xoel ha apostado por más sonidos de carácter electrónico que abren nuevos caminos en la carrera del artista gallego.

Ángel Stanich

Otro de los que repite por enésimo año consecutivo –y por Dios, que siga así– es Ángel Stanich. Uno de los productos Pata Negra del festival arandino y de esos artistas que cuando la gente acude a escuchar se le considera de los ‘nuestros’. Eran muchos los que esperaban que el santanderino editase su segundo larga duración, y podemos afirmar que la espera ha merecido la pena. Con “Antigua y Barbuda” (2017) el público podrá disfrutar de su mejor trabajo, un disco donde se entremezclan su sello personal de folk ácido, que ya pudimos escuchar con claridad en su álbum debut, y un avance hacia canciones con una inequívoca ambición pop. Si todo esto no os convence (y aportando nuestro granito de arena) diremos que la redacción de El Quinto Beatle catalogamos este álbum como el noveno mejor de 2017 en la categoría nacional. Casi nada.

Arizona Baby

Los que jugarán en casa en el festival castellano por excelencia son Vielba y sus inconfundibles Arizona Baby. Es cierto que los vallisoletanos llevan sin sacar álbum desde 2014, en gran parte por el desarrollo de otros proyectos sobradamente conocidos como Corizonas, pero poder disfrutar de algunos de sus clásicos es sinónimo de buena música, joda y diversión. Y más cuando tocarán con un público cien por cien entregado. Todavía sigue retumbando fuerte entre muchos su “Secret Fires”, un disco fresco que no tiene desperdicio desde la primera a la última de sus canciones y que siguió apostando por las claves que han llevado al éxito a Vielba y compañía desde sus inicios, allá por 2003.

Viva Suecia

Otra de las citas obligatorias el viernes será con Viva Suecia, quienes con una trayectoria meteórica han pasado en dos años de ser una de las joyas ocultas del festival a situarse como una de sus principales apuestas. Su debut “La Fuerza Mayor” (2016) dejó muy buen sabor de boca entre el público y la crítica y les apuntaló como uno de los grupos nacionales a seguir para los próximos años. Sin embargo, el consecutivo “Otros Principios Fundamentales” (2017) denotó cierta pérdida de identidad y alguna que otra similitud –no muy agraciada– con bandas como Izal o Second, dejando a un lado parcialmente su vena más próxima a Los Planetas o Galaxie 500. Sea como sea, en directo los murcianos tienen una oportunidad única de reivindicar que Viva Suecia son más Viva Suecia que nunca y allí estaremos nosotros.

Los Punsetes

Y hablando de grupos políticamente incorrectos y ácidos… Los Punsetes llegan al Sonorama tras haber publicado sus, seguramente, dos mejores álbumes. Desde el estreno de “LPIV” (2014) y sobre todo de su último disco “¡Viva!” (2017) han llegado a los corazones de todos. Con más de diez años a las espaldas nunca se han cansado de atizar a todo lo que se mueve en cada una de sus canciones, y precisamente su último álbum es una mina de singles icónicos que probablemente se seguirán cantando a pulmón durante los próximos años sin ningún tipo de problema. ¿Pero qué mejor oportunidad que disfrutar de ellos cuando están prácticamente sacados del horno?

Rubén Pozo

Una de las voces de la experiencia que llega al Sonorama Ribera es Rubén Pozo. El cantautor catalán se encuentra a sus cuarenta y tres años en una etapa de madurez para seguir convenciendo, después de unos cuantos años, con trabajos como “Habrá Que Vivir”. Discos así reafirman de la mejor manera posible la carrera de un artista excepcional que lo mismo le da trabajar en grupo que por cuenta propia. Quien vale, vale. Además su concierto será especial, ya que actuará junto a su amigo y paisano Lichis.