Fotografía: Capitol Records

A finales del pasado mes de junio, aprovechando la celebración de su 76 cumpleaños, Paul McCartney anunció un nuevo álbum de estudio titulado “Egypt Station” –primero desde que allá por 2013 publicara “NEW”–, el cual podremos escuchar al completo el próximo 7 de septiembre (se edita vía Capitol Records). Más o menos un mes después el ex Beatle se ha sentado junto a Jarvis Cocker en el Liverpool Institute for Performing Arts (co-fundado por el propio McCartney en 1996) para que el icónico frontman de Pulp le entreviste abordando diferentes temáticas, desde su música actual favorita a la grabación de su nuevo disco o cómo comenzó su amor por la guitarra y el rock and roll. Sobre este último asunto, Paul recuerda de forma emotiva el skiffle, el rock y cómo surgió su amistad con George Harrison:

Conocías a muchos amigos que tenían guitarras… es como conocí a George. Él solía coger el autobús en la parada siguiente a la mía. Era alrededor de media hora de viaje a la escuela, y así desarrollamos nuestra amistad, comenzamos a hablar de guitarras y aprendimos acordes el uno del otro.

Fue una locura… El rock ‘n’ roll provenía del skiffle. Recuerdo estar sentado aquí [haciendo gestos al auditorio], en los bancos con una copia de una revista musical, la NME, y viendo una foto de Elvis. ¡Guau! Estábamos cautivados con ese tipo y cuando escuchamos sus discos, eso fue lo más. Queríamos ser así; así es como queríamos vivir. Simplemente nos enamoramos de todo… Pensamos que era un gran cantante, tenía un gran sentido del humor y hacía grandes discos.

Paul también comentó el proceso de composición y grabación de “Hey Jude”, una de sus más celebradas canciones con The Beatles que a finales de agosto cumple medio siglo y que grabaron más o menos un mes antes:

La toqué para John y le gustó. Había una línea de guitarra que pensé que iba a cambiar y me puse [tocándola y cantando] “The movement you need is on your shoulder”, me di la vuelta y dije: “Voy a cambiar eso, no te preocupes”. Y entonces él dijo: “No tienes ni idea. Es la mejor línea que hay en la canción”. Así que la firmó.

Fuimos al estudio. Siempre solíamos trabajar sólo durante el día, pero a medida que conseguíamos más y más éxito habíamos escuchado que gente como Frank Sinatra trabajaba toda la noche, así que dijimos: “¡tendremos que hacer algo así!”. Y se convirtió en algo bueno que probar.

Abordando su nuevo álbum de estudio, el mencionado “Egypt Station” que Paul ha anticipado con los singles “I Don’t Know” y “Come On To Me”, con humor explicó que había intentado crear un doble disco conceptual porque no podía competir con los álbumes llenos de hits de las estrellas de pop modernas: “No puedo competir con la clase de discos que hace gente como Taylor Swift… ¡Tiene mejores piernas que yo!”. Por otro lado, volvió a deshacerse en halagos para el trabajo de Kendrick Lamar y Kanye West, destacando su “My Beautiful Dark Twisted Fantasy” (2009).

Puedes ver el vídeo de la entrevista completa a continuación.

Paul McCartney in Casual Conversation with special guest Jarvis Cocker at The Liverpool Institute for Performing Arts#EgyptStation

Geplaatst door Paul McCartney op Woensdag 25 juli 2018