Fotografía: Ben O’Connor

We’re Not Talking”, segundo álbum de estudio de The Goon Sax que editarán desde Wichita Recordings el próximo 14 de septiembre, será un disco en el que observaremos los grandes cambios que han vivido los miembros de la banda australiana en los últimos años (cuando concibieron su debut “Up To Anything” tenían en torno a los diecisiete años de edad). Ese pequeño lapso de tiempo (ahora tienen diecinueve) puede haber desencadenado grandes cambios en sus vidas, y prometen que sus doce nuevas canciones tomarán “los entusiasmos de la juventud para convertirlos en formas más oscuras y sofisticadas”. Ese teen angst –o más bien young adult angst– se personificó en la afilada, oscura y urgente a partes iguales “She Knows” (primer adelanto que ya tiene videoclip) y vuelve a envolver ahora su nueva “Make Time 4 Love”, una melancólica pero también urgente pieza protagonizada por una guitarra y un cencerro (instrumentos a los que se añaden unos bonitos y justos arreglos de cuerdas y vientos) que versa sobre un amor fallido. El propio Louis Forster confiesa:

Esta canción trata sobre aprender a vivir contigo mismo y aceptar que los impulsos de cualquiera de nosotros parecen irracionales a ojos de otra persona. También se trata de darse cuenta de que el amor se opone al resto de tu vida y admitir la derrota. Estábamos escuchando un montón a ESG y Liquid Liquid en ese momento, así que la canción terminó siendo un poco bailable.

Toda la melodía de esta canción fue realmente divertida para mí. Nos reímos mucho, especialmente cuando escribimos la parte del estribillo, pero luego las palabras fueron muy serias porque sucedían muchas cosas que realmente no podía dejar de lado para escribir sobre otra cosa. “I’m gonna see my baby and it make me feel moody” probablemente habría servido como un truco.

Bajo estas líneas puedes ver el videoclip oficial de “Make Time 4 Love”, dirigido por Ryan Daniel Browne. Alterna secuencias en blanco y negro con otras en color y está protagonizado en su mayor parte por los tres miembros de la banda. Según Forster está inspirado en la película animada de origen alemán Die Abenteuer des Prinzen Achmed y el corto húngaro A Nap és a Hold elrablása.