Fotografía: Mae Mae Dylan

El título de esta noticia resume muy bien lo que ha pasado con Pablo Dylan –nieto de una leyenda como Bob Dylan– en los últimos años. Uno de los apellidos que más presiones puede conllevar dentro de la industria musical llevó a un joven Pablo de quince años amante del rap a publicar una mixtape de hip-hop (con créditos en la producción de nombres como A$AP Rocky, OG Maco y Brent Faiyaz). Esto provocó, como todos podemos imaginar, que los titulares acerca del ‘nieto rapero de Bob Dylan’ se multiplicaran exponencialmente. Sin embargo, un especial desencanto con el funcionamiento de la industria musical contemporánea (en cuanto a cómo sólo quieren música que funcione en la radio y que dé beneficio económico) hizo a nuestro joven protagonista tomarse un largo descanso que ha durado casi hasta ahora, reactivándose para trabajar en lo que presumiblemente será un álbum debut (todavía sin anunciar) en el que abandonará todo rastro de hip-hop para abrazar un legado más propio de su abuelo, aunque según ha confesado va más por el General Grant y las ideas por las que luchó durante la Guerra de Secesión. Sí, tal cual:

Estamos en una América diferente a la que vivíamos cuando escribía algunas de esas canciones más antiguas. Para mí, lo que realmente se me ocurrió es pensar en el ídolo de mi infancia, Kanye West. Me di cuenta de que él y el general Grant son en realidad la misma persona: gente con una idea de cómo es un mundo mejor. Y están luchando por ello cada día.

Sólo éramos mis amigos y yo con algunas guitarras en una habitación. Fue un montón de lectura, tratar de entender lo que está sucediendo hoy y hacer canciones al respecto. Se sentía mucho más importante que el otro material. En aquel entonces yo era un niño en busca de aventuras y creo que lo encontré, pero ahora soy un hombre joven que trata de descubrir cómo funciona el mundo. La historia comienza aquí. Esa fue mi infancia, pero este es el primer capítulo de la historia.

“Lo que realmente se me ocurrió es pensar en el ídolo de mi infancia, Kanye West. Me di cuenta de que él y el general Grant son en realidad la misma persona: gente con una idea de cómo es un mundo mejor”.

Ese primer single publicado el pasado mes de abril (“Eye of the Storm”) ya muestra el cambio de registro casi total de un artista que explica cómo para entender el presente ha necesitado viajar atrás, comprender el pasado y ver hacia dónde le llevaba. No encontró un evento mejor que la Guerra Civil Estadounidense y algunos de sus más ilustres protagonistas (Frederick Douglass, Lincoln, Ulysses S. Grant), aunque musicalmente menciona que:

Crecí con Hank Williams y The Clash tanto como con Kanye y Eminem. Esos discos siempre han estado conmigo, tipos como Robert Johnson y Woody Guthrie. Estos son grandes compositores. […] Creo que cualquier persona que realmente escriba canciones por oficio o por pasión dirá que realmente no sabe cómo ocurre esto. Es casi como un rayo. Es increíblemente intangible y difícil de describir.

“Realmente no lo veo tan diferente de lo que estaba haciendo antes. Al final del día toda la música es sólo ritmo, acordes, melodía y palabras”

Ahora acaba de publicar una segunda canción titulada “Bells”, más rockera y eléctrica, que sirve como aperitivo para su mencionado primer larga duración que podría editarse antes de acabar el presente año.