7 / 10

De la mano de Sony Music el granadino empieza su prometedora aventura en el mainstream nacional con “Me Pelea”. Tenemos un Dellafuente que se arriesga menos que de costumbre y que apuesta por una radiofórmula que tiene poco de innovadora pero, sin embargo, consigue lo que se propone: fabricar un hit del verano en toda regla. Reggaetón, flamenquito, rumba y feria. Todo en uno.

Frases como “Me das más trabajo que una caja de taracea sólo pueden venir de un lugar: la mente de Dellafuente. Enclaustrado entre la tradición y la vanguardia, podemos acreditar al granadino con el mérito de ser uno de los pocos artistas de la generación YouTube que ha sido capaz de adaptarse al sonido de la nueva escena urbana sin perder el sustrato folclórico del que viene, generando así una mezcla genial que no puede describirse más que a través de su propio eslogan: quejíos y autotune. A esta ecuación hay que añadir una mente privilegiada para el marketing, como queda patente en el Dellafuente F.C., que gana adeptos por minutos y que refleja la ambición sin límites de un hombre de procedencia humilde pero destino brillante, como el oro que reviste la D gigante en su cadena.

De oro va esto, porque tras cinco años de subida imparable, la carrera de Dellafuente alcanza ahora un nuevo nivel. Nos avisaba en mayo a través de un sentido tema, “13/18”, cuyo título resume numéricamente lo que es imposible de encerrar en números: una vida de frustración y precariedad, pero también de sueños cumplidos y éxitos. Era, en definitiva, un momento de clausura de capítulo en el que el triunfo del protagonista queda, por fin, firmemente afianzado en momentos como este:

Iba al banco con mi mae y parecíamos transparentes
Ahora to’ la plantilla mu’ suavones con el Dellafuente

La pregunta era: ¿Cómo empieza el siguiente capítulo? Los rumores empezaron a circular y al final se han hecho realidad a través de “Me Pelea”, nuevo y flamante single del granadino que, de la mano de Sony Music, empieza su prometedora aventura en el mainstream nacional dejando en ridículo al “Bien Duro” de su colega C. Tangana (¿o era “Bien Blando”?) con un tema que, pese a tener ecos del ‘flamenquito’ de feria de nombres como El Barrio, consigue trasladarlo todo a una clave musical que se empapa de la personalidad de Dellafuente y que consigue traducir sus inconfundibles influencias a un lenguaje propio e inimitable. Reggaetón, flamenquito, rumba y feria. Todo en uno.

Con el Guincho y Antonio Narváez a los mandos, “Me Pelea” se mete en el cuerpo como un rebujito bien cargado, trayendo el verano a nuestros oídos entre arreglos de vientos y palmeros (han participado dos vientos, dos percusionistas, dos guitarristas y un pianista). Vale que tenemos aquí a un Dellafuente descafeinado, que se arriesga menos que de costumbre y que apuesta por una radiofórmula que tiene poco de innovadora. Con esta canción, sin embargo, consigue lo que se propone: fabricar un hit del verano en toda regla. De la misma manera que “13/18” cerraba un capítulo, “Me Pelea” abre otro en el que todo está por ver. ¿Seguirá la estela de C. Tangana, centrándose en producir y descuidando la calidad? ¿Significa su fichaje por Sony Music la pérdida de personalidad de uno de los nombres más interesantes de la escena? Son preguntas que, por ahora, permanecen sin respuesta.

Mientras tanto, no nos queda más remedio que disfrutar de “Me Pelea”, que será un pelín neutro, pero entra genial en nuestros cuerpos deshidratados.