Fotografía: Paul Natkin (Getty Images)

Supuestamente, la temporada de Kanye West en este 2018 acaba de concluir. Efervescente, emocionante, explosiva y fulminante. Cinco semanas, cinco discos (como él mismo nos anticipó un tiempo atrás vía Twitter). Primero el excepcional “Daytona” de Pusha T (crítica en el horno), después su introspectivo a medio cocinar “ye” (en solitario), su colaboración con Kid Cudi en “KIDS SEE GHOSTS” (reseña también en camino) y la producción de los últimos elepés de Nas y Teyana Taylor. Por si fuera poco, este mes también hemos celebrado el quinto aniversario de su rompedor “Yeezus” (2013), imprescindible para entender la figura actual de Kanye. No obstante, si al final separamos “ye” y “KIDS SEE GHOSTS” del resto (tal vez podamos incluir “Daytona”), seguramente nos hayamos quedado con ganas de bastante más, y a ese respecto la entrevista que concedió al célebre Jon Caramanica para The New York Times ha dejado no-titulares (sí, no-titulares) la mar de reveladores:

Me dijo en un punto [de la entrevista] que quería hacer 52 discos en 52 semanas. Entiende eso como quieras.

Así de contundente fue Caramanica en un podcast (sobre la marca de 48:30) donde mencionó comentarios adicionales no publicados de esa entrevista en la que trataron temas como sus ‘pequeños grandes proyectos’ de este mes, su salud mental, la controversia sobre las declaraciones acerca de la esclavitud, su pequeña colaboración con Drake, etc.

Kanye West’s last 2 years have included chaos, public trauma, divisive flirtations with politics and health struggles that have played out both in public and in private. @joncaramanica reported that depending on the moment, Kayne has been the subject of empathy, enthusiasm or scorn. Casual dismissal of #Kanye has always been a built-in feature of his fame, but in terms of public perception, it’s possible he’s never been more radioactive. Over the past decade and a half, objection has tended to roll off him; now it’s sticking. But over 2 days of extended interviews that took place in his rented Amangani Resort home in Wyoming, Kanye was calm, measured, and also self-aware and willing to reckon with the challenges he’d created for himself. “We came here just for healing,” Kanye said. For someone who spent the whole of his early career in conquer mode, constantly questioning anyone who doubted him, accepting that you can’t always control your own narrative is a kind of growth. Along the way, there will be missteps, setbacks, even upheavals. The healthiest choice, Kanye has discovered, is to learn from them, accept them and absorb them into who he’s becoming. “My existence is selvage denim at this point, it’s a vintage Hermès bag,” Kanye said. “All the stains just make it better.” @itsdorgan took this photo of Kanye at the listening party for his 8th album, “Ye.” Visit the link in our profile to read more.

A post shared by The New York Times (@nytimes) on

Los discos de Chance the Rapper con Kanye West y Childish Gambino son proyectos separados de un esperado álbum debut que lleva anunciando desde 2016

El asunto ha generado un gran revuelo y se ha acogido con escepticismo y emoción a partes iguales, aunque a día de hoy tenemos más pruebas de que, si bien lo de 52 discos en 52 semanas (un año entero al fin y al cabo) suena algo ambicioso y desmesurado, Kanye podría estar trabajando en más música. ¿Con quién y de qué manera? Todo apunta a que con Chance the Rapper, quien acaba de conceder una entrevista a Peter Rosenberg de Complex, dando a la postre dos tremendas exclusivas: por un lado que va a hacer un disco de siete pistas (casi como marca de la casa) con Ye y que, además, tiene batante avanzado su proyecto colaborativo con Childish Gambino (del que empezamos a saber algo a principios de 2017). Sin embargo, ninguno de estos dos registros es su álbum debut como tal (el cual llevamos esperando desde octubre de 2016 después de editar el fantástico “Coloring Book”):

Voy a hacer un disco de siete pistas con ‘Ye’. […] Debería estar trabajando en él en julio.

He estado activamente trabajando en el proyecto con Childish. Tenemos seis canciones que son una bomba. Pero creo que el álbum va a tener más de catorce temas. Creo que va a ser algo completo.

Puedes escuchar estas declaraciones sobre la marca de 12:30 en el siguiente vídeo. En otro punto de la entrevista, Chance especula que tiene acabado un 30% de toda la música que planea lanzar más pronto que tarde.

Tonight. 10PM.

A post shared by COMPLEX (@complex) on

Who’s ready for a Chance and Childish album?

A post shared by COMPLEX (@complex) on