Fotografía: Rex Features

A pesar de que Ray Davies ha desarrollado una carrera en solitario (intermitente, pero carrera al fin y al cabo) técnicamente desde 1985, la reunión de The Kinks ha estado merodeando el seno de la familia Davies –y los corazóns de los fans– desde hace algún tiempo. Así, aunque Ray debutó con “Return to Waterloo” en 1985 fue a partir de 1998 cuando realmente comenzó su andadura, dos años después de la separación de una de las formaciones británicas más icónicas, relevantes e influyentes de los sesenta. Al mencionado disco le siguieron “The Storyteller” (1998), “Other People’s Lives” (2006), “Working Man’s Café” (2007) y el más reciente “Americana” (2017) que este mismo viernes verá su continuación en forma de “Our Country – Americana Act II” este viernes 29 de junio, momento de promoción perfecto para que el mayor de los hermanos suelte el bombazo que todos esperábamos en una nueva entrevista: hay posible reunión de los Kinks veintidós años después de su separación (en 1996).

El problema es que los dos miembros restantes, mi hermano Dave y Mick, nunca se llevaron muy bien. Pero he hecho que congenien en el estudio y me entusiasmé para que tocaran más duro y con más entusiasmo. Espero recuperar esos momentos.

Material reciclado anterior a su separación, aunque por el momento Dave no lo tiene del todo claro

Por lo tanto, hablamos de una posible reunión real de Dave, Mick y Ray aunque, como podemos ver en el tuit que publicó Dave ayer mismo, él se distancia, explicando que sólo “han hablado de la posibilidad de trabajar en un nuevo álbum”, ya que Ray “tiene algunas canciones que quiere acabar”, mientras el propio Dave confiesa tener “tres o cuatro que he escrito junto a Ray”. El británico apunta que es algo de lo que llevan hablando un tiempo, pero que para nada han discutido acerca de una gira real o nada más por el momento. Supuestamente esto podría llevarles a confeccionar su primer álbum de estudio en veinticinco años (el último fue aquel “Phobia de 1993), inspirado por los Rolling Stones según Ray, a quienes elogió por su capacidad para seguir al pie del cañón tantas décadas después:

Tengo todas estas canciones que escribí para la banda cuando… separamos nuestros caminos (no es que rompiéramos) y creo que es un momento apropiado para grabarlas.

No estará tan bien organizado como los Rolling Stones. Debes elogiar a los Rolling Stones por ser geniales en publicidad y una banda genial a la hora de organizar sus carreras. Mick [Jagger] ha hecho un increíble trabajo de relaciones públicas y es inspirador verlos seguir ahí. Pero The Kinks probablemente tocarán en algún pub local.

En definitiva, si reflexionamos un poco acerca de las declaraciones de Ray por un lado y de Dave por otro no tenemos del todo claro que la reunión sea real. Han trabajado juntos en el estudio, hay material (reciclado), pero… ¿Podría tratarse simplemente de un truco promocional de Ray para llamar la atención, levemente, sobre su nuevo álbum? ¿O ruido previo a la verdadera reunión? Veremos.