El Mundial de Rusia 2018 avanza y está a punto de terminar su primera fase, momento ideal para que los madrileños Carolina Durante se hayan decidido a estrenar su particular himno futbolero para apoyar a La Roja (o todo lo contrario). De esta forma, si en lo que es su mayor hit hasta la fecha (“Cayetano”) parecían parodiar a los votantes de Ciudadanos en general, el cuarteto liderado por Diego estalla contra “la lista de pseudo-himnos de lo grotesco que cada cuatro años surgen para exaltar el espíritu nacional, sin atender al ridículo y al bochorno ajeno. Temas de usar y tirar que tienen de vida lo que tardan en eliminarnos” según explica la nota de prensa de Sonido Muchacho. Tras la supuesta canción que había hecho Sergio Ramos para apoyar a nuestra querida selección de fútbol (que ya acumula más de diez millones de reproducciones en YouTube) Carolina Durante se encendieron. ¿Su respuesta? Dos minutos de trallazo rockero en la línea de su propuesta sonora que ahora más que nunca resalta las comparaciones con Los Nikis (“El Imperio Contraataca” nació como una parodia pese a que luego ciertos colectivos quisieron enarbolar un falso orgullo patrio). Así es, también, “El Himno Titular”.

Si algo consiguen Carolina Durante es crear hits redondos, temas sencillos cargados de ironía y letras directas, que se hacen propias desde la primera escucha: aquí incluso podemos llegar a corear “Odriozola” o “Byron Moreno” con el puño en alto, como si supiéramos que uno es defensa del Real Madrid y el otro un ex arbitro ecuatoriano. O viceversa. Un anti-himno cargado de mala hostia: dos minutos tirados a la cara, a bocajarro, que se pegan al cerebro desde el primer acorde. Te guste o no el fútbol, al final acabas escuchando “El Himno Titular” una y otra vez.

Y en la otra esquina del ring tenemos a Taburete. El grupo liderado por Willy Bárcenas y Antón Carreño lanzaba a finales de abril “Belerofón”, lo que es el primer adelanto de su tercer álbum de estudio (sucesor del nada destacable y excesivamente pasado de alcohol “Dr. Charas”), y mientras esperamos novedades al respecto ellos decidieron hace un par de semanas mostrar también su apoyo a la selección con “Desde Rusia con Amor”. En la línea de lo que suelen ofrecer Taburete, “Desde Rusia con Amor” es festiva, blandita, vuelve la dichosa trompeta que bien habían escondido en la mencionada “Belerofón” y exhibe una letra llena de tópicos y clichés de la talla de “En Rusia ya hablan español / Comen jamón y luce el sol” o “El sueño ha comenzado / Todos a España / Al son de un corazón, fuego y pasión”.

Dos himnos (o anti himnos). Dos Españas. ¿Con cuál os quedáis?