Fotografía: Capitol Records

Hace un par de días celebrábamos el 76 cumpleaños de Sir Paul McCartney adentrándonos en una nueva canción inédita hasta que la interpretó en un pequeño pub de su Liverpool natal. En ese momento teníamos más o menos claro que su próximo álbum de estudio –sucesor del apañado “NEW” (2013)– se acabaría publicando este año según ha ido comentando el propio Paul, pero después de que reseteara sus redes sociales ya podíamos intuir que el anuncio era inminente. Y así ha sido: “Egypt Station”, grabado entre Los Ángeles, Londres y Sussex con Greg Kurstin (Adele, Beck, Foo Fighters, Liam Gallagher) a los mandos de la producción (excepto una canción a cargo de Ryan Tedder), se publicará el próximo 7 de septiembre a través de Capitol Records. La nota de prensa facilitada por la discográfica explica:

Fiel a la inspiración detrás de su título las catorce canciones de “Egypt Station” se combinan para transmitir un ambiente único de viaje. Entre los temas instrumentales de apertura y cierre, “Station I” y “Station II”, cada canción encuentra a Paul capturando un lugar o momento concreto antes de transportar al oyente sin problemas al siguiente destino. Las paradas en el camino incluyen una meditación acústica sobre la complacencia diaria (“Happy With You”), un himno atemporal que encajaría virtualmente en cualquier álbum de cualquier época de McCartney (“People Want Peace”) y un épico movimiento multimotivo cercano a los siete minutos de duración con una estructura de suite musical que se remonta a los días previos de Paul (“Despite Repeated Warnings”). El resultado es un viaje caleidoscópico a través de innumerables escenarios y épocas musicales, pero firmemente arraigado en el aquí y ahora, con la singular sensibilidad melódica y lírica inconfundible de Paul sirviendo de guía.

Un viaje caleidoscópico a través de innumerables escenarios y épocas musicales, pero firmemente arraigado en el aquí y ahora, con la singular sensibilidad melódica y lírica inconfundible de Paul sirviendo de guía

Junto con el anuncio del elepé McCartney ha compartido un doble single a modo de adelanto, mostrándonos dos caras bien diferenciadas. Con “I Don’t Know” (segunda pista del largo) nos situamos frente a una balada lastimera y calmada directa al corazón que arranca a piano y a la que progresivamente se va sumando el resto de la instrumentación y los arreglos.

“Considero “Egypt Station” un lugar de ensueño del que emana la música”.

En lo que respecta a “Come On To Me”, desde sus primeros compases ya sabemos que estamos ante un ejercicio más puramente rockero, atractivo, pegadizo y bien ensamblado, con buenos arreglos de viento. Sobre el enigmático título de este nuevo disco, Paul explica:

Me gustaron las palabras “Egypt Station”. Me recordaron a los álbumes ‘álbum’ que solíamos hacer… “Egypt Station” comienza en esa estación con la primera canción y luego cada canción es como una estación diferente. Entonces nos dio una idea para basar todas las canciones en eso. Lo considero un lugar de ensueño del que emana la música.