7 / 10

Guille Milkyway vuelve con una fórmula que, si bien reconocemos fácilmente dentro de la cosecha de La Casa Azul, no se arropa con el mismo manto de pop cósmico que nos presentó en los otros dos adelantos. Una cara más serena, tranquila y sólida con la que Milkyway y los suyos construyen la que podría ser la balada del disco.

Me vas a perdonar. Me entretuve algo más de la cuenta, sin querer se me fue la cabeza y no caí en lo tarde que era ya…”.

Más de un año y medio después del lanzamiento de “Podría Ser Peor” y de que se confirmara que el quinto disco propio de La Casa Azul era una realidad, resulta irónico que Guille Milkyway decida arrancar su “A T A R A X I A” con estas líneas. Una “oda a la calma total” que bien podría ser la respuesta a las crecientes expectativas por la dilatadísima publicación de “La Gran Esfera” que, ahora sí, parece que podremos saborear este mismo otoño.

Siete años después de su último disco (hay grupos que por menos ya son dados por muertos) Guille Milkyway vuelve con una fórmula que, si bien reconocemos fácilmente dentro de la cosecha de La Casa Azul, no se arropa con el mismo manto pop cósmico que nos presentó en los otros dos adelantos: “Podría Ser Peor” y “El Momento”. Su “A T A R A X I A” se acerca a los sonidos urbanos, modulaciones vocales y a ritmos más próximos a los down-beats que a los que Guille nos tiene acostumbrados. Incluso el plano lírico toma un respiro, destacando la voluntad hacia una evasión vital en los estribillos y al gusto por el equilibrio emocional, que elude un viaje antihistamínico alejado de ese “No Más Myolastan” que nos gritaba en el eterno “La Revolución Sexual”. Y es que ha pasado bastante tiempo desde aquel 2007 y Guille parece querer medir más sus pasos, tomarse tiempo y convencerse plenamente de lo que tiene entre manos. Una esfera que podría acabar haciéndose bola y que ya ha requerido tres actualizaciones “para irse poniendo al día”.

Quedan atrás esos años en los que La Casa Azul eran un grupo ficticio con ramalazos del pop más veraniego de los sesenta y setenta. Con “La Gran Esfera” Milkyway parece querer jugar con la efervescencia de su propio sonido, ya que si bien “Podría Ser Peor” se presentaba como un tema bastante clásico en su discografía “El Momento” sonaba menos polinesio y más mediterráneo. Ahora, con “A T A R A X I A” descubrimos otra cara de esta gran esfera. Una cara más serena, tranquila y sólida con la que Guille Milkyway y los suyos construyen la que podría ser la balada del disco. Sin duda alguna, ganas no nos faltan para ver este nuevo mundo que están construyendo La Casa Azul. Esperamos veros allí.