Junio resplandece y le da la bienvenida a la segunda edición del Download Festival en España, que tendrá lugar concretamente en Madrid durante los próximos días 28, 29 y 30. Su primera edición ya fue todo un éxito, logrando aglutinar grupos de la talla de System of a Down, Linkin Park o Prophets of Rage, pero sin olvidarse tampoco de otros géneros como el punk-rock o de ramas del metal un poco más underground. Ciertamente era difícil superar el cartel del pasado 2017, pero la organización ha conseguido como mínimo igualarlo, y, aunque es cierto que esta tanda de nombres al final resulta un poco más conservadora, no deja de ser admirable su capacidad para brindarnos bandas de diferentes nacionalidades, agrupaciones que ya consideramos leyendas, otras que siguen forjando su camino y algunas que acaban de nacer.

Así pues, damos paso a nuestra recopilación de algunas de las actuaciones que desde EQB consideramos imprescindibles para esta segunda edición.

Marilyn Manson

Nuestro ‘Anticristo superstar’ vuelve a Madrid para presentar su nuevo álbum de estudio “Heaven Upside Down” (2017) y aportar la dosis necesaria de bizarrismo al Download Festival Madrid. Glam, metal, industrial y goth-rock se darán la mano en una devastadora performance que podría extraerse de algún largometraje del expresionismo alemán. Tal vez Marilyn Manson ya está lejos de ofender a nadie, pero sus conciertos siguen siendo un auténtico desmadre. Y es que tras esa apariencia tan característica se esconde una de las mentes más inteligentes del metal de los últimos treinta años. Una de las propuestas más reconocidas y esperadas de esta edición.

Avenged Sevenfold

Los grandes cabezas del jueves no son nada más ni nada menos que el quinteto californiano Avenged Sevenfold, quienes parecen haber logrado acercar de nuevo el metal al mainstream poco a poco. Un grupo con una trayectoria de lo más heterogénea en cuanto al heavy metal se refiere, pasando por fases más progresivas y otras más ‘core’. Este último año se han dedicado a reinterpretar canciones de sus artistas favoritos, entre los que destacan Pink Floyd, The Beach Boys y The Rolling Stones, covers que aparecen en la edición especial de su último LP (“The Stage”). Así las cosas, parece que los californianos, liderados por M. Shadows y Synyster Gates, tienen preparado un setlist para todos los gustos; un puente para los más jóvenes que se empiezan a sumergir en estos géneros algo más duros. Dejando las comparaciones sonoras a un lado, son los Linkin Park de esta edición.

A Perfect Circle

Para despedirnos de la primera jornada del festival os proponemos un viaje nocturno por el espacio, ya que el supergrupo A Perfect Circle estará coloreando el firmamento con su reflexiva apreciación del estilo. Un momento ideal para escapar de tanta caña y para quedarnos en definitiva con un dulce sabor de boca al final del jueves. Ya sabemos que todo lo que lleva el sello de Maynard James Keenan (Tool) llega un poco tarde. Sin embargo, la espera ha merecido parcialmente la pena, y con “Eat the Elephant” –cuarto disco de la formación que ha llegado nada menos que catorce años después de aquel “eMOTIVe”– no sólo estamos ante un registro elaborado con mucha ilusión y trabajo, sino que en directo lo están defendiendo perfectamente. Aunque James Iha no hará acto de presencia debido a que está metido de lleno en la reunión de The Smashing Pumpkins os aseguramos que este será un de los shows más interesantes y diferentes de todo el festival.

Bullet for My Valentine

Una de las ofertas europeas más jugosas son los galeses Bullet for My Valentine, que harán uso de su metalcore para generar los pogos más contundentes de toda la jornada del viernes. Además, justo el 29 de junio lanzan su sexto trabajo de estudio, bautizado “Gravity”, por lo que seguramente escucharemos varias nuevas canciones en primicia, aunque no se olvidarán de sus clásicos y hits. Es cierto que sus últimos elepés no logran alcanzar el nivel de sus primeras obras, pero eso no debe enfangar la electricidad que producen sobre el escenario. Por mi parte, al estar hablando de uno de los grupos que más escuchaba durante la adolescencia es un regalo poder verlos tan cerca de casa. Cantar a pleno pulmón el estribillo de “Tears Don’t Fall” será uno de los highlights del viernes. Quizás el horario no acompañe mucho, pero es una oportunidad para ver otra de las bandas más conocidas del cartel.

Guns N’ Roses

No podemos pasar por alto lo que va a ser EL CONCIERTO. Tres horas y media para ver a unas leyendas recién reunidas con su formación original (o casi); tres horas y media para viajar a la banda sonora de nuestras vidas y a un interminable juego de luces y batalla de solos de guitarra. Este es sin duda el reclamo más grande de la segunda edición del Download Festival en España, porque por contrato, además, nadie puede tocar a la vez que ellos. De este modo, todo el público (venga de donde venga y tenga los gustos que tenga) estará presenciando la viva imagen del rock and roll. Por si fuera poco, la lista de canciones que están sonando durante esta gira es un sueño hecho realidad, con alguna versión y varias sorpresas, pero centrándose en lo mejor de su carrera y obviando –con inteligencia– los baches más hondos. Tanto para los fans de Guns N’ Roses como para los que no lo son será una noche inolvidable.

Parkway Drive

Pero la noche es joven. Y también es afilada. Hay que conservar energías para el final del viernes, ya que toca desmelenarse otra vez. Con “Reverence” recién salido del horno el pasado mes mayo nos espera una marea de breakdowns y riffs en un soporte totalmente rock de estadio. Si no hemos perdido la voz intentando entonar cada temazo que se marcarán los Guns todavía nos queda una traca final como es debido. Mucha gente estará esperando para descargar, por lo que es otro de los momentos con más ‘peligro’ de mosh pit.

The Hellacopters

Y si nos apetece algo más clásico, el quinteto sueco rematará el tercer día con su punk-rock garajero y pegadizo. Pese a que The Hellacopters apuestan por un sonido más añejo, sus apasionados directos y sus infecciosas melodías demuestran por qué siguen siendo otro de los aciertos del cartel. Aunque han variado de integrantes mil veces y se separaron en 2008 la excusa de volver para interpretar su primer disco “Supershitty to the Max!” por su vigésimo aniversario parece que se ha alargado más de la cuenta. Pero no nos vamos a quejar, ya que después de todo no vienen a Madrid desde hace diez años y estamos que nos subimos por las paredes. Seguramente el cansancio haga mella, pero esto nos viene perfectamente para ponernos de nuevo en acción (todavía quedan algunos platos fuertes).

Judas Priest

Seguimos nuestro sábado con otro clásico. Los Judas, que llevan dando guerra desde 1969, son un grupo que hay que ver sí o sí. Como segundos progenitores del heavy metal junto a Black Sabbath, es muy emocionante saber que forman parte de un cartel en el que la mayoría de bandas son descendientes de su vertiginosa música. Conocidos por sus intensos directos, por su puesta en escena y por ser quienes pusieron de moda la estética heavy metal, sabemos que aún con su edad son capaces de tirar el mundo abajo. Además, nos hace muy felices saber que el guitarrista Glenn Tipton pueda participar en la gira tras tomarse un descanso debido a su reciente diagnóstico de parkinson. Lo dicho: una ocasión que podría no volver a repetirse.

Ozzy Osbourne

El padrino del heavy metal porta con honores ser la estrella del último día. Finiquitadas sus andanzas en la gira de despedida de Black Sabbath es el momento de engrandecer su legado con otra gira, esta vez de su proyecto en solitario. Osbourne es un trabajador responsable y se ha encargado durante toda su carrera de ofrecer el mayor espectáculo posible (y cuanto más histriónico mejor). A sus sesenta y nueve años sigue siendo uno de los mejores frontman del rock clásico, y por eso su concierto-despedida del Download se convertirá casi en un acontecimiento religioso. Por eso y porque el vocalista ya ha anunciado que esta también será su última gira mundial, aunque no descarta realizar algún show esporádico. Que mejor manera de acabar este fin de semana de rock y heavy que con una de las personalidades que dio vida a sus entrañas.