Fotografía: Promo

Villaviciosa es una pequeña localidad –con alrededor de 15.000 habitantes– del midwest asturiano, tierra de manzana y sidra, pero también es el hogar de una joven agrupación que acaba de presentar el primer refrescante y adictivo adelanto homónimo de lo que será su álbum debut. Los precoces Staytons, formados por Juan Vicente Cabo Stroup (18, voz, teclados, guitarra), Venti Sariego (20, guitarra), Andrés Ribera (16, bajo), Luis Ángel Sánchez (20, trompeta) y Dani Valdés (18, batería), prometen ofrecernos un disco de rock and roll con el subrayado de la modernidad, la vanguardia y el riesgo, que además cuenta con el aval y la producción de todo un veterano como Igor Paskual (guitarrista y compositor de Loquillo), quien, según la nota de prensa, es uno de los artífices de:

Ese clasicismo que se mezcla con la experimentación, los riffs y las melodías sexualizadas y sudorosas, herencia negra de todo lo que nos gusta, sosteniendo el groove del baile, lo efímero y lo eterno cantado por Juanvi como si el destino le hubiera puesto aquí para cantar exacta y solamente eso.

Con Staytons hablamos de un amplio abanico de influencias que van desde el rock hasta el country pasando por el soul, el blues, el jazz y la música clásica.

El talento a veces sabe presentarse de forma rotunda e indiscutible, y se abre camino como la vida en el parque jurásico en el que a veces se convierte el rock and roll. Gana donde pisa. Convence. Sobre todo cuando se tienen las cosas tan claras desde un principio y uno sabe mezclar en la coctelera las múltiples influencias que la música ha puesto en tu camino con belleza y estilo. Claro que hay rock, funk, blues, punk… pero nada de eso tendría sentido sin la potencia de un pulso personal y reconocible. Algo que los artistas persiguen toda la vida y aquí se yergue desde el inicio como… como una… ¿si decimos erección te incomodamos un poco? De eso se trata.

Acaban de estrenar también el videoclip oficial de “Singularity”, dirigido por Juan Marrigota y grabado en el exterior del Palacio de Congresos de Oviedo (Santiago Calatrava). No obstante, parte de su ADN procede de bastante más lejos, concretamente de un pueblo llamado Stayton situado en el condado de Marion (Oregón), al noroeste de los Estados Unidos. Allí residen los padres del vocalista Juan Vicente Stroup y de ahí viene su nombre. Por eso cantan en inglés. Es el único dato racional de todo lo que les rodea. Lo demás es pura sensación. Casi un puñetero grito de guerra que parece decir que permanezcas en el tono, que permanezcas atento porque algo va a pasar.