She tries to remain blind / To keep you out of her mind / She is waving on the broken screen / The movie reel end’s up fading” — GANGES en “Fade (IN)”.

Hace un par de años todo esto era garage-rock y estética lo-fi. Las bandas que apostaban por producciones cochambrosas con personalidad aparecían hasta debajo de las piedras y lograron granjearse un buen volumen de fans. Pero el interés y la fijación por los detalles siempre había estado ahí, y de esta forma han aparecido con el tiempo nombres que buscan reivindicar las melodías reposadas y atmosféricas, capaces de evocar lugares lejanos y nocturnos. Ahora prima el ‘menos es más’ y jugar con la sutileza, y para muestra de ello tenemos a los madrileños GANGES.

¿La gran promesa del género en nuestro país?

Las bases de la propuesta sonora de GANGES son claras: minimalismo melódico, teclados, un delicado juego de voces y detalles atmosféricos que atrapan pero sin agobiarte. Ya sea con sus virajes al ambient o con crecidas de pop sintético en la línea de Chet Faker o Flume las canciones del trío consiguen hipnotizarte con total facilidad.

Recuerdo cuando en esta casa hablamos por primera vez de GANGES en aquella entrevista en la que aparecieron ciertos nombres que activaron algún resorte escondido en mi interior: James Blake, London Grammar y Lykke Li, entre otros. Con este abanico de influencias no podía esperar más para adentrarme en el universo del trío conformado por Teresa Gutiérrez, Jorge Aylagas y Álvaro Berceruelo. Desde luego, el resultado de esta exploración fue francamente satisfactorio. “Lost Æsthetics” fue la primera referencia del conjunto, un EP de cuatro temas con el que pudimos inspeccionar las bases de la propuesta sonora de GANGES: minimalismo melódico, teclados, un delicado juego de voces y detalles atmosféricos que atrapan pero sin agobiarte. Ya sea con sus virajes al ambient o con crecidas de pop sintético en la línea de Chet Faker o Flume las canciones del trío consiguen hipnotizarte con total facilidad. ¿Repetirán la jugada en GANGES”?

Fotografía: Juanjo Marbai

“GANGES”: reivindicando melodías ensoñadoras y nocturnas

“GANGES” consolida las bases de su sonido y sus canciones no funcionan mal de forma individual, pero no pasa de ahí. Realmente esperamos que la publicación de este su debut homónimo, su experiencia en el SXSW de Austin y la buena acogida que está teniendo su proyecto supongan alicientes suficientes para romper con todo lo establecido y ofrecer al público un álbum que les permita constituirse como la gran apuesta del género en nuestro país.

Pero no nos engañemos, pese a que tanto el cierre de Downfall” como Kill The Time sacan a relucir la naturaleza más enérgica de la banda (con un sintetizador absorbente en el primer caso y otro de carácter más disco acompañado de hi-hats algo trap en el segundo), en “GANGES” el trío se deja llevar demasiado por el carácter reposado y los desarrollos lentos, diluyendo su esencia bajo texturas delicadas y preciosistas. Cuando en su momento hablé de “Fade (IN)explicaba que dar peso a las atmósferas y a desarrollos mágicos le sentaba al grupo como un guante, pero también que echaba de menos una mayor transgresión, instantes que me dejaran sin aliento. Esperaba encontrarlos en el resto de su álbum debut, aunque la realidad es que en ocho canciones y veintiocho minutos de duración la presencia de estos momentos es bien escasa.

A pesar de que presenta buenas ideas y melodías, como cuando coquetean más directamente con el pop en esa Classic Lover Covers” con un delicioso sample vocal acompañado de sintetizadores aquí y allá, “GANGES” tiene tramos que provocan cierta indiferencia en el oyente al no encontrar ningún punto de apoyo que emerja entre esos teclados nocturnos que tanto hipnotizan. Todo parece un mar de melodías lentas que te balancean sin tener muy claro su destino. Esto nos parece indicar que las canciones de “GANGES” funcionan mejor de manera individual, y basta con mirar los adelantos del álbum: “Fade (IN)”, “Classic Lover Covers” y 400 Millas Norte. En pequeñas cápsulas es como mejor se disfruta la fórmula del trío, pero cuando se juntan todos estos desarrollos de instrumentación tímida y similar entre sí se acentúa demasiado el hecho de que encontramos explosiones que se esfuman rápidamente y dejan un sabor agridulce.

GANGES aún tienen que pulir su fórmula y encontrar ese equilibrio entre minimalismo y explosión melódica. Ya no sólo temas destacados como “Downfall” o “Kill The Time” demuestran el gran potencial que tienen, también piezas como Lluvia en Gravedad Cero” (con sus destellos sintetizados y el intenso cierre vocal) o Coral Beat” (con un ritmo clubero que pone el broche el broche de oro). Tal vez una excesiva comodidad o timidez ha impedido a GANGES salir de su zona de confort, llena de sintetizadores discretos y aireados. Realmente esperamos que la publicación de este su debut homónimo, su experiencia en el SXSW de Austin y la buena acogida que está teniendo su proyecto supongan alicientes suficientes para romper con todo lo establecido y ofrecer al público un álbum que les permita constituirse como la gran apuesta del género en nuestro país.

GANGES – GANGES

6.0

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115

GANGES apuestan en su álbum debut por los desarrollos pausados, melodías nocturnas y atmósferas de naturaleza dream-pop. Si bien hay momentos con un elevado potencial y ligeros coqueteos con el pop más sintetizado que les sientan bien, el resultado global acaba siendo una espiral de tranquilidad y desidia sin una salida clara.

Up

  • “Classic Lover Covers”, el single indiscutible de la banda.
  • El final de “Downfall” y “Kill The Time”.
  • El cuidado de la producción en canciones cargadas de detalles.

Down

  • Que no terminen de confeccionar un producto mínimamente transgresor.
  • Potencial desaprovechado en  ciertos pasajes del trabajo.
  • El ritmo del tramo intermedio.