8 / 10

Drake continúa con su racha imparable de hits moralmente correctos y se apunta al club del feminismo de sudadera con una honestidad épica y refrescante. “Nice For What” es inspiracional sin resultar nada cursi, y el guiño tanto a los noventa de Lauryn Hill como al energético bounce de Nueva Orleans la convierten en un sencillo muy difícil de desagradar o desacreditar. Por enésima vez, Drizzy season approaching.

Que no, que Drake lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a petarlo, como de costumbre. No se atisba síntoma de final alguno en su aparentemente permanente estado de gracia. Es una cosa como de ciencia ficción, entre lo admirable y lo sospechoso, la capacidad de este hombre de no perder nunca demasiado fuelle. Últimamente ha pasado por algún bajoncillo tipo “Views”, sí, de acuerdo, y lo de “More Life”, sea aquello lo que fuere… Pues bueno, pues nos echamos unas buenas fiestas a su salud, y eso nadie se lo puede negar. No obstante, descalificar lo esencial de la obra de Drake, abiertamente recriminarle el haber fabricado algo defectuoso, esconde tras de sí un innegable porcentaje de pedantería; el equilibrio cuasi perfecto que logran sus hits entre creatividad, sustancialidad y popularidad da envidia y punto. Podemos empeñarnos todo lo que queramos en desproveer por completo de mérito o talento a la composición de una canción capaz de apelar a tantas personas de tantos tipos al mismo tiempo y sin caer en algún tipo de vulgaridad; gente empeñada en desacreditar la cultura popular por el mero hecho de serlo la ha habido siempre, todos conocemos a algún profeta hijo de Dios al que los milagros de Elvis Presley o los Beatles no le impresionan en lo más mínimo, por ejemplo. Es aquello de que las guapas no pueden ser listas y viceversa como teorema universal aplicado al arte. Por suerte, “Nice For What” habla demasiado contundentemente por sí misma en contra de cualquier expresión de resentimiento posible.

Y hablando de listas y guapas, hay un desfile de unas dieciséis en el muy buen rollista y cotidianamente épico videoclip de este último single del de Toronto, y Olivia Wilde, Letitia Wright, Zoe Saldana o Syd de The Internet están entre ellas. El argumento de “Nice For What”, además, es tan acertado y relevante a los tiempos como su sample del “Ex-Factorde Lauryn Hill y su capacidad de repopularización del bounce de Nueva Orleans (género del que es capitán la leyenda viva que abre el tema, Big Freedia) vía la producción del también canadiense Murda Beatz. Drake no podría haber escogido un momento más pertinente para escribir y publicar un himno light a las dificultades de la vida femenina en la vida moderna: su repentina empatía es sin duda algo oportunista, pero el feminismo, como cualquier otra causa, puede capitalizarse con buen o mal gusto, y Drake es realmente elegante en su planteamiento.

Ya había inaugurado el 2018 con una lacrimógena God’s Planque sentaba las bases de este nuevo Drake filántropo, positivo y más para todos los públicos que nunca que parece esperarnos a partir de ahora, sumado a sus habituales apadrinamientos de promesas en proceso de escalada (recientemente un inolvidable feature en “Look Alive del joven de Memphis BlocBoy JB). Se presenta un año fértil para el rey absoluto de las listas y perder el tiempo teniendo la deferencia de justificar su trono a los incrédulos es sencillamente inútil, como el mismo Drake entiende: “You gotta be, nice for what, to these niggas?.