La compañía MGM Resorts International ha promovido un nuevo EP de seis canciones titulado “Universal Love”, en el cual diversos artistas –tanto heterosexuales como homosexuales– han transformado canciones clásicas en piezas que reivindican y apoyan el amor y el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Así, por ejemplo, St. Vincent, transforma “And Then He Kissed Me” de The Crystals en “And Then She Kissed Me”, mientras que Kesha hace lo propio con “I Need a Man to Love” de Janis Joplin (“I Need a Woman to Love”), Ben Gibbard de Death Cab for Cutie reversiona el clásico de The Beatles convirtiéndolo en “And I Love Him”, Kele Okereke (Bloc Party) versiona a The Temptations en “My Guy” y Valerie June cambia “Mad About the Boy” por “Mad About the Girl” (June ha explicado que su cover tiene un valor emocional extra al ser una canción escrita originalmente por Noël Coward y censurada en 1932 al tratarse de un autor homosexual). No obstante, tal vez la mejor sorpresa está al principio, porque es el mismísimo Bob Dylan quien se atreve con el clásico de 1929 “She’s Funny That Way” (popularizado entre otros por su reverenciado Frank Sinatra) convirtiéndolo en “He’s Funny That Way”. Tom Murphy, co-productor del EP, ha explicado:

Si nos fijamos en la historia de la música pop, las canciones de amor han venido predominantemente desde una perspectiva heterosexual. Si vemos la música como algo que une a la gente, ¿no deberían estas canciones populares estar abiertas para todos?

Puedes escuchar el EP a continuación.