Tenemos muy claro que “Expectativas”, nuestro decimoquinto mejor álbum nacional de 2017, ha supuesto un paso adelante para la carrera de Bunbury en solitario. Como ya explicamos, prescindiendo de raíz de esa faceta latina que ya había asimilado como propia el zaragozano realiza un viraje hacia un sonido desconocido en su trayectoria, que por momentos recoge aspectos de la oscuridad de los dos últimos álbumes de David Bowie para crear su “1984” particular a partir de la situación sociopolítica española, rompiendo los ejes y discursos de la canción protesta tradicional. No obstante, no todas las canciones funcionaban igual de bien dentro del registro, y uno de los puntos flojos resulta ser el nuevo single de Bunbury: “La Constante”. Aquí no acababa de funcionar ni una melodía que no acierta a emular las grandes baladas del artista como “Lady Blue” o “La Chispa Adecuada” (con la excepción de un soberbio final instrumental) ni la letra, que se refiere a algo o a alguien (¿la música?, ¿una persona?) como bálsamo para esa falta de esperanza desarrollada y relatada a lo largo de “Expectativas”. Pero otra cosa es su soberbio nuevo videoclip, dirigido por José Girl y rodado en Los Ángeles, California. En él vemos cómo a partir de una bonita metáfora entre el amor de una vampira y el propio Bunbury, ambos dan su vida por el otro y él se entrega a su amor eterno.

Bunbury encuentra en el amor verdadero un oasis, un salvavidas. La canción aporta luz, consuelo y curación: en mitad de tanta basura, de tanta gentuza, de tanta devastación, hay un refugio, un brote de felicidad, una esperanza para seguir adelante. Agradecido, el artista confiesa a viva voz un sentimiento verdadero, voluntario, en carne viva: “Hoy te elijo a ti para estar en mi vida / Te elijo cada día, consciente y libremente”. El final es sublime.

Bunbury continúa la gira por su mencionado nuevo álbum, la cual durante los próximos meses de abril y mayo pasará por México, Estados Unidos y Perú. En junio, julio y agosto Bunbury regresará a España. Puedes ver el videoclip de “La Constante” bajo estas líneas.