Fotografía: Michael Lavine

Hablar de Matador Records suele ser sinónimo de calidad. Resulta algo bastante evidente observando el roster de la discográfica estadounidense, plagado de artistas y bandas de calidad (aunque en su mayoría muy alejados de eso que llamamos mainstream). Pero es que, además, hablamos de un sello que suele elegir muy bien las propuestas sobre las que apostar de cara al futuro, y lo han demostrado recientemente con Car Seat Headrest, Julien Baker, Lucy Dacus, Iceage, Algiers… Y claro, si a esos nombres añadimos los de Kurt Vile, Pavement, Perfume Genius, Yo La Tengo, Savages, Spoon… Entendéis lo que queremos decir, ¿verdad? De este modo, el revuelo que se generó ayer con motivo del álbum debut de Snail Mail está más que justificado. La precoz artista de Baltimore –ahora afincada en Brooklyn– editará “Lush” el próximo 8 de junio después de llamar la atención del respetable hace un par de años con su primer y recomendado EP “Habit” (el cual publicó cuando tan sólo tenía dieciséis años).

“A lo largo de “Lush” la clara y poderosa voz de Lindsey Jordan, su agudo sentido del ritmo y su escritura nítida atraviesan el caos y el desorden de crecer”.

Para esta referencia Lindsey Jordan ha trabajado con sus compañeros de directo habituales (Alex Bass al bajo y Ray Brown en la batería) junto al productor Jake Aron y el ingeniero Johnny Schenke. Incluye diez nuevas composiciones entre las que recicla “Stick” del EP (seguramente sufra algún lavado de cara) e incluyendo “Pristine”, un sólido tema de indie-pop/rock guitarrero que funciona como primer single y adelanto de “Lush”, registro para el que Liz Pelly ha elaborado la siguiente nota de prensa:

Lindsey Jordan está al borde de algo enorme, y tan sólo acaba de graduarse en la escuela secundaria. Su voz sube y baja con la electricidad a lo largo de “Lush”, su álbum debut como Snail Mail, orbitando con audaz emoción y nuevos comienzos en todo momento.

A lo largo de “Lush” la clara y poderosa voz de Jordan, su agudo sentido del ritmo y su escritura nítida atraviesan el caos y el desorden de crecer: las tendencias pasajeras, las embarazosas fiestas caseras, los malestares estomacales por amor y las rupturas desgarradoras de corazón. La habilidad más magistral de Jordan es crear tensión, trabajar con un melodrama silenciado que construye y nunca se toma descansos, que se extiende sobre temas rockeros temperamentales y ganchos a fuego lento, produciendo lentas y viscerales piezas que se pegan debajo de la piel.

Tracklist “Lush”:

  1. “Intro”
  2. “Pristine”
  3. “Speaking Terms”
  4. “Heat Wave”
  5. “Stick”
  6. “Let’s Find an Out”
  7. “Golden Dream”
  8. “Full Control”
  9. “Deep Sea”
  10. “Anytime”